Enlaces de accesibilidad

Cuba

El Maleconazo: ¿Cómo llegaron los cubanos a la gota que colmó la copa?

"Gente que no conocí", cubanos fotografiados por la cubana Damaris Betancourt Peña en los años '90. Cortesía de la autora.
"Gente que no conocí", cubanos fotografiados por la cubana Damaris Betancourt Peña en los años '90. Cortesía de la autora.

Una profunda crisis económica generada cuando Cuba dejó repentinamente de contar con la "generosa ayuda de la Unión Soviética" sumió a los cubanos de a pie en una supervivencia miserable de "sálvese quien pueda", el caldo de cultivo perfecto para "El Maleconazo"

Cuando los cubanos que, en la primera mitad de los años 90, vivieron lo peor del llamado "período especial en tiempo de paz", oyen hablar de que podría estar aproximándose otro similar, la expresión en su semblante cambia.

“El periodo especial, una época traumática (…) dejó una línea indeleble en mi memoria (…) Aún cierro los ojos y me ubico en esa época: lo recuerdo todo (…) Una época que aún tiene secuelas en Cuba”.

Así lo describe en su blog Jurisconsulto de Cuba la abogada independiente Laritza Diversent, quien a la sazón tenía 9 años. Y aunque los economistas predicen que la actual crisis en la que empieza a adentrarse Cuba como consecuencia de la de Venezuela no tendrá la magnitud de la de aquellos años infernales, los residentes en la isla ya enfrentan largos cortes de electricidad con el consiguiente calor veraniego, mosquitos, alimentos que se echan a perder, todo un deja vu del trauma de los 90.

La angustia vivida por la población cubana bajo la mayor crisis económica en la historia de Cuba condujo al “Maleconazo” también la mayor protesta popular espontánea tras décadas de pasividad, y luego al éxodo por mar de cerca de 35.000 cubanos en la llamada Crisis de los Balseros.

Moscú y las lágrimas de Cuba

Como ha analizado el profesor Archibald Ritter de la Universidad de Carleton en Ottawa, Canadá, especialista en la economía cubana, de 1990 a 1994 Cuba sufrió esa profunda crisis económica principalmente como resultado de la disminución del 75% al 80% en los ingresos de divisas que acompañaron la cancelación de los subsidios de la antigua Unión Soviética (que se ofrecían a la isla a través de los favorables precios para sus importaciones y exportaciones, de créditos que financiaban los déficits comerciales y de ayuda para el desarrollo).

Además de la reducción de los ingresos en moneda convertible, cayeron abruptamente las importaciones de bienes de consumo, portadores energéticos, materias primas, alimentos, piezas de repuesto y maquinaria, asfixiando la actividad económica.

Hubo otros factores no vinculados a la URSS que contribuyeron a la crisis. La estructura de las exportaciones de Cuba había evolucionado muy poco desde 1959, manteniéndose la dependencia del azúcar, un el 77% de las exportaciones totales en 1990. Cuba carecía de acceso a créditos del exterior, tras haber declarado Fidel Castro una moratoria del servicio de la deuda externa en 1986 y estar excluida la isla de las instituciones financieras internacionales, de las que Estados Unidos es el principal contribuyente.

El sistema económico cubano había erradicado los elementos de mercado y suprimido la iniciativa empresarial, en favor de la centralización, algo que empeoró el "Proceso de Rectificación de Errores y Tendencias Negativas” encabezado por Fidel Castro de 1986 a 1990. Por último, el embargo comercial y financiero de Estados Unidos se había endurecido en 1992 con la "Ley Torricelli".

Ritter señala que la economía se contrajo 34% en términos de ingresos per cápita entre 1990 y 1993. La escasez de divisas provocó una reducción de los servicios de transporte y la generación de electricidad, con los consiguientes apagones y cierres de fábricas. La producción nacional de alimentos se redujo debido a la reducción de las importaciones de fertilizantes, energéticos y piezas de repuesto. Los niveles de ahorro colapsaron a un 2,6% del PIB en 1993, como también la inversión bruta.

