Enlaces de accesibilidad

Culmina la repatriación de cubanos varados en Panamá


Foto del Servicio Nacional de Migración de Panamá

El último grupo de cubanos que entraron a Panamá luego del cambio de politica migratoria de EEUU fue repatriado.

El Gobierno panameño informó este jueves de que culminó la repatriación de todos los cubanos que se quedaron varados en el país en su camino hacia Estados Unidos tras el cambio de la política migratoria estadounidense hacia Cuba.

El proceso de repatriación voluntaria incluyó a 55 migrantes cubanos que habían sido censados y trasladados a Gualaca en abril de este año como resultado del acuerdo entre el Gobierno de Panamá y el Arzobispado, que anteriormente los mantenía en un albergue en las instalaciones de Cáritas Panamá el cual se determinó que no reunía condiciones adecuadas para los migrantes, informaron el Servicio Nacional de Migración y el Ministerio de Seguridad Pública (Minseg).

Se trata del grupo de cubanos que fueron llevados al albergue de Gualaca en abril, tras permanecer un par de meses en unas instalaciones de la Pastoral de Cáritas, situadas en la capital panameña, "que no reunía condiciones adecuadas", apuntó la institución.

Las repatriaciones voluntarias comenzaron a finales del pasado agosto gracias a un acuerdo sobre deportaciones alcanzado en febrero entre las autoridades de ambos países.

Este acuerdo, añadió el comunicado, ofrece la posibilidad a los cubanos repatriados de tramitar en un futuro una visa en el Consulado panameño en La Habana, "que les permita convertirse en comerciantes entre ambos países, como ya lo hacen cientos de cubanos que viajan regularmente a Panamá para realizar compras en la Zona Libre de Colón", la zona franca más grande del hemisferio.

"A todos los migrantes que se encontraban en Caritas se les dio la misma oportunidad de acogerse a esta alternativa, pero muchos decidieron salir de Caritas por sus propios medios y seguir su camino hacia EEUU, a pesar del cambio de política de pies secos, pies mojados anunciado en enero del presente año", recordó el ministerio panameño.

A principios del pasado enero, EEUU anunció el fin de la política "pies secos/pies mojados", que se adoptó en 1995 y que daba a los cubanos la posibilidad de obtener la residencia permanente un año después de llegar a territorio estadounidense, incluso si lo hacían ilegalmente, siempre que no fueran interceptados en el mar.

El paso de cubanos por Centroamérica es un fenómeno que ha crecido en los últimos años con el deshielo entre La Habana y Washington.

Panamá recibió en 2016 más de 27.000 migrantes irregulares, muchos de ellos cubanos, aunque también haitianos, africanos y asiáticos, que entraron por la selva del Darién, frontera natural con Colombia, en su tránsito hacia EEUU, según datos oficiales.

A continuación, el texto íntegro del comunicado del Minseg:

Gobierno culmina proceso de repatriación voluntaria de migrantes cubanos.

Comunicado

El Ministerio de Seguridad Pública (Minseg) comunica que en la tarde del día de ayer concluyó exitosamente el proceso de repatriación voluntaria de 55 migrantes irregulares cubanos que se encontraban bajo la custodia del Servicio Nacional de Migración (SNM), en el albergue temporal de los Planes en Gualaca, provincia de Chiriquí, donde se les proporcionó alimentación, alojamiento, atención médica, garantizándoles un trato digno y humanitario durante su estancia en el país.

Este proceso de repatriación voluntaria incluyó a 55 migrantes cubanos que habían sido censados y trasladados a Gualaca en abril de este año como resultado del acuerdo entre el Gobierno de Panamá y el Arzobispado, que anteriormente los mantenía en un albergue en las instalaciones de Cáritas Panamá el cual se determinó que no reunía condiciones adecuadas para los migrantes.

A todos los migrantes que se encontraban en Caritas en ese momento se les dio la misma oportunidad de acogerse a esta alternativa, pero muchos decidieron salir de Caritas por sus propios medios y seguir su camino con destino a los Estados Unidos de América a pesar del cambio de política de pies secos, pies mojados anunciado en enero del presente año.

El proceso de repatriación voluntaria que concluyó de manera exitosa el día de ayer inició a finales de agosto del presente año brindándole a los cubanos repatriados la posibilidad de tramitar una visa en el Consulado de Panamá en La Habana a futuro que les permita convertirse en comerciantes entre ambos países, como ya lo hacen cientos de ciudadanos cubanos que viajan regularmente a Panamá para realizar compras en la Zona Libre de Colón.

El Minseg, a través del SNM desea recordar que desde febrero del presente año, los gobiernos de Panamá y Cuba suscribieron un acuerdo bilateral que permite las deportaciones de ciudadanos de ambos países de manera segura de conformidad con el Derecho Internacional. En cumplimiento de este acuerdo, a la fecha las autoridades del Servicio Nacional de Migración han deportado más de 100 ciudadanos cubanos, que se encontraban de manera irregular o ilegal en el país.

El Gobierno de Panamá, a través del Minseg y los estamentos de seguridad reafirma su compromiso de continuar actuando de conformidad con el Derecho Internacional, respetando los derechos humanos, haciendo cumplir la legislación migratoria y aplicando estrictos controles de salud, seguridad y migración a todos los migrantes que ingresan al territorio de la República de Panamá.

(Con informacion de EFE y Servicio Nacional de Migración de Panamá)

Tu opinión

Mostrar los comentarios

XS
SM
MD
LG