Enlaces de accesibilidad

Patriarca ruso se reunirá en Cuba con Fidel y Raúl Castro


Reunión de Raúl Castro con el Patriarca ruso.

Kirill se reunirá con representantes de la Iglesia Ortodoxa de la isla y con miembros de la jerarquía católica cubana y oficiará una misa en la Catedral de Nuestra Señora de Kazán.

El patriarca ortodoxo ruso Kirill se reunirá con el gobernante cubano, Raúl Castro, durante su visita oficial de cuatro días a la isla, que inicia este jueves, informó hoy la Cancillería cubana en un comunicado.

El histórico encuentro entre el patriarca Kirill y el papa Francisco se producirá el viernes 12 de febrero. Será el primero entre los líderes de las Iglesias Ortodoxa y Católica desde el cisma de 1054.

La Cancillería no especifica cuándo se reunirán el patriarca Kirill y Raúl Castro. Un portavoz de la iglesia rusa había adelantado ya que se reunirían y que también lo haría con Fidel Castro, de 89 años y retirado del poder en 2006.

Fidel y Raúl Castro no son ni católicos ni ortodoxos, sino ateos y marxistas.

El Patriarca se reunirá con representantes de la Iglesia Ortodoxa de la isla, así como con miembros de la jerarquía Católica cubana. Oficiará una misa en la Catedral de Nuestra Señora de Kazán, único templo ortodoxo ruso de la isla, donde hay unos 15.000 fieles.

Kirill ya viajó a Cuba en 2008 para la ceremonia de consagración de esa catedral, aunque en esa ocasión no era todavía patriarca, sino metropolita, el segundo en la jerarquía de la Iglesia Ortodoxa Rusa.

"Este encuentro no tiene nada que ver con la política"

Las relaciones entre ortodoxos y católicos han mejorado mucho desde la elección del papa Francisco. Pero pocos esperaban una reunión, aunque sea en territorio neutral, a la vista de las hondas tensiones entre Rusia y Occidente.

"Es un hito histórico que abrirá una nueva etapa en el diálogo entre ambas Iglesias", declaró Filaret, jefe adjunto de Relaciones Exteriores de la Iglesia Ortodoxa Rusa (IOR), en declaraciones a la prensa.

"Nada de política. Este encuentro no tiene nada que ver con la política", insistió Filaret.

No obstante, la situación internacional será uno de los principales temas en la agenda de las conversaciones, que tendrán lugar el 12 de febrero en el aeropuerto de La Habana.

La excusa ha sido la persecución de los cristianos a manos de grupos yihadistas en Oriente Medio y el norte de África, que la Iglesia rusa no ha dudado en calificar de "genocidio", ante el que ambas partes deben responder conjuntamente.

Kirill considera que el cristianismo se enfrenta a un desafío muy importante, a lo que se suman otras amenazas en la misma Europa, como el relativismo moral, los ataques a la institución familiar tradicional, las uniones homosexuales, la eutanasia y el aborto, entre otros.

Aunque sólo se trate de un primer contacto, la Iglesia Rusa espera con "optimismo" un encuentro tras el cual se emitirá una declaración conjunta que recogerá el contenido de las conversaciones entre el Papa y el Patriarca.

El Papa, que critica el capitalismo salvaje al tiempo que evita interferir en la situación política en la vecina Ucrania, causa admiración no sólo entre la curia ortodoxa sino en el régimen cubano.

La Iglesia Ortodoxa Rusa parece haber olvidado parcialmente las viejas rencillas por el "proselitismo" practicado por misioneros católicos en territorio canónico ortodoxo tras la caída de la URSS, cuando esta Iglesia estaba más debilitada.

No obstante, el acercamiento entre ambas Iglesias aún se topa con un grave problema:

La Iglesia Greco-Católica o Uniata de Ucrania. El Patriarcado ortodoxo la acusa de apropiarse de sus diócesis en el oeste ucraniano y de promover la rebeldía contra Moscú.

Juan Pablo II contribuyó al resurgimiento de esos católicos de rito oriental, que están supeditados a Roma. Propuso crear un patriarcado uniata ucraniano, motivo que impidió hace 20 años la reunión entre el Papa y el entonces patriarca ruso, Alexis II.

En cuanto a la elección de Cuba, la IOR reconoce que Kirill no quería Europa, pese a que varios países europeos se ofrecieron como sede del encuentro. "América Latina es donde el cristianismo se está desarrollando más activamente", precisó Filaret.

Aunque, tanto el Vaticano como la Iglesia Ortodoxa, han querido mantener al margen del encuentro a los dirigentes políticos, el Kremlin no dudó en saludar la histórica reunión y expresó su confianza en que "transcurra con éxito".

Además de reunirse en La Habana con el Papa, Kirill visitará Paraguay y Brasil durante esta su segunda gira latinoamericana, ya que en la primera, además de Cuba, también visitó Venezuela y Costa Rica.

Tu opinión

Mostrar los comentarios

XS
SM
MD
LG