Enlaces de accesibilidad

SICA intentará otra vez solucionar crisis migratoria en medio de presión internacional


Los países miembros se reúnen este lunes en Guatemala; cuando la presión internacional ha ido creciendo, incluyendo la exhortación del Papa a buscar una solución humanitaria.

Países miembros del Sistema de Integración Centroamericano (SICA) intentarán nuevamente este lunes, en Guatemala, solucionar la crisis migratoria que mantiene varados a miles de cubanos en Costa Rica, cuando crece la presión internacional sobre los Gobiernos que se resisten a abrir sus fronteras.

Intentos anteriores concluyeron sin éxito y hasta agravaron las tensiones entre países vecinos como Nicaragua y Costa Rica. El Gobierno tico decidió apartarse del diálogo político del SICA, alegando falta de "solidaridad" para resolver la crisis humanitaria que enfrentan hasta ahora.

El papa Francisco dio impulso al asunto el domingo, cuando instó a los países implicados a comprometerse con la angustia que viven los migrantes cubanos.

"Mi pensamiento va en estos momentos a los numerosos inmigrantes cubanos que se encuentran en dificultades en Centroamérica, muchos de ellos son víctimas del tráfico de seres humanos", dijo el Papa desde la ventana del palacio apostólico tras el rezo del Ángelus.

"Invito a los países de la región a renovar con generosidad todos los esfuerzos necesarios para encontrar una oportuna solución a este drama humanitario", agregó.

El canciller costarricense, Manuel González, ha dicho que espera que el llamado del papa Francisco a Centroamérica ayude este lunes a que Guatemala permita el paso de los isleños por su territorio.

"Está haciendo (el papa Francisco) un llamado a nosotros, pero a la vez a toda Centroamérica para que ponga su grano de arena y asuma su responsabilidad. Como lo hemos dicho desde el principio, esto es un asunto humanitario y él lo retoma en su discurso específicamente", dijo González.

"Es una muestra también de que ya el mundo le está poniendo atención a lo que está ocurriendo acá", agregó González, aludiendo a la exhortación del Papa a la región.

Crisis cubana es "un tsunami" para Costa Rica: embajador en Washington

Costa Rica, que ha otorgado cerca de 8.000 visas temporales a los migrantes cubanos y habilitado albergues durante la crisis que se ha prolongado por más de un mes, ha intentado sin éxito conmover a países como Guatemala y Belice para que abran sus fronteras en una suerte de puente humanitario que les permita seguir su camino hacia Estados Unidos.

Más de 700 cubanos permanecen en albergues a la espera de visas temporales en la frontera entre Panamá y Costa Rica, según ha informado la Cruz Roja a medios locales.

Pero tanto Guatemala como Belice y Nicaragua se han negado a permitir el paso de los cubanos y en su lugar han arremetido contra la Ley de Ajuste Cubano, que desde 1966 ofrece garantías excepcionales a los nacionales de la isla que consiguen pisar suelo estadounidense.

Guatemala incluso ha dicho que no se trata de una "crisis humanitaria" y ha pedido igual trato de parte de Estados Unidos a sus nacionales.

Pero la falta de una solución a corto plazo llevó a Costa Rica a detener el otorgamiento de visas temporales a partir del 18 de diciembre y a anunciar que deportará a Cuba a los que lleguen después de esa fecha.

Las autoridades costarricenses han dejado claro ya que la situación está sobrepasando los límites que pueden permitirse.

"Pocas personas son conscientes de lo que representa el 'nuevo éxodo cubano' en las Américas, y el creciente desafío humanitario y económico que enfrenta Costa Rica en el cuidado de estas personas, que están atrapados en nuestro país por razones que nada tienen que ver con Costa Rica", dijo el embajador de Costa Rica en Washington, Roman Macaya, en un artículo publicado este lunes en el diario The New York Times.

"Para un país más pequeño que West Virginia y una población poco menos de cinco millones, esto es un tsunami", agregó.

Medios locales han sugerido que en la reunión de este lunes, Costa Rica buscará que los cubanos sean transportados en avión a Guatemala para que, una vez allí, pasen por tierra a México, país que se ha mostrado dispuesto a permitir su paso hacia la frontera con Estados Unidos.

Sin embargo, hasta ahora, Guatemala no ha accedido.

Mientras tanto, cada vez más cubanos se están poniendo en manos de traficantes de personas, conocidos como "coyotes", para llegar a Estados Unidos. Según reportes de medios locales, algunos cubanos están pagando hasta $1.000 a coyotes para salir de manera ilegal por territorio montañoso nicaragüense hacia Honduras.

"Nos parece muy positivo que la reunión sea en Guatemala porque necesitamos específicamente de la colaboración de ellos por todas las razones que ya conocemos. La posición de los otros países de colaborar de ahí hacia arriba está clara", dijo a medios González, canciller tico.

"Necesitamos aflojar este nudo que se nos ha hecho en Guatemala y ojalá que se pueda hacer antes del cambio de gobierno (14 de enero), por una razón de aprovechar el tiempo que nos queda", agregó.

Tu opinión

Mostrar los comentarios

XS
SM
MD
LG