Agrega que la contracción económica condujo a la reducción de los ingresos tributarios, el aumento de los déficits fiscales, una aceleración de la emisión de moneda y una espiral inflacionaria. “El resultado fue una crisis monetaria en la que el poder adquisitivo real del peso declinó precipitadamente, aumentando la demanda de dólares y generando un proceso de dolarización de la economía. La rápida inflación redujo el poder adquisitivo real de los presupuestos deeducación, salud pública y el sector público en general. Y el valor real de los ingresos medios se redujo de manera catastrófica.

El paisaje en el fondo

En la práctica, el nivel de vida de los cubanos declinó en poco tiempo hasta una indigna supervivencia. Diversent, hoy directora del proyecto de asesoría legal Cubalex, era entonces una niña. Ella relata su experiencia en su blog:

Archivo - Una bodega cubana en el período especial
Archivo - Una bodega cubana en el período especial

“El periodo especial, una época traumática. Así califico ese lapso de tiempo que comenzó cuando tenía 9 años, y que después de los 29, aún no termina. No hubo un día ni un mes que marcara exactamente la fecha de su inicio. Tampoco hay esperanza de que una indique cuándo acabará. Lo cierto es que, en mi niñez, El periodo especial, una época traumática dejó una huella indeleble en mi memoria”.

“Estantes vacíos en bodegas y mercados, reducción de la cuota subsidiada… resultado: un cambio radical en los hábitos alimenticios y en el vestuario”.

“Hubo un antes: con 40 centavos era suficiente para comprar las chucherías vespertinas: coquitos y yemitas de huevo a medio (5 centavos); helado, 15 centavos”.

“Todo desapareció: las manzanas, el panqué, las pasas y los fiambres. Hasta el papel cartucho”.

“Mi abuelo, de repente, sentado en la sala fumando ‘brevas’ (cigarrillos improvisados). Se las llevaba a la boca sujetándolas con un ‘gancho’ de pelo para aprovecharlas hasta lo último. El pobre, siempre se quedaba con las ganas”.

“En la cocina, mi madre aumentaba el arroz con pedacitos de papa, fideos, calabaza, col, etc., para que alcanzara para todos. Yo, llorando en la puerta de la casa, y ella junto conmigo, porque no tenía leche que tomar, y se me iban a caer los dientes”.

“Llegó el triste y único pan nuestro de cada día. Marcar dos y tres veces en la cola, que se formaba desde la una de la tarde, para recoger, a las sietes, el pan que sobraba por la libre: dos por persona”.

“En la carnicería, como todos decían, ‘parecía que iba hablar Fidel’; si entraba algo para el ‘plato fuerte’. No importaba lo que fuera, hasta por la pasta de oca, una masa que, cocida al bañoemaría, salía una especie de jamón-nada. La única forma de digerirla”.

“Los gatos, casi se extinguen, hay quien dice que saben a conejo. ‘Ojos que no ven, corazón que no siente’. Los perros, descuerados, se hicieron pasar por carneros; el azúcar quemada, por puré de tomate”.

“Aún cierro los ojos y me ubico en esa época: lo recuerdo todo. Por ese tiempo empezaron mis depresiones psicológicas. Se acabó el ‘yo quiero esto’, y comenzó el ‘esto es lo que hay’. No hubo previas introducciones ni periodos de adaptación. En un momento, todo cambio. Un castigo sin haberme portado mal”.

“Fueron muchas las innovaciones culinarias. El picadillo de cáscaras de plátano verde, cuando se hervía, se ponía oscuro y creaba ilusiones en las mentes de los cubanos. Había quien lo sazonaba bien, y se hacia la idea de que comía verdadero picadillo de res. Lo mismo sucedió con el bistec de toronja, o de frazada de piso”.

“El combustible desapareció. Ningún cubano podrá olvidar cuántas horas tuvo que esperar por una ‘guagua’ que pasaban tres veces al día, llenas, y con personas colgando de las puertas”.

"Gente que no conocí", serie de la fotógrafa cubana Damaris Betancourt Peña. Cortesía de la autora.
"Gente que no conocí", serie de la fotógrafa cubana Damaris Betancourt Peña. Cortesía de la autora.

