Enlaces de accesibilidad

Moguerini: Cuba podría ayudar a mediar en conflicto en Venezuela


La jefa de la diplomacia europea, Federica Mogherini, intercambia documentos con el canciller cubano, Bruno Rodríguez.

"Cuba puede desempeñar un papel positivo tratando de evitar desarrollos negativos y tratando de reabrir la negociación de una solución política", afirmó Mogherini al término de la primera reunión enmarcada en el Acuerdo de Diálogo Político y Cooperación (PDCA) firmado por ambas partes en diciembre de 2016 -en vigor provisionalmente desde noviembre de 2017-.

La alta representante de la UE para la política exterior, Federica Mogherini, expresó su esperanza de que “Cuba pueda desempeñar un papel para abordar la situación en Venezuela", al concluir en Bruselas una reunión con el canciller cubano, Bruno Rodríguez Parrilla.

"Personalmente, creo que Cuba podría jugar un papel positivo al tratar de evitar nuevos desarrollos negativos (en Venezuela) e intentar reabrir y negociar una solución política y de diálogo", dijo Mogherini en una conferencia de prensa conjunta con Rodríguez, tras una primera reunión formal entre la UE y Cuba para poner en marcha un acuerdo de Diálogo Político y Cooperación firmado por ambas partes en diciembre de 2016.

"Seguimos llamando a un proceso creíble con la participación de todas las fuerzas políticas, transparente, con un calendario que permita esto, lo que no parece ser el caso en este momento", lamentó Mogherini en referencia a la situación en Venezuela de cara a los comicios presidenciales que se celebrarán el próximo día 20.

Al ser preguntado sobre si Cuba estaría dispuesta a mediar en Caracas, Rodríguez Parrilla, dijo que para Cuba las elecciones "son motivo de esperanza y confianza en que los venezolanos hallen solución en los asuntos que han de resolver ellos, porque son de su estricta soberanía".

Venezuela celebrará el domingo elecciones presidenciales que la principal coalición opositora califica como una farsa destinada a legitimar la "dictadura" de Nicolás Maduro.

La UE y Caracas mantienen tensas relaciones diplomáticas.

El Grupo de Lima, que incluye a una docena de países de América, ha pedido que se suspendan los comicios, a los que considera carentes de credibilidad y legitimidad.

La UE es el primer socio comercial y de inversión de Cuba, que ha emprendido un plan de reformas para modernizar su economía centralizada de estilo soviético, con un rol más destacado que aliados tradicionales como Rusia y Venezuela.

La UE decidió desterrar todas las sanciones que había impuesto a La Habana y negoció un nuevo acuerdo de cooperación con las autoridades cuando Estados Unidos emprendió su acercamiento a Cuba en 2015 y 2016.

Este martes, la UE y Cuba firmaron en Bruselas un programa por valor de 18 millones de euros cuyo objetivo es ayudar a la isla a alcanzar su meta de obtener el 24 % de su electricidad de fuentes de energía renovable.

Mogherini explicó que ambas partes preparan también un proyecto de 21 millones de euros sobre seguridad alimentaria y agricultura sostenible, y avanzarán en los intercambios en el marco de la celebración del año europeo del Patrimonio Cultural.

Durante el encuentro se abordaron también las relaciones entre la UE y los
países de América Latina y el Caribe.

Mogherini mostró confianza en que la UE y Cuba "puedan trabajar más estrechamente en temas de interés común" y destacó que La Habana
"siempre ha desempeñado un papel muy positivo en la resolución de
conflictos y en la ayuda en procesos de transición", entre los que
subrayó su papel en los acuerdos de paz entre el Gobierno colombiano
las FARC.

Mogherini calificó la reunión con Rodríguez Parrilla como un "paso histórico y positivo" que ha permitido "mover" las relaciones entre ambas partes "a un nivel completamente distinto".

"Hoy nos reunimos para completar el cambio de página y lanzar nuestro trabajo conjunto para la implementación de este acuerdo (...) que puso fin a una anomalía: hasta ahora Cuba era uno de los pocos países del mundo sin vínculos contractuales con la UE, pese a ser el primer socio comercial de Cuba", dijo.

El acuerdo, según dijo la alta representante, "brindará ahora nuevas oportunidades para más inversión" y "más intercambio comercial" y "permitirá apoyar mejor el proceso de reforma económica y social de Cuba y contribuir a su desarrollo sostenible".

El canciller cubano, por su parte, consideró que "el estado actual de las relaciones UE-Cuba evidencia la capacidad de construir espacios para el diálogo y la cooperación en beneficio mutuo y el propósito de privilegiar los elementos que nos unen por encima de los que nos diferencian".

Rodríguez Parrilla consideró que "existen condiciones favorables para el incremento de las relaciones comerciales y de inversión" en Cuba y agradeció "la posición de la UE de rechazo a la política de bloqueo (embargo económico)" de Estados Unidos.

"El Gobierno del presidente (estadounidense) Donald Trump ha endurecido la aplicación del bloqueo, especialmente en el sector financiero y ha incrementado la agresividad de su aplicación extraterritorial contra bancos y compañías europeas", dijo Rodríguez Parrilla.

(Escrito con información de las agencia EFE y Reuters)

Tu opinión

Mostrar los comentarios

XS
SM
MD
LG