Enlaces de accesibilidad

El diseñador Ernesto Valdes quiere ayudar a escritores en Cuba


Ha diseñado las portadas de varios "best sellers". Trabaja su empresa de maquetación y diseño editorial desde Dominicana, pero quiere ayudar a salir adelante a creadores cubanos como él.

El cubano Ernesto Valdes es un diseñador gráfico que aprendió a saltar de un formato a otro en busca de su realización personal y ha terminado ayudando a los autores indie, aquellos que optaron por esquivar la férrea cerrazón de las editoriales tradicionales y se echaron a la mar del mercado del libro.

Su apellido Valdes no lleva tilde por culpa de un funcionario en la Oficina de Inscripción de nacimiento en Pinar del Río, Cuba, pero luego a él le gustó llevarlo así.

Valdes, radicado hace un tiempo en República Dominicana, es el autor de las portadas de los best sellers El rastreador, de Blanca Miosi; La novelista fingida, del español Rafael R. Costa y Minibiografías ilegales sobre pintores malditos, de Heberto Camero Contín. Ha diseñado y maquetado, además, los libros de poetas y narradores cubanos que viven en Miami, en colaboración ya habitual con la editorial Eriginal Books, dirigida por Marlene Monleón.

Martí Noticias entrevistó a Ernesto Valdes sobre sus proyectos y la manera en la que los autores independientes se le acercan. Entre otros temas, habló sobre cuáles son las premisas para publicar un libro y cómo quiere ayudar a los cubanos dentro de la isla a que salgan al mundo libre editorial.

Siempre hay un comienzo. Un chico inquieto…

Debo reconocer que desde pequeño me la pasaba "en la nubes", queriendo convertir mis sueños, mis ideas en realidad, siempre muy observador y creativo: desarmaba todo lo que encontraba para ver su interior, para mí era importante saber cómo funcionaban las cosas. Mi madre me inscribía en cuanto curso veía, de pintura, dibujo artístico y las artes plásticas en general, dibujo técnico, hasta incursioné en Teatro. Siempre en actividades que enriquecieran mi creatividad. Una de mis especialidades es la animación, con eso empecé en República Dominicana creando spots publicitarios para diferentes compañías, diseño empresarial, identidad corporativa, etc.

ENZOft diseño y animación, servicios que presta Ernesto Valdes.
ENZOft diseño y animación, servicios que presta Ernesto Valdes.

¿Cómo entras al mundo de la maquetación de libros?

La primera portada que hice fue SANCTASANCTÓRUM (Eriginal Books, 2012) del poeta Jesús Alberto "Tinito" Díaz Hernández –quien es mi amigo desde Cuba. En la actualidad mi firma de diseño ENZOft diseño y animación ofrece los servicios de diseño de portadas, maquetación digital (en formato epub 3.0, para Kindle), maquetación para impresión en papel, ilustraciones, books trailers y todo tipo de soporte para promoción en físico y en redes sociales, entrego así un paquete de diseño editorial profesional completo y competitivo, con más de 200 portadas para libros diseñadas y publicadas ya.

Relátame el camino desde que recibes el texto hasta que entregas las que serán las propuestas finales.

Siempre pido que me envíen el texto final, o sea una vez que haya sido revisado y editado. Si haces la diagramación del libro con un manuscrito al que luego el autor tiene que hacer grandes cambios –transformar párrafos, eliminar oraciones, cambiar el orden de escenas– requiere un trabajo doble y muchas veces debo empezar de cero.

Una vez que hemos definido los aspectos técnicos –tamaño del libro, tipo de papel, etc.– entrego una diagramación para que el autor revise el libro. Es lo que se llamaba antes "prueba de galeras" que ahora se hace de manera digital. Cuando recibo de vuelta el documento rectifico lo señalado y entrego los archivos finales. Luego el autor pide el proof copy, el libro impreso, físico, y si todavía encuentra algún gazapo lo vuelvo a cambiar. Es un proceso largo pero me gusta la excelencia en mi trabajo.

En cuanto al diseño de portadas parto de dos o tres propuestas entre las que el autor selecciona una. Entonces, voy afinando los detalles según su preferencia: cambios en el tipo o tamaño de la letra, colores de alguna imagen o posición de algún elemento. Es un trabajo personalizado en el que doy consejos, pero el autor tiene siempre la última palabra de cómo quiere su libro.

Trabajas a distancia, ¿cuál es el reto de 'adivinar' lo que quiere un autor? ¿Qué experiencias has tenido en esto?

Es muy buena pregunta. Creo que "adivinar" lo que tiene un autor en la cabeza es lo más difícil de este trabajo porque en ocasiones tiene en la mente algo, pero no sabe explicarlo y cuando ve lo que hice siguiendo sus instrucciones al pie de la letra, opina que no es tan buena idea él como pensaba.

Cuando un autor publica con editorial por lo general no tiene ni voz ni voto en el diseño de la portada, muchas veces es el departamento de mercado el que define cómo debe ser la cubierta de un libro, ni siquiera son los diseñadores. Ahora no es así. El autor puede tomar decisiones.

