Enlaces de accesibilidad

Fallece en La Habana arquitecto veneciano que diseñó Escuelas de Arte cubanas


Instalaciones de la Escuela Nacional de Arte de Cuba.

La Habana- El reconocido arquitecto italiano Roberto Gottardi Folín (1927-2017), el primer extranjero en recibir en Cuba el Premio Vida y Obra de Arquitectura en 2016, falleció en La Habana a los 90 años de edad, informaron medios de la isla.

Gottardi es coautor junto a su colega italiano, Vittorio Garatti y el cubano Ricardo Porro, del diseño de las Escuelas de Artes de La Habana, un proyecto que contó con el impulso del líder cubano Fidel Castro y Ernesto Che Guevara en los primeros años tras el triunfo de la revolución de la isla (1960-1963).

El emblemático conjunto de arquitectura de geometría orgánica fue construido sobre un antiguo campo de golf en el oeste de la capital cubana, y en sus obras se usaron propuestas conceptuales como las bóvedas tabicadas de tradición catalana y el ladrillo como alternativas al hormigón y al acero.

Gottardi fue uno de los primeros arquitectos contemporáneos en llevar a cabo la integración por contraste en la remodelación de edificios antiguos, lo que ha resultado de gran importancia para el diseño contemporáneo cubano, señala un comunicado de la Unión Nacional de Arquitectos e Ingenieros de la Construcción de Cuba, divulgado por la estatal Agencia Cubana de Noticias.

Asimismo, destaca que la integración de manifestaciones artísticas en el trabajo de Gottardi dio lugar al nacimiento de obras de "gran singularidad", que enriquecieron el diseño y el nivel cultural de los profesionales de esa especialidad para la creación de verdaderas obras de arte, significativas para su contexto.

La Unión de Arquitectos de la isla resalta también la labor de Gottardi como formador de profesionales e investigador, ya que el arquitecto italiano fue profesor en la Facultad de Arquitectura de la Universidad de La Habana en los años ochenta y noventa del siglo pasado.

Gottardi, nació en Venecia, obtuvo su título de arquitecto en 1952 en el Instituto Superior de Arquitectura de esa ciudad italiana, y después trabajó en Milán con la firma Belgiaiso, Peressutti & Rogers (BPR) y en diciembre de 1960 llegó a Cuba invitado por Ricardo Porro, donde residió y trabajó por más de medio siglo.

En 2012, el gobierno de Italia le entregó el premio "Vittorio de Sicca" en la categoría de "Arquitectura", galardón que también compartió con Garatti y Porro.

[Agencia EFE]

Recomendamos

XS
SM
MD
LG