“Los apagones siniestros de más de doce horas; los ‘mechones de luz brillante’ que teñían de negro hasta los mocos. Aquellas botellas con pequeñas dosis de keroseno, y un trapo enrollado por mecha, iluminaban las calurosas noches, llenas de mosquitos”.

“Los ventiladores hechos con motores de lavadora, que tanta gracia le dieran al comandante (Castro), cuando inició su revolución energética y los reemplazos de equipos electrodomésticos (no eficientes). Mi mamá tenia uno. Recuerdo bien que soplaban un aire que congelaba, y ni calor ni mosquitos, así sí se podía dormir. Pero después que desaparecieron, muchos intentan explicarse cómo pudieron dormir profundamente, tanto tiempo, con el ruido que producían aquellos aparatos: un avión en pleno vuelo, toda la noche”.

“Para sustituir importaciones los cubanos también hicieron aportes: el ‘nono’ un fogón ‘ahorrador’ bautizado como el personaje tacaño de la novela brasileña del momento. Un tanque de metal de 55 galones; encima unas rejillas donde se colocaba la cazuela; en los laterales, huecos para que saliera la humareda, producto de la combustión del aserrín de madera o de la leña”.

“En materia de vestuario también hubo contribuciones. Las zapatillas de tela, parecidas a las de ballet, pero con suela de neumático de tractor. Mi madre cortaba las patas de sus pantalones para sacarme shorts y blusas”.

“Una época que aún tiene secuelas en Cuba: el picadillo de soya, o de proteína vegetal, que sabe “a rayo encendido”. También el de vísceras de pollo que, mezclado con harina, da la fórmula para el pan con jamón-nada de la merienda escolar”.

“Si en la niñez el periodo especial me marcó profundamente, más lo hizo en mi adolescencia. Para mi primer periodo menstrual, trapos doblados y ardor. En la farmacia empezaron a “dar” un paquete de Intimas (tampones) por mujer. Diez almohadillas. No alcanzaban. Mami se sacrificó y las que le tocaba, me las dejó a mí”.

“Los zapatos para el taller eran los mismos de ir a la escuela. Los pobres, no podían más, salían andando solos cuando me los quitaba. Si eran blancos, se pintaban con pasta de dientes Perla, que también era el remedio para la acidez. Los de colores oscuros siempre terminaban negros. Teñidos con una tinta de fórmula especial: el tizne que producía el fogón de keroseno en las cazuelas, mezclado con alcohol”.

“Una época Inolvidable y traumática también, un tiempo que marco a todo cubano con uso de razón. Una línea que aun asciende y desciende por debajo de cero. Creatividad y supervivencia, y entre ambas, escasez, privaciones y más miseria.”

Montarse en algo

Ritter señala que “los ciudadanos respondieron a la disminución de los niveles de vida dedicándose a actividades por cuenta propia, la mayoría de las cuales eran ilegales en ese momento, recurriendo al trueque y a actividades en elmercado negro, y procurándose por cualquier vía los dólares estadounidenses que eran vitales para la supervivencia”.

Una pequeña lancha de pasajeros atraviesa la Bahía de La Habana
Una pequeña lancha de pasajeros atraviesa la Bahía de La Habana

Una buena parte de la población, sin embargo, se dedicaba en 1994, el año crucial de la crisis, a buscar la manera de “montarse en algo” para abandonar el país. Entre el 28 de mayo y el 4 de agosto de ese año grupos de cubanos irrumpieron en las embajadas de Bélgica y Alemania, o secuestraron embarcaciones como el Remolcador 13 de marzo (hundido por el régimen con más de 60 personas a bordo), el carguero La Coubre y la lanchita que cruza el puerto hasta Regla (dos veces).

El 5 de agosto decenas de cubanos se congregaron en el Malecón habanero, cerca de la La Punta, el castillo colonial que complementaba a El Morro en la defensa del puerto. Habían escuchado el rumor de que varias lanchas grandes llegarían desde Estados Unidos para recoger a quienes quisieran irse.

Ese fue el barril de pólvora que detonaría El Maleconazo. Uno que le podría podría volver a estallar al mismo gobierno que sofocó aquella protesta masiva si sigue pasando por alto el creciente número de cubanos que, de nuevo, andan buscando cómo “montarse en algo”.

