Enlaces de accesibilidad

Letra del Año previene un peligro de guerra


Obeyono augura peligro de guerras y previene ante un posible "descontrol en las gestiones económicas" y un "peligroso aumento de actos terroristas", dijo hoy el sacerdote Lázaro Cuesta.

Los sacerdotes de Ifá, babalawos, auguraron hoy que en 2016 se agravará la crisis migratoria mundial y habrá estallidos sociales; aunque, por otra parte, matizan, aumentará la inversión extranjera y se producirá un mayor entendimiento entre países.

Estas predicciones del Oráculo de Ifá forman parte de la primera Letra del Año que dieron a conocer en La Habana este sábado de forma unida los santeros cubanos, tras reunirse en una ceremonia efectuada el 31 de diciembre.

Los sacerdotes cubanos afirmaron que el año que entra estará regido por el signo Obeyono y recomendaron que se utilice el diálogo como "herramienta importante en la solución de los conflictos" y se establezcan "acuerdos favorables" en política migratoria, lo que a algunos religiosos afrocubanos les parece una intromisión del oficialismo en la Letra.

Por otra parte, Obeyono augura peligro de guerras y previene ante un posible "descontrol en las gestiones económicas" y un "peligroso aumento de actos terroristas", dijo hoy el sacerdote Lázaro Cuesta, uno de los miembros de la Comisión Miguel Febles y ahora vicepresidente de la Asociación Yoruba de Cuba.

Esto se debe a que en 2016 regirá Oggún, uno de los orishas guerreros, que simboliza la violencia, la virilidad, la juventud, el peligro por hierro, el fuego y las armas.

A Oggún este año lo acompaña Oshún, la reina de las aguas dulces del mundo, que personifica el amor y la fertilidad, y se sincretiza con la Virgen de la Caridad del Cobre, patrona de Cuba según la religión católica.

La Letra advirtió también que se debe prestar especial atención a la aparición de epidemias, garantizar el "saneamiento de barrios y sitios marginales" y cuidarse de enfermedades digestivas, neurológicas e intoxicaciones.

Cuesta destacó que el signo Obeyono ya rigió en 1994, 1999 y 2002, por lo que se deben tomar como "referencia" los avances y errores de estos años.

"El gandido (goloso) agranda el vientre y achica su cabeza"; "La paciencia te hace Rey"; "El dinero en el mundo lo encontramos y en el mundo lo dejamos"; y "Cuando tenemos guerra con nuestra propia cabeza, siempre salimos vencidos", fueron algunos de los refranes relacionados con el signo del año.

La Comisión Organizadora de la Letra del Año Miguel Febles Padrón se reúne en La Habana desde 1986, cada 31 de diciembre, en una ceremonia en la que los sacerdotes de Ifá buscan definir las directrices que regirán el ciclo entrante para guiar y aconsejar a la población.

La Asociación Yoruba de Cuba comenzó a publicar su Letra por separado desde hace aproximadamente una década, y se consideraba por el pueblo más afín a los intereses del régimen, hasta que el 20 de junio de 2015 miembros de la Comisión decidieron integrarse en la organización oficialista, en un polémico paso criticado por algunos santeros y babalawos.

Lázaro Cuesta, uno de los babalawos fundadores de la Comisión y ahora directivo de la Asociación Yoruba, se defendió antes de anunciar la predicción para 2016 diciendo que sólo "cumple con su deber" de contribuir "a la unidad de los santeros cubanos".

Muchos de los religiosos presentes saludaron esta iniciativa de favorecer "a la unidad en lugar de a las discrepancias de espíritu" y saludaron la decisión, entre ellos Juan Piedra, presidente de la filial de la Asociación Yoruba en California, Estados Unidos.

"He venido para ser testigo de la labor que aquí se hace, que nos sirve de estímulo para continuar", dijo a los presentes. En 1994, uno de los años en que rigió el signo Obeyono, ocurrió el levantamiento popular del 5 de agosto en La Habana, conocido como El Maleconazo, y el subsiguiente éxodo de unos 32.000 balseros hacia Estados Unidos.

Con material de agencias de prensa y artículos del tema publicados en medios cubanos independientes.

Tu opinión

Mostrar los comentarios

XS
SM
MD
LG