Enlaces de accesibilidad

¿Será Obama capaz de dar un discurso firme y claro a los cubanos?


Barack Obama.

El director de la División de las Américas de Human Rights Watch advirtió que el organismo, que vela por el respeto a los Derechos Humanos, seguirá con atención el viaje de Obama.

El presidente estadounidense Barack Obama se atrevió a deshacerse de "una reliquia de la Guerra Fría" al restablecer los nexos diplomáticos con Cuba, pero su viaje a la isla probará si su política es creíble y su compromiso con los Derechos Humanos, dijo un directivo de Human Rights Watch (HRW).

El director de la División de las Américas de HRW, José Miguel Vivanco, advirtió, durante un evento en Madrid, que el organismo que vela por el respeto a los Derechos Humanos seguirá con atención el desarrollo de la visita, prevista para la próxima semana.

"¿Será Obama capaz de dar un discurso firme claro, sencillo, que sea transmitido en vivo sin censura, en castellano a todo el pueblo cubano, donde incida en las falta de libertades y respeto de DD.HH.?", se preguntó Vivanco, en una entrevista difundida por el diario ABC.

Aunque la agenda de Obama para su estancia en la isla, del 20 al 22 de marzo es una incógnita, es oficial que el mandatario asistirá a un tope de béisbol entre un equipo cubano y la selección de Tampa Bay Rays de las Grandes Ligas.

Se espera que el mandatario cubano, Raúl Castro, también asista al juego; el primero desde que aterrizaran en la isla los Orioles de Baltimore, en 1999.

"No puede dar por la mañana un discurso comprometido y por la tarde disfrutar junto al dictador cubano de un buen partido de béisbol", opinó Vivanco.

"Eso generará confusión para los cubanos que han sufrido la represión castrista, al ver al campeón de la democracia y de los derechos humanos que habla claro y firme pero que luego termina disfrutando con el actual dictador cubano. Ojalá no se dé y se minimice ese evento porque el presidente de Estados Unidos
no va a Cuba para pasarlo bien ni estar de vacaciones", agregó.

HRW incluyó un apartado sobre Cuba en su Informe Mundial 2016 de 659 páginas, en el que examina las prácticas de Derechos Humanos en más de 90 países a lo largo de 2015.

Deja claro que la situación en materia de libertades sigue intacta, aunque reconoce que las autoridades comunistas han liberado a algunos opositores.

Tu opinión

Mostrar los comentarios

XS
SM
MD
LG