Imágenes del Maleconazo (Primera parte)
please wait

No media source currently available

0:00 0:00:56 0:00

Imágenes del Maleconazo (segunda parte)
please wait

No media source currently available

0:00 0:01:22 0:00

Vea todas las noticias de hoy

Ni rusos ni chinos salvarán el turismo, opinan cubanos

"A pesar del aspaviento con el turismo ruso, el crecimiento de enero a mayo del 2024, versus igual período de 2023, fue muy modesto", dijo el economista Pedro Monreal / (Foto AP/Ramón Espinosa)
"A pesar del aspaviento con el turismo ruso, el crecimiento de enero a mayo del 2024, versus igual período de 2023, fue muy modesto", dijo el economista Pedro Monreal / (Foto AP/Ramón Espinosa)
Getting your Trinity Audio player ready...

En un intento por reanimar el sector, Cuba ha comenzado a ofrecer nuevos beneficios para atraer turismo de países aliados como Rusia y China, aunque muchos creen que, incluso con ellos, esto no será posible.

"Con las condiciones que hay aquí de hospedaje, de poder moverse en el país..., es muy difícil la recuperación del turismo", comentó a Martí Noticias la periodista Miriam Leyva.

Para el comunicador independiente Jorge Enrique Rodríguez "es una tontería" creer que el turismo o la economía se puedan recuperar atrayendo visitantes de esos dos países.

"Con las condiciones que hay, es muy difícil la recuperación del turismo"
please wait

No media source currently available

0:00 0:02:21 0:00

"A pesar del aspaviento con el turismo ruso, el crecimiento de enero a mayo del 2024, versus igual período de 2023, fue muy modesto: 4, 5 % en tanto los visitantes de China todavía ni siquiera aparecen reflejados individualmente en las tablas del informe de la ONEI", apuntó el economista Pedro Monreal en la red social X.

Hasta el mes de mayo, Cuba recibió 1,174. 088 visitantes internacionales, según la Oficina Nacional de Estadísticas e Información (ONEI). El número representa el 34% de los 3,2 millones de turistas que el gobierno aspira alcanzar en 2024.

Canadá, con 541, 871 visitantes, se mantiene como el mayor grupo. Los cubanos residentes en el exterior, 124, 714 viajeros; Estados Unidos, 102, 767 y Rusia, 70, 668.

Los turistas de "China y de Rusia pueden proporcionar cierto alivio en el corto plazo, pero es muy poco probable que compensen el contingente perdido de visitantes europeos y americanos". comentó a la agencia Reuters Paolo Spadoni, profesor de la Universidad de Augusta en Estados Unidos y experto en turismo cubano.

"Nombrar los feminicidios es hacer justicia", feministas llaman a denunciar los crímenes machistas en Cuba

Recopilación de fotos asesinadas por violencia machista en Cuba. Foto tomada del perfil de Facebook de la organización Alas Tensas.
Recopilación de fotos asesinadas por violencia machista en Cuba. Foto tomada del perfil de Facebook de la organización Alas Tensas.
Getting your Trinity Audio player ready...

El Observatorio de Género Alas Tensas (OGAT) hizo un llamado a la ciudadanía para que denuncien los feminicidios en la isla, ya sean reciente o no.

"Nombrar los feminicidios es hacer justicia, el ejercicio más básico de reparación con todas las víctimas de violencias machistas", dijeron las feministas en una publicación en sus redes sociales.

"Recordemos que contabilizar la violencia machista nos ayuda a proponer políticas públicas que ayuden a su erradicación", agregan.

Este año los observatorios independientes han logrado verificar 28 feminicidios. La cifra indica que, como promedio, cada semana al menos una mujer es asesinada en Cuba por motivos de género.

En 2023 los registros alcanzaron un número récord: 89 víctimas mortales. “Es alarmante y estamos seguras que los casos que documentamos están por debajo del número real. Estamos frente a un sistema que no pone interés en cómo funciona la violencia de género y en cómo se expresa", dijo a Martí Noticias Yanelys Núñez, coordinadora general del OGAT, durante una entrevista en la que habló de las principales fallas del sistema para combatir este flagelo.

