Enlaces de accesibilidad

Escritora de 'best sellers' recomienda autopublicación para ser independientes


Blanca Miosi, escritora y autora de varios libros que son éxitos de venta en Amazon. Foto cortesía de la autora.

Se trata de la escritora peruana Blanca Miosi, autora de novelas que son un éxito de ventas en Amazon. Se decidió a publicar de manera independiente y sobre esto habló a los jóvenes escritores cubanos.

Se llama Blanca Miosi, es peruana descendencia japonesa, vive en Venezuela y empezó a escribir por una petición de un ser querido. Miosi es hoy la escritora en español que más libros vende a través de Amazon.

Su novela La Búsqueda es la historia de Waldek Grodek –contada palmo a palmo por su esposo-, un niño católico que sobrevivió los campos de concentración nazis.

Este hecho la hizo arrancar en una carrera que la ha llevado a ferias del libro, eventos sociales y a interactuar con sus lectores como nunca pensó.

Blanca Miosi decidió el camino difícil de la autopublicación, promoverse ella misma en redes sociales como Twitter y Facebook y hoy tienes miles de seguidores y lectores. Sobre esta ventaja de la independencia aconsejó a los jóvenes escritores cubanos “porque publicar a través de editoriales del estado conlleva un compromiso que impide escribir de lo que se quiera”.

Ha pasado un año desde el fallecimiento de Waldek, personaje central de La Búsqueda, y la autora de más de una decena de títulos que son éxitos de venta en Internet respondió a Martí Noticias en medio del resumen que ha hecho de su labor en 2015.

“…lo mejor que me ocurrió durante el 2015 fue la invitación que recibí de parte de Amazon para representar a los escritores independientes de América Latina en el evento Amazon Academy, llevado a cabo el día 24 de octubre del 2015 en el COAM, Madrid, España".

"(…) Tuve la oportunidad de dirigir unas palabras en el evento. Fui nombrada por esta importante empresa como la escritora independiente que más libros vende en español en Amazon, una posición que me honra y de la que yo no tenía idea”, resumió.

Si les dijera a los lectores: “Les presento a Blanca Miosi”, ¿Qué debería escribir?

Que soy una mujer que jamás pensó en ser escritora. Nunca tuve esa inquietud como tantos escritores que sueñan desde niños con serlo.

¿Has encontrado alguna relación entre tu ascendencia japonesa, el origen polaco de tu esposo Henry Waldek, tu nacimiento en Perú y este salto que has dado a las autopistas de la información que es la Internet?

En absoluto. No creo que exista relación alguna. Tengo ascendencia japonesa como muchos en Perú. Waldek llegó a Lima cuando yo tenía pocos años de vida, venía huyendo de las guerras y de la dictadura soviética. Utilizo Internet como un medio para promocionar mi obra, tal como lo hacen millones de personas con cualquier otro objetivo.

Novela 'La búsqueda'', de la escritora Blanca Miosi (Portada).
Novela 'La búsqueda'', de la escritora Blanca Miosi (Portada).

No eras una escritora profesional y has contado que tu novela La Búsqueda partió de la encomienda de tu esposo porque contaras su historia. ¿Qué herramientas usaste para hacerla una historia peculiar entre miles de historias de prisioneros de los campos nazis que aun hoy se desconocen?

La diferencia que existe entre la historia de Waldek y las miles de historias relacionadas con el mismo tema es que él no era judío. Era católico, y probablemente por eso tenía una visión diferente de lo que sucedió en aquellos años. Por otro lado, él quiso relatar su historia sin tomar partido por ningún bando, sin demonizar a unos ni victimizar a otros.

Algunos escritores expresan reticencia a la autopublicación y el mercado virtual en Amazon. ¿Tienes algunos consejos o maneras para animar a los jóvenes escritores cubanos que aún dependen de las editoriales del estado?

Autopublicar en Amazon no significa necesariamente ingresar al mercado virtual. En esa plataforma se puede publicar en papel, en digital y también a través de audiolibros. Si desean publicar solo en papel también lo pueden hacer. Yo publico también a través de editoriales, de hecho, empecé publicando por editoriales y después autopubliqué, es la mejor manera de dar a conocer mi obra en todo el mundo, pues las editoriales muchas veces solo se limitan a un país.

