Enlaces de accesibilidad

La pelota está liquidada en Cuba, afirma Alfonso Urquiola


Alfonso Urquiola, mánager del equipo Vegueros reforzado, que ganó la Serie del Caribe 2015.

Urquiola explicó que los peloteros no tienen incentivos y cuando llegan a sus casas se dan cuenta que sus hijos no tienen ni zapatos para ir a la escuela.

El exmánager del equipo Vegueros de Pinar del Río, Alfonso Urquiola, manifestó al periodista cubano retirado Uberto Mario (Swing Completo), en Miami, Florida, que la pelota en Cuba está "liquidada y no en Pinar del Río, en toda Cuba, sin incentivo alguno para los muchachos".

Afirmó que los peloteros "no quieren jugar por unas latas de refresco, una guagua refrigerada o un hotel con aire acondicionado, si cuando llegan a sus casas sus hijos no tienen ni zapatos para ir a la escuela".

Indicó que en la isla no existe la cacareada atención a los atletas retirados.

"La lista de expeloteros, boxeadores o ciclistas retirados que están abandonados es interminable de San Antonio a Maisí".

A raja tablas, Alfonso le dijo a Uberto lo siguiente:

"Me obligaron a retirarme porque después de tantos títulos ganados como director, yo no iba a volver a trabajar en un área especial, como un mánager defenestrado, ese gusto no se los di".

De izquierda a derecha, Bárbaro Urquiola, Uberto Mario y Alfonso Urquiola. Cortesía de Swing Completo.
De izquierda a derecha, Bárbaro Urquiola, Uberto Mario y Alfonso Urquiola. Cortesía de Swing Completo.

Lamentó que tras casi 45 años como jugador y director de equipos (después de jubilarse), le estén pagando en este momento en la isla 340 pesos cubanos (unos 14 dólares y 15 centavos).

Urquiola dijo que "desde que me desaparecieron de la pelota, ninguno de los de guayabera y lapiceros me mira, ni me saludan en las calles".

Pero manifestó que los aficionados sí lo adoran, que muchos lo visitan en su casa y eso lo hace fuerte y optimista "para seguir adelante en otros proyectos".

Urquiola visita Miami para ver a su hijo Bárbaro.

"Con la salida de Barbarito también me j------n un poco, pero los ubiqué enseguida, les respondí que (…) la familia no la separo por metas, ni por idea políticas, pues ese ha sido un daño de 56 años, donde nos obligaron a pelearnos con parientes y amigos por pensar diferente, y mira hoy queremos ser amiguitos de los yanquis otra vez después de tanto tiempo de consignas y marchas contra esta gente del Norte".

Agregó que está de paso por Miami. "Sigo a Panamá a trabajar con el béisbol de allí, donde ya he estado por 7 años en otra época y le he ganado a Cuba".

Tu opinión

Mostrar los comentarios

XS
SM
MD
LG