Enlaces de accesibilidad

Informe señala a Cuba como único país autoritario del hemisferio


Un hombre junto a un cartel alusivo al fallecido gobernante cubano Fidel Castro, en La Habana.

Cuba, clasificada como uno de los 51 países autoritarios del mundo, ocupa el puesto 128 en la lista, junto a Vietnam, Rusia, China Corea del Norte y un nutrido grupo de países africanos y monarquías árabes, y entre otros.

Cuba es el único país autoritario del hemisferio y Uruguay el único país con democracia plena en Latinoamérica, según el Indice de Democracia que elabora cada año la Unidad de Inteligencia del grupo británico The Economist (EIU, por sus siglas en inglés).

El informe de EIU, que ofrece una visión general del estado de la democracia a nivel mundial, incluye a 167 países y está elaborado teniendo en cuenta cinco criterios de análisis: proceso electoral y pluralismo, libertades civiles, funcionamiento del Gobierno, participación política y cultura política.

Indice democracia 2016
Indice democracia 2016

Basado en un máximo de 10 puntos, el informe clasifica a los países en cuatro tipos de regímenes: "democracia plena", "democracia defectuosa", "régimen híbrido" y "régimen autoritario".

Cuba, clasificada como uno de los 51 países autoritarios del mundo, ocupa el puesto 128 en la lista, junto a Vietnam, Rusia, China, Corea del Norte y un nutrido grupo de países africanos y monarquías árabes, entre otros.

El informe otorgó a Cuba una calificación total de 3.4 sobre los 10 posibles. La calificación para cada criterio analizado fue: pluralismo y proceso electoral 1.75, funcionamiento del gobierno 4.64, participación política 3.89, cultura política 4.38 y libertades civiles 2.65.

De acuerdo con el Indice de Democracia 2016, Latinoamérica se mantiene como la región más democrática entre los países en vías de desarrollo.

Noruega encabeza la lista de libertades plenas con 9.64, mientras que Estados Unidos, con 7.98 puntos, fue catalogado dentro de los países con democracia defectuosa, en segundo lugar, detrás de Japón, y empatado en la posición 21 con Italia.

Las democracias defectuosas son aquellas que tienen elecciones libres y justas e, incluso si hay problemas (como las infracciones a la libertad de prensa), se respetan las libertades civiles básicas. Sin embargo, existen deficiencias significativas en otros aspectos de la democracia, incluidos los problemas de gobernabilidad, una cultura política subdesarrollada y bajos niveles de participación política.

En general, de las 167 naciones del informe, 19 tienen democracias plenas, 57 democracias defectuosas, 40 regímenes híbridos y 51 regímenes autoritarios.

Asimismo, el informe apunta que en la región hubo cambios en 2016 con la llegada de candidatos de centroderecha: Argentina terminó 12 años de gobierno por parte del populismo de los Kirchner; Pedro Pablo Kuczynski sustituyó en Perú al presidente de izquierda Ollanta Humala; el Congreso brasileño acusó a la expresidenta, Dilma Rousseff, del izquierdista Partido de los Trabajadores, por contravenir las normas presupuestarias, y la sustituyó en el Gobierno Michel Temer.

El retroceso de la izquierda no debe interpretarse como un cambio ideológico hacia la derecha, sino más bien como una expresión del desencanto público con los líderes de la región, señala el informe.

En el caso de Venezuela, que clasifica como un régimen híbrido, EIU señala su caída del puesto 99 al 107, principalmente por la política del presidente Nicolás Maduro ante la Asamblea Nacional y por la eliminación de sus derechos y poderes. El ejército también ha asumido un papel más prominente en el país este año, incluyendo asumir la responsabilidad de partes clave de la economía.

De acuerdo con EIU, la puntuación media de la democracia en América Latina ha disminuido y la consolidación total de la democracia en la región continúa estancada por cuestiones de eficacia política y cultural.

(Con información de The Economist Intelligence Unit)

Tu opinión

Mostrar los comentarios

XS
SM
MD
LG