Enlaces de accesibilidad

Empeora salud del disidente chino Liu Xiaobo


El hospital de Shenyang indicó este jueves en su página de internet que la función hepática del hígado de disidente "se deterioró".

El opositor, premio Nobel de la Paz, salió de prisión el mes pasado y fue hospitalizado después de que se le diagnosticara en mayo un cáncer de hígado en fase terminal.

La angustia por el estado de salud del disidente chino y premio Nobel de la Paz Liu Xiaobo, enfermo de cáncer de hígado, aumentó este jueves después de que el hospital donde recibe tratamiento anunciara el "deterioro" de su función hepática.

Según allegados de Liu, de 61 años, este se encuentra ahora cerca de la muerte.

El disidente salió de prisión el mes pasado y fue hospitalizado después de que se le diagnosticara en mayo un cáncer de hígado en fase terminal.

Liu fue condenado en 2009 a 11 años de cárcel por "subversión" tras haber reclamado reformas democráticas en China. Le concedieron el premio Nobel de la Paz en 2010. Figura destacada del movimiento prodemocrático en China, fue uno de los autores del manifiesto llamado Carta 08, que exigía elecciones libres.

Oenegés y la familia de Liu acusaron a las autoridades de haber esperado a que se degradara su estado de salud antes de liberarlo.

Varios países occidentales presionaron a China para que permitiera a Liu recibir tratamiento en el extranjero.

Las autoridades locales se negaron, pero anunciaron el miércoles que el hospital de Shenyang, en el noreste de China, había invitado a prestigiosos oncólogos, estadounidenses y alemanes, a viajar ahí para tratar al disidente.

El hospital universitario número uno de Shenyang indicó este jueves en su página internet que la función hepática del hígado de disidente "se deterioró".
El centro también señaló que podría tener un coágulo de sangre en un músculo de la pantorrilla, y que, como consecuencia de ello, un grupo de especialistas modificó su tratamiento.

Un equipo de médicos dirigido por un prestigioso experto en el cáncer de hígado "informó a su familia de su estado de salud", agregó.

Amigos de Liu y su mujer - la poetisa Liu Xia - publicaron una carta abierta pidiendo permiso para visitarlo "a título humanitario".

"Quedamos sorprendidos y asustados hoy cuando supimos que la salud de Liu Xiaobo se deterioró", señala el texto, firmado por 44 intelectuales, escritores y activistas.

"Estamos profundamente entristecidos, y nos damos cuenta de que Liu Xiaobo no vivirá por mucho tiempo, tememos que muera pronto", prosigue la carta. "Necesitamos urgentemente poder aportar a Liu Xiaobo y a su Liu Xia la atención y los deseos de sus amigos".

Al descubrirse el trato dado a Liu Xiaobo salió a la luz la suerte que corren los disidentes y abogados en China, cuya represión se ha intensificado desde la llegada al poder del presidente chino Xi Jinping a finales de 2012.

"Todo esto indica que (Liu) parece vivir actualmente sus últimos días", dijo a la AFP Patrick Poon, investigador para Amnistía Internacional, que asegura haber hablado con amigos del premio Nobel.

El trato al disidente es "inhumano", estima Poon. Según él, Liu tiene "cada vez menos esperanza de poder recibir un mejor tratamiento médico". "El gobierno chino quiere que muera en China", concluyó.

HRW pide al G20 exigir libertad de Xiaobo

Mientras, la organización Human Rights Watch (HRW) pidió el miércoles a los líderes mundiales reunidos en la cumbre del G20, en Hamburgo, Alemania, que exijan al presidente chino, Xi Jinping, la liberación inmediata de Xioabo, y le permitan, a él y su esposa, Liu Xia, decidir libremente donde recibir tratamiento médico, si dentro o fuera del país.

"El trato brutal e inhumano de China contra Liu Xiaobo no ha cesado ni aún tras serle diagnosticada una enfermedad terminal", dijo Lotte Leicht, director de HRW para la Unión Europea.

"La cumbre del G20 es un momento crítico para que algunas de las naciones más ricas del mundo demuestren que no se quedarán de brazos cruzados mientras uno de sus pares actúa con crueldad deliberada e irrestricta", subrayó Leicht.

Según la organización de derechos humanos, la pareja había comunicado anteriormente a través de amigos cercanos su deseo de ir al extranjero para recibir tratamiento.

(Con información de AFP y Human Rights Watch)

XS
SM
MD
LG