Enlaces de accesibilidad

El cubano Grandal castigó: tres jonrones, seis impulsadas, de 5-5


Yasmani Grandal dispara su segundo de tres jonrones en un juego, igualando un récord para un receptor de los Dodgers.

El joven nacido en La Habana es el tercer receptor en la historia de los Dodgers en disparar tres vuelacercas en un juego, contribuyendo a la victoria 10x6 sobre sus ex compañeros de los Padres.

El cubano Yasmani Grandal (La Habana 1988) no pudo batear durante el receso de las Grandes Ligas debido a que fue operado del hombro izquierdo. Tampoco se empleó a fondo durante los entrenamientos de primavera, teniendo en cuenta consejos de otros acerca de no sobrecargar la articulación afectada. Luego trabajó con los coaches de bateo de los Dodgers para recuperar su swing y su tacto.

Una buena estrategia cuyos resultados fueron evidentes la noche del viernes, cuando Grandal pegó tres de los cinco jonrones de su equipo e impulsó seis carreras para que Los Ángeles derrotara 10x6 a los Padres de San Diego.

Inició el castigo contra el equipo que lo canjeó a los Dodgers en el mismo primer episodio, conectando de cuatro esquinas sobre los lanzamientos del abridor Andrew Cashner, con un corredor en el camino.

Volvió a enfrentarse a Cashner en la tercera entrada y le sacó la pelota del campo con dos corredores por delante, sin outs en el episodio.

En la séptima entrada superó los lanzamientos del relevo dominicano José Domínguez, sin compañeros en las almohadillas.

"Parece que hoy era mi día", dijo, citado por Associated Press el joven nacido en La Habana en 1988 y que llegó a EE.UU. cuando tenía 10 años. "He estado pegándole duro a la pelota, pero no se ha reflejado en mis números. Sin embargo seguí haciendo lo que estaba haciendo y traté de hacer algunos ajustes aquí y allá".

Grandal se convirtió en el tercer cátcher de los Dodgers en batear tres vuelacercas en un juego, después de Roy Campanella (1950) y Mike Piazza (1996). “Es algo que siempre va a recordar”, dijo Dave Roberts, el mánager de Los Ángeles.

Además, el receptor de los Dodgers pegó hit en sus cinco oportunidades con el madero y anotó tres carreras, imponiendo marca personal en ese apartado.

Grandal había bateado para promedio de .182 con dos jonrones en 18 partidos anteriores contra los Padres, que lo cambiaron a los Dodgers por el jardinero Matt Kemp, quien se fue de 5-0.

Tu opinión

Mostrar los comentarios

XS
SM
MD
LG