Enlaces de accesibilidad

Filtro político condiciona acceso de informáticos cubanos a negocios


Estudiantes de la Universidad de Ciencias Informáticas (UCI).

La recién creada Unión de Informáticos Cubanos (UIC) ofrece prometedores proyectos para sus miembros, que deben estar unidos "al proyecto social y el modelo económico impulsado por la Revolución Cubana".

El Ministerio de Comunicaciones (Mincom) de Cuba ha convocado en su portal digital a los informáticos cubanos graduados de carreras afines a integrarse en la Unión de Informáticos de Cuba (UIC), amparada en el artículo 7 de la Constitución de la República de Cuba y basada en "la más firme unidad de todos sus miembros en torno al proyecto social y el modelo económico impulsado por la Revolución Cubana".

La convocatoria explica que aunque su integración es voluntaria los futuros afiliados deberán pasar por un proceso de selección. Los objetivos, aclara, son "contribuir, desde su proyección profesional al desarrollo económico, social, cultural del país y a elevar el bienestar de los ciudadanos".

El Comité organizador de la futura UIC detalla que trabajarán en "la identificación de oportunidades de impacto para el desarrollo económico del país y la exportación de bienes y servicios", adjuntan dos documentos, desglosados en pasos para la inscripción y modelo de planilla de solicitud de ingreso a la UIC.

Entre los datos a entregar, los aspirantes deben ofrecer información sobre su pertenencia a organizaciones políticas en el país, tales como Partido Comunista de Cuba (PCC), Unión de Jóvenes Comunistas (UJC), Comité de Defensa de la Revolución (CDR), Federación de Mujeres Cubanas (FMC) y Central de Trabajadores de Cuba (CTC).

Las nuevas regulaciones aprobadas por la Administración Obama permiten que cuentapropistas cubanos puedan vender sus productos a Estados Unidos, con algunas limitaciones, pero es un filón que antes no tenían.

Recientemente The New York Times reseñó la posibilidad abierta a los emprendedores cubanos del campo de la informática, entre los que sobresalen los diseñadores gráficos y los creadores de aplicaciones que oxigenarían bastante el apagado mundo digital de los negocios en la isla.

Aun así, los costos del internet público en la isla son elevadísimos con respecto al salario medio de los cubanos. Una hora de conexión en un hotel o punto de venta de la estatal ETECSA cuesta 4.50 CUC la hora y la conexión vía Wi-Fi sufrió un bajón de precio significativo, a razón de 2.00 CUC la hora, aunque sigue siendo incosteable para el común de los nacionales.

El plazo de inscripción para integrar las filas de la nueva UIC comenzó en mayo pasado y concluye el 15 de julio.

XS
SM
MD
LG