Enlaces de accesibilidad

Ensalada Deportiva


Roger Federer (d) saluda a Frances Tiafoe (i) tras concluir el encuentro que disputaron en el Abierto de Estados Unidos 2017.

El suizo Roger Federer, tercer cabeza de serie, admitió que su debut en el Abierto de Estados Unidos 2017 no fue el más brillante, al necesitar cinco sets antes de vencer por 4-6, 6-2, 6-1, 1-6 y 6-4 al tenista local, el joven Frances Tiafoe.

"Cierto que no tuve mi mejor inicio de partido, lo hice muy lento, sin buenos golpes de derecha", declaró Federer al concluir el partido que duró dos horas y 37 minutos. "Tal vez me sentí un poco preocupado por la espalda después de los problemas que tuve hace un par de semanas".

Federer, que cometió 56 errores no forzados, dijo que eso demostraba que no había tenido un tenis consistente, pero que al final si encontró la manera de conseguir la victoria, la 79 en los torneos del Abierto que ha disputado hasta ahora.

El triunfo le permitió empatar con el estadounidense Andre Agassi y sólo son superados ambos por los 98 que consiguió el también local, Jimmy Connors.

"Al margen de todo, hay que darle crédito a Frances (Tiafoe) que comenzó muy bien con un tenis agresivo", destacó Federer. "Lo importante es que al final encontré la manera de conseguir ganar el partido".

Eso fue lo que hizo en el quinto set cuando todo se tenía que decidir y Federer, de 36 años, que en lo que va de temporada tiene marca de 36-3 con cinco títulos, incluidos dos de Grand Slam, y superó la oposición que le puso Tiafoe hasta el final.

"En el quinto, es como tirar la moneda al aire, pero esta vez cayó de mi lado", valoró Federer. "Cuando llegas a esa altura del partido tienes que estar preparado mental y físicamente para afrontarlo".

Federer dijo que demostró que esa era su condición y la manera como llegó al triunfo, al final, le va a servir de gran utilizad de cara a lo que pueda ir deparando la competición.

"Creo que el esfuerzo me debe dar una gran confianza en cuanto a la condición física en la que me encuentro y como es lógico también en mi juego", subrayó Federer, que tendrá de rival en la segunda ronda al ganador del partido que van a disputar el esloveno Blaz Kavcic y el ruso Mikhail Youzhny.

En cuanto al tenis que le presentó Tiafoe, de 19 años, y número 70 del mundo, destacó que el hecho de haberle ganado dos sets mostraba lo que había hecho en el campo.

Federer consiguió su octavo título de Wimbledon después de jugar siete partidos en los que no cedió un sólo set, algo que logró por dos veces Tiafoe, que, sin embargo, al final se fue de nuevo sin conseguir su primer triunfo en el Abierto de Estados Unidos.

"Cuando las cosas le salen bien en el campo es un muy buen jugador", analizó Federer. "Estoy convencido que va a tener un gran futuro profesional".

Por su parte, el tenista estadounidense dijo sentirse satisfecho por el esfuerzo, por haber llevado al partido a los cinco sets y tener posibilidades de ganarlo, pero a la vez frustrante porque todavía sigue sin conseguir su primera victoria en el Abierto, aunque dijo estar seguro que esas "llegarán".


El estadio Luzhnikí ya está listo para Messi

El estadio Luzhnikí, que acogerá la final del Mundial de Rusia 2018, ya está preparado para recibir al argentino Leo Messi, quien debe inaugurar en noviembre el nuevo teatro de los sueños al mando de la albiceleste.

"El Luzhnikí es uno de los mejores y más seguros estadios del mundo. Las obras han terminado y está listo para acoger partidos de fútbol", aseguró Serguéi Sobianin, el alcalde de Moscú, a la prensa internacional.

En el mítico estadio olímpico, donde se celebraron los Juegos de Moscú 1980, ha logrado algo aparentemente imposible, construir un nuevo coliseo conservando la fachada, las columnas exteriores y el tejado.