"La desprotección que sufren las mujeres no solo se ha quedado en el ámbito doméstico. En 2023 registramos crímenes machistas en estaciones de Policía y en centros laborales, muestra de la vulnerabilidad a la que se enfrentan las víctimas de violencia de género en todos los espacios de la sociedad”, explicó.

Aunque el oficialismo ha ido incluyendo esta problemática en su agenda pública, los feminicidios no son reconocidos por las autoridades y el término no está tipificado como delito en el Código Penal vigente.

A finales del pasado año la Federación de Mujeres Cubanas (FMC) hizo público que 117 mujeres habían sido asesinadas entre enero y octubre de 2023, un número incluso mayor que el que fue documentado por las organizaciones independientes.

“Nosotras no tenemos maneras de monitorear nada de lo que dicen porque ellos no hacen rendiciones de cuenta, ni existe transparencia en las cifras que exponen. Ese número fue dado por la presión que hemos ejercido en los últimos años para que se expongan las estadísticas de feminicidios en Cuba, pero no sabemos de dónde salió el dato, ni qué metodología utilizan para contabilizar esas muertes, ni siquiera sabemos quiénes son esas mujeres”, apuntó Núñez.

Reportan incendio en el edificio Girón, en La Habana (VIDEO)

Incendio en edificio Girón, en La Habana
Incendio en edificio Girón, en La Habana
Getting your Trinity Audio player ready...

Un incendio en el emblemático edificio Girón, ubicado en Malecón y F, en el Vedado, mantiene alerta a los vecinos del área.

Según el Consejo de la Administración Plaza de la Revolución, el fuego se desató en la mañana de este sábado y los bomberos trabajan en la extinción del mismo.

Videos que circulan en redes sociales muestran el humo que sale del interior de la edificación. De acuerdo a la información proporcionada por las autoridades, "focos del incendio persisten aunque el grueso parece estar controlado".

Un incendio se desató en la mañana de este sábado en el emblemático edificio Girón, en La Habana
please wait

No media source currently available

0:00 0:01:38 0:00

Después del mediodía, los rescatistas continuaban trabajando en la evacuación de los residentes y la búsqueda de posibles personas atrapadas.

Un reporte de la televisión estatal indica que el fuego comenzó en el patinejo del quinto piso de la edificación aunque hasta el momento no se han ofrecido detalles sobre las causas del siniestro.

"No se reportan víctimas", dijeron.

Labores de rescate en el edificio Girón, durante el incendio reportado este sábado 22 de junio
Labores de rescate en el edificio Girón, durante el incendio reportado este sábado 22 de junio

"Se han protegido en centros cercanos al edificio y casas de vecinos, 190 personas (17 menores y 4 personas en situación de discapacidad, ninguno requiere atención médica). Se han trasladado 7 personas a instituciones de salud, todos dados de alta médica excepto un bombero que recibe tratamiento por golpe de calor sin peligro para la vida", precisaron las autoridades más adelante.

Cerca de las tres de la tarde medios oficialistas confirmaron que el incendio ya había sido extinguido.

Imágenes del edificio Girón, en La Habana, durante el incendio
Imágenes del edificio Girón, en La Habana, durante el incendio

Con un estilo brutalista que rompe la estética de su entorno, el inmueble fue construido en la década del 60. Se trata de un edificio multifamiliar de dos bloques de 17 plantas, con 132 apartamentos en los que viven unas 600 personas.

Vecinos del lugar se han quejado durante años del mal estado del mismo, con filtraciones entre sus diferentes pisos, y paredes corroídas por el salitre.

Régimen cubano se suma a Sudáfrica en demanda contra Israel ante la Corte Penal Internacional

Vista del exterior de la Corte Penal Internacional, en La Haya, Holanda. (AP/Peter Dejong, Archivo)
Vista del exterior de la Corte Penal Internacional, en La Haya, Holanda. (AP/Peter Dejong, Archivo)
Getting your Trinity Audio player ready...

El régimen cubano se sumará como tercer estado en la demanda que presentó Sudáfrica contra Israel ante la Corte Internacional de Justicia (CIJ) por presuntos delitos de genocidio en la Franja de Gaza.