¡Cada autor es diferente! Muchos no saben lo que quieren y otros vienen con ideas preestablecidas. Cuando pienso que lo que quiere el autor no es muy buena idea trato de ofrecerle una alternativa, pero la decisión está en sus manos. Hay autores que oyen recomendaciones y otros no.

La publicación independiente, la cultura indie supone un riesgo, un piscinazo, pero hay quienes han logrado hacerse de un hueco en el duro mundo de captar la atención de los lectores. Háblanos de autores que han logrado salir adelante, de los que has trabajado, por supuesto.

Hay autores que tienen más éxito de venta que otros. No sé si es que son muy activos en las redes o que sus obras son más comerciales, talvez sea una combinación de ambos factores. Puedo mencionar, por ejemplo, la novela El rastreador, de Blanca Miosi, que hace semanas está en la lista de best sellers de Amazon; o La novelista fingida, del español Rafael R. Costa, que quedó finalista del Concurso Indie 2015. También la portada de Minibiografías ilegales sobre pintores malditos, de Heberto Camero Contín, que fue el libro más vendido en el stand de Eriginal Books en la Feria Internacional del Libro de Miami.

A veces diseño portadas para libros que ya están publicados en Amazon pero que no venden mucho y luego que se publica la nueva portada que diseñé aumentan las ventas. Eso pasó, por ejemplo, con la novela histórica Mi amor por un reino en Córdoba, del escritor José Luis Palma; la novela Chat, de Moisés Morán Vega, entre otras.

Has emprendido este camino independiente en un momento en el que las redes sociales ayudan mucho. ¿Te contactan en verdad por medio de tus cuentas en Facebook, Pinterest y otros?

Si para un autor es fundamental moverse en las redes para promover sus libros, para un diseñador también. Me muevo más en Facebook que en Twitter. En Facebook participo en varios grupos sobre libros y escritores, y así estoy al día en lo que está pasando y también algo ayudo divulgando los libros en los que he trabajado. Lo bueno es que son los autores satisfechos con mi trabajo los que me recomiendan a otros autores.

¿Hay un filing más allá del texto enviado o buscas el recorrido del autor, las huellas que va dejando esa persona? ¿Cómo armas ese producto final? ¿Intuición, te guías por 'el manual', la disciplina…?

Las portadas más difíciles son las de poesía porque requieren una abstracción o un simbolismo de lo que trata el libro. A veces tengo que pensar varios días en una idea. Con las novelas es más fácil, si te dan una buena sinopsis. Pero a veces con un resumen no es bastante. Tienes que saber el tono: ¿es dramático, humorístico, agresivo?

Por otro lado en las tiendas online una buena portada es fundamental para llamar la atención. Tiene que verse bien en el tamaño de un sello de correos. Me gusta mucho el trabajo creativo del diseño de portadas. Trabajas en todo momento, cuando estás manejando o tomando una ducha hasta que, ¡Eureka, encontraste la idea adecuada! Siempre siento cada obra con la que trabajo con cierto grado de pertenencia. Es por eso que siempre hago algo extra: un banner para Facebook, un anuncio o un breve booktrailer.

¿Existen recomendaciones de los diseñadores para los autores? ¿Qué enviar: una sinopsis, el texto íntegro, ideas afines…?

Toda información que aporte el autor es valiosa. Cuando hago la maquetación y la portada me familiarizo más con el libro; si solo tengo que hacer la portada, una buena sinopsis es fundamental. También pido que me envíen algunas portadas que sean de sus preferencias y otras que no les hayan gustado.

¿Cómo te ofrecerías a los lectores de Martí Noticias en Cuba y el resto del mundo para que lleguen a tus servicios? ¿Cómo lo haces siempre?

Estoy terminando un website. Me gustaría llegar a los escritores cubanos que están en la isla y poder ayudarlos, que puedan publicar sus libros. Por el momento pueden localizarme por Facebook o contactarme vía correo electrónico a pinalito@hotmail.com, también pueden ver una muestra de mi obra en Pinterest: http://pinterest.com/ernestovaldes/portadas-para-libros/.

  • 16x9 Image

    Luis Felipe Rojas

    Luis Felipe Rojas Rosabal, 1971. Narrador, poeta y realizador audiovisual. Tiene publicados -entre otros- los poemarios Para dar de comer al perro de pelea (2013) y Máquina para borrar humanidades (2015). Conduce el programa Contacto Cuba, de Radio Martí. Periodista dedicado al tema de los Derechos Humanos, ha recibido seminarios de la Universidad Internacional de la Florida (FIU) y la Sociedad Interamericana de Prensa (SIP). Lector voraz, amante del running, las artes plásticas y la música alternativa. Es autor del blog Cruzar las alambradas . Siga a Luis Felipe Rojas en @alambradas.

Tu opinión

Mostrar los comentarios

XS
SM
MD
LG