Enlaces de accesibilidad

Intereses económicos de EEUU en Cuba cabildean fuerte con Trump


Fotografía del exterior del hotel "Four Points by Sheraton" en La Habana.

Procuran que el presidente electo no escuche al lado político de su cerebro, sino al lado empresarial, y conserve la apertura de Obama hacia la isla, reporta el diario USA Today.

El diario USA Today reporta que una poderosa coalición de compañías estadounidenses se está preparando para apelar a los instintos empresariales del presidente electo Donald Trump a fin de que abandone su promesa de revertir uno de los éxitos en política exterior que el presidente Obama considera parte de su legado: la reanudación de las relaciones con Cuba.

USA Today señala que decenas de grandes empresas que han iniciado o expandido sus operaciones en Cuba bajo la política de Obama tratarán de persuadir a Trump de que no escuche al hemisferio político de su cerebro, sino al hemisferio empresarial

La lista incluye a la mayoría de las principales aerolíneas, que han iniciado vuelos comerciales regulares a Cuba; a Carnival Corp., que ya opera un crucero regular a Cuba; Starwood Hotels and Resorts, que administra tres hoteles cubanos, y Airbnb, que es utilizada por más de 8.000 cubanos para alquilar sus habitaciones a los viajeros.

T-Mobile promociona su servicio de llamadas, mensajes y data bajo el roaming internacional en Cuba.
T-Mobile promociona su servicio de llamadas, mensajes y data bajo el roaming internacional en Cuba.

También hay gigantes tecnológicos como Google y Cisco, que intentan desarrollar la infraestructura de telecomunicaciones de Cuba, gigantes de telefonía móvil que ya ofrecen servicios de roaming, y bancos que comienzan a ofertar a los viajeros servicios de tarjetas de crédito y débito estadounidenses.

"Todo el mundo está buscando un asiento en la mesa", dijo a USA Today Pedro Freyre, abogado en Miami del bufete Akerman, que representa a muchos negocios estadounidenses que operan en Cuba. "Todos los que tenemos intereses en Cuba estamos muy activos en el cabildeo, y en este momento se está buscando una audiencia con los equipos que formarán parte de la nueva administración".

Como candidato a la presidencia, Trump prometió en Miami volver a cerrar la Embajada de los Estados Unidos reabierta en 2015 en La Habana, cortar los lazos económicos establecidos en los últimos dos años y revertir las enmiendas regulatorias que facilitaron los viajes a la isla de ciudadanos estadounidenses, a menos que el gobierno de Cuba ofrezca libertades a sus propios ciudadanos.

Antes había manifestado que le parecía bien cambiar la política aplicada durante 50 años, pero que él habría conseguido un mejor acuerdo, en el que el gobierno cubano cediera algo a cambio de lo que le ofrece Estados Unidos.

El USA Today dice que "esta será la prueba definitiva para la estrategia de Obama de crear muchas oportunidades de negocios en Cuba, de modo que su sucesor tuviera que enfrentarse a todo el peso de la Cámara de Comercio de EEUU, y de una larga lista de empresas, presionando para mantener los nuevos vínculos con el gobierno comunista que controla el país".

Al mismo tiempo, agrega que también estarán hablando al oído del empresario multimillonario coaliciones políticas de larga data que se oponen a cualquier apertura con Cuba, encabezadas por un poderoso bloque de miembros cubanoamericanos del Congreso.

“Ellos han descrito la apertura de Obama como una política fallida que no ha hecho nada para moderar el control gubernamental de la economía cubana y su triste historial de derechos humanos”, concluyó USA Today.

Tu opinión

Mostrar los comentarios

XS
SM
MD
LG