Enlaces de accesibilidad

Legislación busca eliminar barreras al comercio con Cuba, al tiempo que compensa a víctimas de confiscaciones


El legislador estadounidense Rick Crawford (c).

En una versión enmendada de su propuesta de Ley de Exportaciones Agrícolas a Cuba, el legislador Rick Crawford incluye un impuesto del 2 por ciento a las ventas destinado a compensar a los estadounidenses cuya propiedad fue incautada por el gobierno cubano.

El representante estadounidense Rick Crawford quiere eliminar las barreras al comercio con Cuba y a la vez ayudar a las víctimas del régimen comunista cubano, según un artículo publicado este domingo por Arkansas Online.

Así que su legislación, que busca abrir los mercados cubanos a la agricultura estadounidense, permitirá un gravamen del 2 por ciento a las ventas agrícolas.

El dinero que se recaude se utilizará para compensar a los estadounidenses cuya propiedad fue incautada después de la revolución castrista, afirmó el legislador.

La actual ley estadounidense impide que los agricultores estadounidenses concedan crédito a los compradores cubanos. El proyecto de ley de Crawford eliminaría esa restricción.

Los esfuerzos del pasado para cambiar la ley han fracasado después de encontrar la oposición de miembros de la delegación del Congreso de la Florida, donde residen más de 1.2 millones de personas de origen cubano.

La versión original de la HR525 o Ley de Exportaciones Agrícolas a Cuba, no incluyó la tasa de impuesto del 2 por ciento cuando se presentó en enero.

En una entrevista el viernes, Crawford dijo que planea presentar una versión enmendada de su legislación la próxima semana para reflejar el cambio. El legislador estima que la cuota del 2 por ciento generaría aproximadamente 30 millones de dólares al año inicialmente, llegando a quizás 60 millones de dólares en un plazo de cinco a siete años.

La Comisión de Liquidación de Reclamaciones Extranjeras de los Estados Unidos revisó 8.821 reclamaciones contra el Gobierno cubano, determinando que 5.913 de ellas eran válidas. El monto total adeudado era inicialmente cerca de $1.9 mil millones, según el sitio web del Departamento de Justicia de los Estados Unidos.

Con el interés, la cantidad adeudada ha subido a cerca de $8 mil millones, según un estudio de la institución de Brookings. Incluso si se aprueba la ley, la deuda no se pagará a corto plazo, reconoce Crawford.

"Se necesitará mucho tiempo para liquidar ese grupo de reclamaciones, pero es un importante paso adelante", dijo. "Según mi conocimiento nunca ha habido ningún intento de abordar este problema antes."

Crawford, que representa al principal distrito productor de arroz de la nación, quería revertir las restricciones comerciales el año pasado, pero retrocedió, con la esperanza de lograr una propuesta que pueda reunir un amplio apoyo en el Congreso.

Desde entonces, ha estado trabajando para alcanzar un compromiso que satisfaga a los floridanos, aseguró.

"Lo que estamos tratando de hacer es asegurarnos de que sus preocupaciones están siendo atendidas. Hemos hecho eso", dijo. "Esta es realmente la última pieza del rompecabezas que se pone en su lugar, y creo que, con su apoyo, tenemos una buena oportunidad para conseguirlo", agregó el legislador de Arkansas.

Crawford dijo que el representante de Estados Unidos, Carlos Curbelo, republicano por Florida, merece crédito por sugerir la cuota, y que el legislador ha indicado "su apoyo a la propuesta".

Curbelo dijo a principios de esta semana a El Nuevo Herald, de Miami, que apoya -en principio- gravar las exportaciones agrícolas a Cuba para recaudar fondos para los damnificados por el régimen comunista.

"Aunque no se ha llegado a un acuerdo definitivo, el concepto de que las víctimas de la tiranía de Castro puedan percibir algún beneficio de las transacciones entre Estados Unidos y Cuba merece ser considerado", dijo el político del sur de la Florida. "Durante la administración anterior todo fue concedido a la dictadura sin exigir nada, ahora eso tiene que cambiar".

Todo depende de política de Trump hacia Cuba

La legislación, en su estado actual, cuenta con 39 copatrocinadores. Crawford dijo que espera reunirse con funcionarios de la Casa Blanca otra vez la semana próxima para discutir la propuesta.

Los esfuerzos de Crawford llegan cuando la Casa Blanca está considerando cambios drásticos a la política hacia Cuba.

El presidente estadounidense, Donald Trump, está analizando la posibilidad de endurecer las restricciones al comercio y el comercio, dando marcha atrás a las medidas adoptadas por el presidente Barack Obama, informó el miércoles el New York Times.

Crawford predijo que Trump elaboraría una política de libre comercio "pro-América" que proteja los intereses de Estados Unidos.

"Es un individuo avanzado y no hay razón para pensar que va a volver a las políticas de embargo de la Guerra Fría", dijo el legislador.

Engage Cuba, un grupo sin fines de lucro con sede en Washington que se opone a las restricciones de comercio y viajes de décadas, publicó una declaración escrita el viernes alabando los últimos esfuerzos de Crawford.

"Esta legislación bipartidista negociada facilitará a los estadounidenses la venta de alimentos a ciudadanos cubanos privados, mientras ayudan a los estadounidenses a recibir compensación por las propiedades perdidas", dijo James Williams, presidente del grupo.

Pero John Kavulich, presidente del Consejo Comercial y Económico de Estados Unidos, dijo que la legislación de Crawford es matemáticamente errónea.

El honorario del 2 por ciento no reuniría suficiente dinero para pagar nada de los 8.000 millones de dólares de la deuda, dijo. Ni siquiera cubriría los intereses sobre la deuda, agregó.

Además, otorgaría a La Habana crédito adicional en un momento en que la economía cubana está en peligro, concluyó.

(Redactado por Armando de Armas, con información de Arkansas Online)

Tu opinión

Mostrar los comentarios

XS
SM
MD
LG