Vista general de los trabajos de reconstrucción del estadio olímpico Luzhnikí en Moscú, Rusia.
Vista general de los trabajos de reconstrucción del estadio olímpico Luzhnikí en Moscú, Rusia.

"El Luzhnikí es un símbolo del movimiento olímpico. Los moscovitas no nos lo hubieran perdonado", dijo, en alusión a la decisión de no demoler, sino reconstruir el viejo estadio Lenin, que en su momento tuvo más de 100.000 asientos.

El resultado asombró a los medios participantes en la gira organizada por la FIFA por las ciudades sede del Mundial, que comenzó en Yekaterimburgo, la ciudad más oriental del torneo, y concluyó en la capital rusa.

El graderío, con asientos de diferentes colores, aunque todos con un tono burdeos elegido por votación popular, parece un anfiteatro con butacas, más que el estadio que será escenario del partido inaugural, una de las semifinales y la gran final de un Mundial el 15 de julio de 2018.

El nuevo Luzhnikí tiene capacidad para más de 81.000 espectadores.

Eso son tres mil más que cuando acogió la única final puramente inglesa de la historia de Liga de Campeones entre el Manchester United y el Chelsea en 2008 (unos 78.000), que se llevó el primero en la ruleta rusa de los penaltis.

Además, el Luzhnikí es ahora sólo un estadio de fútbol, ya que se ha retirado la pista de atletismo donde se disputaron los Mundiales en 2013, lo que le ha permitido casi duplicar el espacio utilizable.

El que permanece inamovible es Lenin, el fundador del Estado soviético, cuya estatua sigue presidiendo imperturbable el estadio que llevó su nombre entre su construcción en 1956 y la caída de la URSS en 1991.

"Esperamos ver a Messi en el Luzhnikí en noviembre", señaló Alexandr Gorbenko, teniente alcalde de Moscú.

El Luzhnikí es el más importante de los doce estadios que acogerán partidos mundialistas el próximo año, seguido por el de San Petersburgo (68.000 asientos), que será escenario de la segunda semifinal.

Con vistas al futuro, albergará partidos oficiales y entrenamientos de la selección nacional, tanto masculina como femenina, además de actos culturales con el fin de costear su mantenimiento.

Mundial: Colombia busca dar un gran paso ante Venezuela

Colombia buscará este jueves dar un paso decisivo en su clasificación al Mundial de Rusia 2018 con un triunfo ante una Venezuela que ya no tiene nada que perder, pero que promete propinarle a su rival una zancadilla cuando restan cuatro partidos de la eliminatoria sudamericana.

Colombia marcha segunda en la eliminatoria con 24 puntos, antes de sus compromisos del jueves en Venezuela y el martes en casa frente a Brasil. Los cuatro primeros avanzan directamente y el quinto disputará repechaje ante el líder de Oceanía.

José Pekerman.
José Pekerman.

El gran ausente de la contienda es el mediocampista James Rodríguez, que se recupera de una lesión que sufrió en un partido de pretemporada con su nuevo club Bayern Munich. De todas formas, el técnico José Pekerman parece tener todas las herramientas necesarias para alzarse con la victoria ante la Vinotinto.

"No tener a James preocupa a todos los colombianos... es referente, marca mucha diferencia, pero los jugadores que están pasan por un buen momento y al que le toque (remplazarlo), lo hará de la mejor manera", comentó Giovanni Moreno, volante del Shanghai de China.

Entre las fortalezas de la selección Colombia destaca la presencia de Radamel Falcao, que comenzó la temporada exhibiendo una excelente condición con el Mónaco y ya acumula siete goles en cuatro partidos en la liga francesa.

Venezuela, que está en el foso de la eliminatoria con seis puntos de 42 posibles, ya no tiene posibilidades de clasificarse al Mundial, pero aspira dar la pelea en lo que resta de eliminatoria.

(Con información de EFE y AP)

XS
SM
MD
LG