Enlaces de accesibilidad

Cursos "subversivos" en Cuba eran de liderazgo comunitario y cambio social


Un policía junto a varios jóvenes en el malecón de La Habana (Cuba). Foto Archivo.

ONG participante se dedica a potenciar a jóvenes, brindándoles conocimientos y herramientas metodológicas, para que sean artífices de sus realidades.

Por lo que explican sus ejecutores, el programa de la Agencia de Estados Unidos para el Desarrollo Internacional (USAID) que involucró a jóvenes latinoamericanos en Cuba, y que fue presentado esta semana por la agencia de noticias Associated Press (AP) como un plan secreto de subversión, se parecería más a cualquiera de los cursos y seminarios de liderazgo y crecimiento personal que se imparten regularmente en empresas y centros de estudios del hemisferio. Pero todo depende del ojo del que ve.

Fragmento de un cartel con los cursos de verano de FundaOgi que incluye uno sobre liderazgo comunitario.
Fragmento de un cartel con los cursos de verano de FundaOgi que incluye uno sobre liderazgo comunitario.

En entrevistas con El Nuevo Herald de Miami, directivos de las organizaciones no gubernamentales participantes de Costa Rica y Venezuela aseguraron que el programa tenía la idea de ayudar a los jóvenes de la isla a trabajar por el cambio, y se quejaron de que el reportaje de AP manipuló y tergiversó sus metas y actividades para presentarlas como un esfuerzo clandestino para derrocar al gobierno cubano.

“Nuestro único propósito era ubicar jóvenes que tuviesen capacidad de hacer cambios pero que no tuviesen las herramientas [para hacerlo]. Nada de política”, dijo al Herald Javier Sara, vicepresidente del grupo venezolano Renova y uno de los tres miembros de la entidad que viajaron a Cuba.

“En ninguno de los países donde se han desarrollado proyectos, se ha buscado generar ningún tipo de desestabilización política”, escribió por su parte en una nota publicada en el sitio web y el Facebook de su organización no gubernamental Fernando Murillo, líder de la Fundación Operación GAYA Internacional (FundaOGI).

Explica que el grupo se dedica a "potenciar a jóvenes para que estos se conviertan en artífices de sus propias realidades, brindándoles conocimientos y herramientas metodológicas en los temas de Derechos Humanos, Ambiente, Liderazgo Colaborativo y Emprendimiento Social en Costa Rica".

El reportaje de AP y los documentos que lo acompañan indican que miembros de Renova, FundaOGI y jóvenes peruanos, fueron contratados para ir a Cuba por Creative Associates International, una compañía de Washington D.C. a la que se le otorgó una subvención de USAID para llevar a cabo uno de sus programas pro democracia en Cuba.

Sara, cuyo grupo surgió de las protestas estudiantiles del 2007 contra el entonces presidente venezolano Hugo Chávez, dijo al Herald que pasó un mes en Cuba reuniéndose con jóvenes interesados en mejorar sus condiciones. Nunca se reunió con disidentes y nunca discutió de política, precisó.

Murillo por su parte aclaró que FundaOGi ha trabajado en Cuba, Brasil, Honduras, Nicaragua y El Salvador.

Destacó el directivo que el propio Raúl Castro ha instado a menudo a los cubanos a que dejen de esperar que el gobierno solucione todos los problemas y a que promuevan soluciones en sus comunidades.

Un cartel de promoción de los cursos de verano de FundaOGI colgado en su Facebook incluye un taller para jóvenes titulado "Seamos líderes en nuestra comunidad", junto a cursos sobre temas como construcción y edición fotográfica, etiqueta y protocolo, nutrición y cuidado del medio ambiente.

La Casa Blanca y la USAID han explicado que, si bien los programas prodemocracia de la agencia para Cuba son públicos, debido al ambiente restrictivo predominante en Cuba la discreción es clave para desarrollarlos sin poner en peligro a los participantes.

XS
SM
MD
LG