Enlaces de accesibilidad

Google: Embargo impide usar tecnología que protegería a sitios opositores en Cuba


Logotipo de Google.

Aunque Google Chrome, Google Play, Google Analytics y Google Toolbar, ya están disponibles en Cuba, la empresa cibernética bloquea otros servicios como Gmail para negocios privados o estatales y Project Shield, una herramienta que permite proteger de ataques cibernéticos a sitios noticiosos y sobre derechos humanos.

El gigante multinacional cibernético Google,asegura que firmó un acuerdo con ETECSA el pasado año, que compromete al monopolio estatal de telecomunicaciones, a no censurar sus servidores en Cuba.

El diario de Miami, El Nuevo Herald, citó el jueves a una fuente “familiarizada con los esfuerzos de Google en Cuba”, la cual aseguró que ETECSA se comprometió en una de las cláusulas del acuerdo a “no censurar, vigilar ni interferir con el contenido almacenado como caché en esos servidores”.

Brett Perlmutter, el ejecutivo de Google al frente de las negociaciones con Cuba, viajó en varias oportunidades a La Habana en el 2016 para negociar con el reticente gobierno cubano la aceptación de la claúsula sobre libertad de información, agregó la fuente citada por el diario miamense.

El servicio comenzó a funcionar a fines de abril y el acuerdo se firmó en La Habana en diciembre del año pasado.

Google Global Caché permite almacenar determinados contenidos de Google como Gmail y YouTube en servidores locales, en este caso de ETECSA.

“Es muy posible que este contenido esté encriptado, lo que le haría aún más difícil al gobierno cubano intentar hackearlo”, aseguró el reportaje de El Nuevo Herald, firmado por la periodista Nora Gámez Torres.

Aunque Google Chrome, Google Play, Google Analytics y Google Toolbar, ya están disponibles en Cuba, la empresa cibernética bloquea otros servicios como Gmail para negocios privados o estatales y Project Shield, una herramienta que permite proteger de ataques cibernéticos a sitios noticiosos y sobre derechos humanos.

El tema salió a la luz recientemente, cuando la opositora cubana Rosa María Payá descubrió a fines de julio que el sitio de Cuba Decide, una iniciativa que busca la realización de un plebiscito en la isla, estaba bloqueado en Cuba y, aparentemente, no por el gobierno de la isla sino por emplear Project Shield.

“Yo sé que el gobierno bloquea muchos sitios, pero en esa ocasión salió una página de error de Google”, comentó Payá.

Una columnista del Wall Street Journal acusó entonces a la compañía de colaborar con el gobierno cubano y mostrarse “totalmente desinteresada en la lucha cubana por la libertad de expresión”, recordó el diario.

La compañía envió un comunicado a el Nuevo Herald en el que señala que “de acuerdo con la ley de los Estados Unidos, algunos servicios no están disponibles en ciertos países, incluyendo Cuba”.

Según la vocera de Google, Andrea Faville, Project Shield utiliza la tecnología de App Engine [una plataforma para crear y almacenar aplicaciones web en la nube], que no está disponible en Cuba. “Project Shield no está disponible en países bajo embargo”, añadió.

(Escrito por Pablo Alfonso, con información de El Nuevo Herald y redes sociales)


Tu opinión

Mostrar los comentarios

XS
SM
MD
LG