Enlaces de accesibilidad

La plataforma republicana sobre Cuba


El precandidato presidencial republicano Donald Trump.

La plataforma del partido republicano critica duramente el acercamiento a La Habana de la Administración Obama, y se afinca en el enfoque histórico sobre la excepcionalidad de la isla comunista.

La Plataforma Republicana 2016 se afinca en las posiciones tradicionales del partido hacia el gobierno comunista de la isla y su opresión al pueblo cubano. El próximo presidente republicano, sin embargo, se ha manifestado a favor de cambiar la política hacia Cuba, siempre que se consiga un mejor acuerdo con el gobierno de la isla.

La plataforma critica duramente el acercamiento a La Habana de la Administración Obama, y se afinca en el enfoque histórico del partido sobre la excepcionalidad de la isla comunista en el continente: condena al “corrupto” y “criminal” régimen castrista, apoya a sus víctimas, defiende las condiciones establecidas por la Ley Helms Burton para un acercamiento, y respalda a Radio y TV Martí, la Ley de Ajuste Cubano y la Comisión de Asistencia a una Cuba Libre.

La plataforma reafirma así la política migratoria para los cubanos del presidente Lyndon B. Johnson; el compromiso de Ronald Reagan con ofrecer al pueblo de la isla noticias e información sin censura; la preeminencia de la ley Helms-Burton, promulgada por Bill Clinton, y la ayuda para reconstruir una Cuba libre prevista por George W. Bush, además de resaltar el importante papel de la Internet y de facilitar a los cubanos su acceso más allá de los controles del gobierno.

Plataforma Republicana 2016.
Plataforma Republicana 2016.

A continuación la traducción de los párrafos sobre Cuba de la Plataforma Republicana 2016, bajo el subtítulo La Familia de las Américas:

“Deseamos dar la bienvenida de regreso a nuestra familia hemisférica al pueblo de Cuba, después que sus corruptos gobernantes hayan sido desalojados del poder y llevados a rendir cuentas por sus crímenes contra la humanidad.

Respaldamos a las Damas de Blanco y todas las víctimas del despreciable régimen que se aferra al poder en La Habana. No lo decimos a la ligera: ellos han sido traicionados por aquellos que controlan actualmente la política exterior de EE.UU. La “apertura hacia Cuba“ de la actual Administración fue un acomodo vergonzoso a las demandas de sus tiranos. Solamente fortalecerá su dictadura militar.

Llamamos al Congreso a hacer cumplir las leyes vigentes de los EE.UU. que establecen condiciones para el levantamiento de las sanciones a la isla: legalización de los partidos políticos, prensa independiente, y elecciones libres y limpias con supervisión internacional.

Abogamos por una plataforma consagrada a las transmisiones de Radio y TV Martí y por la promoción del acceso a Internet y tecnologías de sorteo de los controles, como herramientas para fortalecer al movimiento pro-democracia cubano.

Apoyamos la labor de la Comisión para Asistencia a una Cuba Libre y sostenemos los principios de la Ley de Ajuste Cubano de 1966, reconociendo los derechos de los cubanos que huyen del comunismo.

Tu opinión

Mostrar los comentarios

XS
SM
MD
LG