Enlaces de accesibilidad

¿Qué podrían esperar los cubanos de Donald Trump en la Casa Blanca?


El candidato republicano a la presidencia estadounidense Donald Trump durante su intervención en Washington, Estados Unidos.

Práctico como todo hombre de negocios, al ya seguro candidato republicano le parece ahora bien el acercamiento con Cuba, pero confía en negociar un "mejor acuerdo" con La Habana.

Puede que tenga que ver con el foco de los medios en la Convención Republicana, pero el promedio de encuestas sobre la actual batalla por la Casa Blanca publicado el miércoles 20 de julio por el sitio realclearpolitics.com era de 43,9 % de los votos para la demócrata Hillary Clinton y 41,1 % para el “republicano” Donald Trump.

La mayoría de los sondeos dan a esta fecha como ganadora a Hillary, pero considerando que el porcentaje de votantes indecisos suele ser bastante mayor que la diferencia actual entre los dos candidatos, teóricamente Trump podría dar la sorpresa en noviembre.

¿Qué podrían esperar los cubanos de Donald Trump ─el candidato republicano, sí, pero un “outsider” de la política al uso y sus reglas cortesanas─ si llega a la Casa Blanca?

La plataforma y el candidato

Por una parte, la Plataforma Republicana 2016 al considerar a Cuba y su gobierno como el hijo renegado de la familia hemisférica, critica el acercamiento a La Habana de la administración Obama, y se afinca en el enfoque histórico del partido sobre la excepcionalidad de la isla comunista en el continente: condena al “corrupto” y “criminal” régimen castrista, apoya a sus víctimas, defiende las condiciones establecidas por la Ley Helms Burton para un acercamiento, y respalda a Radio y TV Martí, la Ley de Ajuste Cubano y la Comisión de Asistencia a una Cuba Libre.

Trump parecía compartir esos valores en 1999, cuando coqueteaba con una candidatura a la presidencia por el Partido Reformista.

En discursos ante multitudes en Miami y exiliados cubanos, Trump dejó claro que él personalmente no haría negocios con Cuba y que los EE.UU. debían mantener un embargo económico contra la isla a fin de no enriquecer al gobierno de Castro.

"Ha sido un asesino, es un criminal, y yo no creo que se deba recompensar a personas que han hecho lo que él ha hecho", dijo Trump el 15 de noviembre de 1999, tras una visita a la Biblioteca y Museo de los Veteranos de Bahía de Cochinos en la Pequeña Habana, según The Miami Herald.

En septiembre pasado, sin embargo, ya como parte de su campaña a la presidencia, suavizó esa postura: durante una entrevista publicada por el sitio web conservador The Daily Caller, que le preguntó si pensaba que "la apertura con Cuba ... es una buena política, o se opone a la apertura de Estados Unidos hacia Cuba?", Trump respondió: "Creo que está bien. Creo que está bien, pero debimos haber alcanzado un mejor acuerdo. El concepto de apertura con Cuba - 50 años es suficiente - el concepto de apertura hacia Cuba está bien. Creo que deberíamos haber logrado un trato más sólido".

Este Trump, y el de los debates de los precandidatos republicanos no parece tan seguro de que el deshielo de Obama haya constituido, como dice la Plataforma, una “traición” al pueblo cubano y un “acomodo vergonzoso” que “sólo servirá para propulsar a la dictadura militar".

El blog Capitol Hill Cubans, del abogado cubanoamericano Mauricio Claver-Carone recuerda en ese sentido las respuestas del ya seguro candidato del viejo partido sobre el tema cubano, durante el debate celebrado en Miami el pasado 15 de marzo. A continuación una transcripción en español:

DANA BASH de CNN: Sr. Trump, usted dijo que el concepto de la apertura hacia Cuba está muy bien. ¿Por qué está de acuerdo con el presidente Obama y en desacuerdo con lo que el senador (Marco) Rubio acaba de decir?

Donald Trump: Bueno, yo realmente no estoy de acuerdo con el presidente Obama. Creo que me encuentro en algún lugar en el medio (de los dos). Lo que quiero es que negociemos un acuerdo mucho mejor porque en este momento (…) como de costumbre en nuestro país, no hemos logrado un buen trato. No tenemos a las personas adecuadas negociando, tenemos a personas que no tienen ni idea..

A modo de ejemplo, oí decir recientemente que han lanzado una amenaza, que quieren compensaciones por años de abuso por parte de los Estados Unidos, y nadie habla de ello, y van a acabar firmando un acuerdo y luego vamos a ser demandados por $ 400.000 millones o un billón de dólares.

Todo eso tiene que ser acordado ahora. No queremos que nos vayan a demandar después de que se alcance el trato. Así que no estoy de acuerdo con el presidente Obama, sí me parece que algo debería hacerse. Amigos, 50 años transcurridos es tiempo suficiente. Pero tenemos que alcanzar un buen acuerdo y hay que deshacerse de todos los litigios que podrían tener lugar..

Esta fue sólo una pequeña historia, pero para mí fue una gran historia, porque me dije: “Oh, aquí vamos: negociamos un trato y luego somos demandados por una enorme cantidad de dinero para compensaciones”. Por eso, quiero hacer algo, pero hay que hacerlo de manera inteligente. Tenemos que alcanzar un buen acuerdo.

BASH: Senador Rubio, sé que quiere la palabra, pero sólo para aclarar una cosa: Sr. Trump, ¿está diciendo que si usted fuera presidente, continuaría las relaciones diplomáticas, o las revertiría?

TRUMP: Quisiera negociar un buen acuerdo, un fuerte, sólido, y buen acuedo, porque en este momento, todo está a favor de Cuba. En este momento, todo, todos los aspectos de este trato obran a favor de Cuba. De la misma manera que el acuerdo con Irán.

Todo lo que hemos hecho es dar. Damos, y damos, y damos.

BASH: Pero Sr. Trump, para dejar esto claro, hay una embajada que usted tendría que decidir si la mantendría abierta, o la cerraría ¿Qué haría?

TRUMP: Probablemente mantendría la embajada cerrada hasta el momento en que Estados Unidos alcanzara y cerrara un acuerdo realmente bueno. (APLAUSOS).

  • 16x9 Image

    Rolando Cartaya

    Rolando Cartaya (La Habana, 1952) Graduado de Periodismo, Universidad de La Habana 1976. Ha trabajado en la página cultural de Juventud Rebelde, la agencia UPI, el servicio Worldnet y como editor de las revistas “Newsweek”, “Discover” y “Motor Trend” en español. Ha traducido más de 20 libros para la editorial cristiana Thomas Nelson, Inc. Con Radio Martí desde 1989, ha sido editor, redactor, reportero, y director y guionista del programa “Sin Censores ni Censura”. Actualmente trabaja en martinoticias.com. Fue vicepresidente en la isla del Comité Cubano Pro Derechos Humanos.

Tu opinión

Mostrar los comentarios

XS
SM
MD
LG