Muchos autores fueron descubiertos por editoriales después de haber publicado con éxito en Amazon, es el lugar de referencia de las editoriales, son ellas las que nos buscan.

Creo que los que no se deciden a autopublicar todavía consideran que es un estigma hacerlo y están equivocados. Es una manera valiente de enfrentar al mundo con un libro del que serán los lectores quienes ejercerán como jueces y también de ejercer su libertad como autores, porque publicar a través de editoriales del estado conlleva un compromiso que impide escribir de lo que se quiera.

Una de tus novelas, El Rastreador, lleva el diseño de portada del cubano Ernesto Valdes. ¿Cómo se conectaron y cómo es tu interacción con los diseñadores e ilustradores para ‘vender’ mejor la imagen de tus obras?

Ernesto Valdes ha diseñado las portadas de varias de mis novelas. Lo conocí en Facebook, cuando él se daba a conocer haciendo promociones gratuitas para los autores. Es un artista con mucha sensibilidad, da gusto trabajar con él. Algunas de las portadas las he diseñado yo, es mucho lo que un escritor puede hacer actualmente por su cuenta. No tengo interacción con otros ilustradores, excepto algunos amigos que al principio me hicieron gratis algunas portadas.

En tus novelas los personajes aparecen acorralados por los golpes que les depara su existencia, pero siempre se empinan por encima de esos obstáculos. ¿Cuánto hay de BM en cada historia?

Procuro no dejar experiencias personales en mis libros. He publicado doce novelas y cada una es diferente de la anterior. Creo que una buena historia debe tener un buen personaje que cale en el lector y que se enfrente a los problemas. Los autores debemos hacer uso de la imaginación y, si la novela lo amerita, de una buena documentación para obtener credibilidad. Sé que hay algunos que solo escriben basándose en experiencias personales, pero no es mi caso.

Tus lectores afloran siempre en tus artículos y entrevistas que concedes. Al parecer forman parte de esa estrategia de ir más allá de una escritora de best sellers… ¿Fidelidad o marketing?

Para un autor es importante tener lectores fieles, porque quiere decir que lo que escribes gusta. No es malo que los libros se conviertan en best sellers, que al fin y al cabo solo quiere decir “más vendido”.

No podría decir si el éxito de mis novelas es producto del marketing porque no tengo poder para obrar como inductora de ventas como sí lo tiene Amazon, por ejemplo, concampañas que ayudan a los autores KDP (Kindle Direct Publishing).

La primera vez que un libro mío fue best seller fui la última en enterarme, de manera que no fue consecuencia de alguna campaña de marketing. Pero no puedo negar que hoy en día utilizo Facebook y Twitter para promocionar mis libros y lo hago de manera regular y metódica, tratando eso sí de no pedir que compren mis libros, sino de informar de su existencia. No recomiendo mis libros, quienes lo hacen son los lectores.

Obras de Blanca Miosi:

La búsqueda
El legado
El manuscrito I - El secreto
Dimitri Galunov
El piso de la calle Ryden y otros cuentos de misterio
La última portada
El cóndor de la pluma dorada
Amanda
El manuscrito II - El coleccionista

Siga a Luis Felipe Rojas en @alambradas

  • 16x9 Image

    Luis Felipe Rojas

    Luis Felipe Rojas Rosabal, 1971. Narrador, poeta y realizador audiovisual. Tiene publicados -entre otros- los poemarios Para dar de comer al perro de pelea (2013) y Máquina para borrar humanidades (2015). Conduce el programa Contacto Cuba, de Radio Martí. Periodista dedicado al tema de los Derechos Humanos, ha recibido seminarios de la Universidad Internacional de la Florida (FIU) y la Sociedad Interamericana de Prensa (SIP). Lector voraz, amante del running, las artes plásticas y la música alternativa. Es autor del blog Cruzar las alambradas . Siga a Luis Felipe Rojas en @alambradas.

XS
SM
MD
LG