"Cuba ha decidido intervenir en el procedimiento contencioso iniciado por la República de Sudáfrica contra el Estado de Israel ante la Corte Internacional de Justicia", asegura la nota oficial del Ministerio de Relaciones Exteriores (Minrex).

La Habana, que en abril de 2023 se abstuvo en la votación para renovar el mandato de un panel que investiga posibles crímenes de guerra tras la invasión de Rusia a Ucrania, asegura que "hará uso de su derecho a presentar, como Tercer Estado, su interpretación de las normas de la Convención que Israel ha violado flagrantemente con sus acciones en el territorio palestino ilegalmente ocupado de la Franja de Gaza".

Cuba fue, además, el único Gobierno de América Latina que votó ese año en contra de otro panel que investiga los crímenes del régimen de Daniel Ortega en Nicaragua. No obstante, la resolución del Consejo de Derechos Humanos de Naciones Unidas se aprobó con 21 votos a favor, cinco en contra (China, Cuba, Eritrea, Argelia y Vietnam) y 21 abstenciones.

Desde que comenzó el conflicto, el régimen de La Habana ha mantenido su narrativa a favor de Palestina y calificado a Estados Unidos como cómplice de Israel.

"El Consejo de Seguridad de la ONU debe cumplir su mandato y poner fin a la impunidad de Israel, la Potencia Ocupante, de la que Estados Unidos ha sido cómplice históricamente, al obstruir y vetar de manera reiterada la acción del órgano, lo que socava la paz, la seguridad y la estabilidad regional", publicó el Minrex en una declaración en octubre pasado.

Sudáfrica acusa a Israel ante la Corte Internacional de Justicia de La Haya, con sede en Países Bajos, de violar sus obligaciones en virtud de la Convención sobre Genocidio.

No obstante, Israel argumenta que la guerra en Gaza es "una defensa legítima contra los militantes de Hamás" por su ataque del 7 de octubre en el que murieron unas 1.200 personas.

La falta de liquidez en los bancos afecta a los dueños de negocios privados en Cuba

"La improductividad estatal es la causa fundamental de la escasez de liquidez bancaria", opina un cuentapropista.
"La improductividad estatal es la causa fundamental de la escasez de liquidez bancaria", opina un cuentapropista.
Getting your Trinity Audio player ready...

La falta de liquidez en el sistema bancario cubano provoca serias afectaciones al funcionamiento de los negocios privados en Cuba, alertaron a Martí Noticias conocedores de la temática desde la isla.

Según el sociólogo Ángel Marcelo Rodríguez Pita, asesor de emprendimientos en la isla, actualmente solo está permitido "extraer efectivo hasta 5000 pesos diarios, sean personas naturales o personas jurídicas. Eso realmente está generando un malestar en todo el sector privado".

El gobernante cubano Miguel Díaz-Canel, en una reciente edición del programa "Desde la Presidencia", reconoció que muchas veces los trabajadores no pueden cobrar sus salarios por la escasez de efectivo en los bancos y apuntó a las quejas de que empresarios no estatales vacían los cajeros automáticos de las sucursales extrayendo efectivo.

Pero para el cuentapropista Yoel Espinosa Medrano, que opera una cafetería en Santa Clara, "la improductividad estatal es la causa fundamental de la escasez de liquidez bancaria".

"El gobierno cubano le debe dinero a la mayoría de los grandes productores particulares"
please wait

No media source currently available

0:00 0:02:36 0:00

"El gobierno cubano le debe dinero a la mayoría de los grandes productores particulares porque tampoco paga. No tiene dinero porque no tiene un respaldo económico. Tengo amistades que tienen una Mipyme de construcción y les deben millones de pesos que no lo pueden sacar del banco. La economía estatal socialista no sirve, no produce", apuntó.

Testimonios recogidos por Martí Noticias indican que en Pinar del Río y Cienfuegos hay muchos trabajadores de Mipymes que no han podido cobrar sus salarios depositados en tarjetas magnéticas porque no hay efectivo en los bancos.

Para la economista Martha Beatriz Roque Cabello esto es una "cadena". "Una cosa conlleva a la otra y todo ello al malestar de la población cubana", dijo.

Cargar más

XS
SM
MD
LG