Enlaces de accesibilidad

VIDEO Trump se reúne por primera vez con Putin


El presidente estadounidense, Donald J. Trump (c), y el presidente ruso, Vladímir Putin, participan en el "retiro" de los dirigentes en el ámbito de la cumbre de líderes de estado y gobierno del G20, en Hamburgo (Alemania) hoy, 7 de julio de 2017.

Es la primera vez que se encuentran cara a cara los líderes de las dos potencias mundiales, aunque los dos han hablado por teléfono desde que Trump asumió la presidencia en enero.

El presidente Donald Trump se reunió por primera vez con el mandatario ruso Vladimir Putin el viernes, bajo la sombra de la investigación a la presunta intromisión rusa en las elecciones presidenciales de Estados Unidos el año pasado.

Los dos gobernantes se dieron la mano y lucieron amplias sonrisas en su breve encuentro informal antes de una reunión oficial, en el marco de la cumbre del Grupo de los 20 en Hamburgo, Alemania.

Mientras asesores tomaban sus asientos en torno a una amplia mesa, Trump le dio la mano a Putin y ambos sonrieron. Trump le dio una palmada amistosa en la espalda a Putin en momentos en que están los dos juntos de pie.

El video fue subido a Facebook por el gobierno alemán. Es la primera vez que se encuentran cara a cara los líderes de las dos potencias mundiales, aunque los dos han hablado por teléfono desde que Trump asumió la presidencia en enero.


Los mandatarios tienen programada una reunión más formal en pocos momentos, para hablar de crisis mundiales como la de Siria y las provocaciones de Rusia en Ucrania. La Casa Blanca programó 35 minutos para la reunión.

Antes del encuentro, Trump dijo en Twitter que ya esperaba reunirse “con líderes mundiales, incluyendo con Vladimir Putin. Mucho que discutir”.


El encuentro Trump-Putin está siendo vigilado de cerca para ver qué tan cordial será el ánimo entre los dos mandatarios. El predecesor de Trump, Barack Obama, tuvo relaciones bastante tensas con Putin, y Trump ha prometido mejorar las relaciones con Rusia. Pero en Estados Unidos reina el escepticismo hacia Rusia y se han multiplicado las sospechas de que la campaña electoral de Trump conspiró con Moscú para sesgar las elecciones del año pasado.

Cuando se tomó el retrato oficial de la cumbre del G20, Trump y Putin estaban en extremos opuestos de la tarima. Putin conversó informalmente con la canciller alemana Ángela Merkel, antes de tomar su lugar al lado del presidente turco Recep Tayyip Erdogan. Una vez tomadas las fotos, Merkel, al centro, declaró concluida la sesión.

Antes de Putin, Trump intentará manejar otra relación internacional espinosa cuando se reúna con el presidente mexicano Enrique Peña Nieto.

Peña Nieto planeaba visitar la Casa Blanca poco después de que Trump asumiera el cargo, pero canceló el viaje debido a la insistencia del presidente de Estados Unidos de que México pague por el muro que prometió construir a lo largo de la frontera para frenar la inmigración no autorizada. El presidente mexicano insiste en que México no pagará.

Trump ha prometido reforzar la seguridad fronteriza y aplicar mano dura a los trabajadores indocumentados y los cárteles de la droga.

Manifestantes y policías pelean en una manifestación en Hamburgo (Alemania).
Manifestantes y policías pelean en una manifestación en Hamburgo (Alemania).

Caos en Hamburgo

La policía de Hamburgo pidió este viernes refuerzos de otras policías de Alemania para hacer frente a las manifestaciones y a los enfrentamientos con militantes anti-G20, dijo un portavoz policial a la AFP.

La policía de Hamburgo, que ya tiene el apoyo de fuerzas de todo el país y también de Austria, hizo la petición "para aliviar" a sus efectivos, indicó el portavoz, confirmando una información del periódico Die Welt.

Cerca de 20.000 agentes están ya en la ciudad para la cumbre de dos días, con el apoyo de helicópteros, cañones de agua y drones de vigilancia.

El portavoz de la policía también revisó al alza, hasta 159, el número de policías heridos en los enfrentamientos del jueves que se alargaron durante la noche, con un total de 45 detenidos.

Las protestas se reanudaron el viernes con coches quemados y ventanas rotas, mientras pequeños grupos jugaban al gato y al ratón con la policía, que intenta evitar que se acerquen al centro de convenciones del G20.

Según la agencia de noticias DPA la esposa de Donald Trump, Melania, no pudo salir de su residencia por las manifestaciones y se perdió una visita programa de la ciudad con los conjugues de lo mandatarios.

"Hasta ahora no hemos obtenido autorización por parte de la policía para dejar la residencia", dijo la portavoz, una información confirmada a la AFP por una fuente próxima a la delegación estadounidense en el G20.

[Agencia AFP]

Tu opinión

Mostrar los comentarios

XS
SM
MD
LG