Enlaces de accesibilidad

EEUU reitera alerta de viaje a Venezuela por "crímenes violentos" y escasez


Embajada de EEUU en Venezuela.

El Departamento de Estado reiteró este martes la alerta de viaje a Venezuela a ciudadanos estadounidenses, por los "crímenes violentos y persistente escasez de alimentos y medicamentos" que afentan al país caribeño, pero levantó la orden de julio de salir de Venezuela a los familiares del personal de su embajada en Caracas, y permitió su regreso al país caribeño.

"A partir del 23 de octubre de 2017, la ordenada salida de familiares del personal del Gobierno de EEUU destinado en la embajada de Caracas y la autorizada del personal empleado directo ha sido levantada, lo que permite que los empleados del Gobierno estadounidense y sus familias retornen a Venezuela", señaló la nueva alerta de viaje, que sustituye a la emitida a finales de julio.



En el documento no se especifica, sin embargo, las razones para la suspensión de esta medida.

Asimismo, el Gobierno insiste en "su recomendación de evitar el viaje a sus ciudadanos a Venezuela debido a las preocupaciones existentes por crímenes violentos, persistente escasez de comida y medicinas, y disturbios".

Por otro lado, agrega que "la situación política y de seguridad en Venezuela es impredecible y puede cambiar rápidamente", y advierte de los habituales enfrentamientos violentos entre manifestantes chavistas y los opositores.

El Gobierno del presidente, Donald Trump, ha elevado la presión sobre el Ejecutivo venezolano de su homólogo, Nicolás Maduro, con la imposición de varias rondas de sanciones económicas y de viaje a EEUU a funcionarios gubernamentales.

A continuación, fragmentos de la alerta de viaje publicada por el Departamento de Estado:

Las fuerzas de seguridad típicamente desplegaron una gama de medidas fuertes, y a menudo excesivas, incluyendo gases lacrimógenos, gas pimienta, cañones de agua, balas de goma, perdigones, y otras municiones reales. Las protestas a veces llevaron al saqueo y al vandalismo.

Las pandillas en motocicletas a favor del Gobierno, a veces armadas, atacaban e intimidaban a los manifestantes. Estos enfrentamientos causaron numerosas lesiones y muertes graves, incluyendo un estimado de 160 muertos entre abril y agosto. Ciudadanos estadounidenses han denunciado haber sido arrestados, detenidos y robados mientras estaban muy cerca de las protestas.

La Embajada de los EEUU podría no ser notificada de la detención de un ciudadano estadounidense y el acceso consular a los detenidos puede denegarse o demorarse. Al ciudadano estadounidense detenido se le puede negar el acceso a atención médica adecuada, agua potable y alimentos.

La violencia y la actividad delictiva -incluidos los homicidios, los robos a mano armada, los secuestros y el robo de automóviles- plantean problemas de seguridad importantes y continuados. El crimen violento indiscriminado es endémico en todo el país y puede ocurrir en cualquier lugar y en cualquier momento. Hay informes de autoridades (por ejemplo, policía, aeropuerto, inmigración) y delincuentes que se hacen pasar por autoridades que participan en robos y extorsiones. Los narcotraficantes y los grupos armados ilegales están activos en los estados fronterizos colombianos de Zulia, Táchira y Apure.

El Aeropuerto Internacional Simón Bolívar, en Maiquetía, está ubicado en una zona de muy alto riesgo de robo a mano armada y secuestros. No tome taxis no regulados desde este aeropuerto y evite los cajeros automáticos en esta área. Viaje entre el Aeropuerto Internacional Simón Bolívar y Caracas solo durante el día, ya que los bandidos armados suelen atacar a los automovilistas nocturnos a lo largo de esta ruta.

Debido a la escasez de medicamentos y suministros médicos, los ciudadanos estadounidenses deben estar preparados para cubrir sus propias necesidades de medicamentos de venta libre y medicamentos recetados mientras se encuentren en el país. Debe contar con planes de evacuación médica que no dependan únicamente de la asistencia del gobierno de EE. UU. Se recomienda encarecidamente un seguro integral de evacuación médica para todos los viajeros.

Los ciudadanos de los Estados Unidos también pueden ser detenidos y / o deportados por funcionarios de inmigración venezolanos por no cumplir con la visa o las normas de inmigración. Los ciudadanos estadounidenses que viajan a Venezuela deben tener una visa válida que sea apropiada para su tipo específico de viaje (periodismo, empleo, estudio, etc.) o se arriesgan a ser detenidos o deportados.

Los periodistas deben poseer la acreditación y la visa de trabajo correspondientes de las autoridades venezolanas antes de llegar. Los periodistas internacionales son minuciosamente examinados y han sido expulsados y / o detenidos por carecer de los permisos adecuados para trabajar en Venezuela o por su participación en actividades que podrían considerarse antigubernamentales, incluida la observación y presentación de informes sobre instalaciones de salud pública.

(Con información del Departamento de Estado y EFE)

XS
SM
MD
LG