Enlaces de accesibilidad

Visitantes de EEUU aumentan su presencia en Cuba


Para el final de 2016 espera llegar a los 3.85 millones de visitantes, dijo el MINTUR.

Una nota de prensa del ministerio de Turismo afirma que la isla alcanzó el 12 de junio los "dos millones de visitas", 27 días antes con respecto al año pasado.

Las visitas de estadounidenses a Cuba aumentaron un 93 por ciento hasta el último mes de abril, con respecto al mismo período de 2015, y alcanzaron los 94.000 visitantes, según el Ministerio del Turismo de la isla.

Una nota de prensa del MINTUR afirma que Cuba alcanzó el 12 de junio los "dos millones de visitas", 27 días antes con respecto al año pasado.

Según cifras oficiales, Cuba recibió 3.5 millones de turistas en 2015, 17% más que en 2014. Para el final de 2016 espera llegar a los 3.85 millones de visitantes, dijo el MINTUR.

Los estadounidenses que viajan a la isla lo hacen bajo las 12 categorías de visitantes autorizadas por la Administración Obama, tras la reanudación de relaciones diplomáticas entre ambos países, ya que todavía el embargo prohíbe los viajes turísticos a Cuba.

El ministerio del Turismo señaló que los resultados registrados hasta la fecha representan un avance del 12% frente al primer semestre de 2015.
Canadá, Alemania, Reino Unido, Estados Unidos, Francia, Italia, España, México y Argentina han contribuido "de manera significativa" al crecimiento del turismo a Cuba.

Según José Luis Perelló, profesor titular de la Facultad de Turismo de la Universidad de La Habana, el clima de distensión entre Cuba y Estados Unidos “incentivó los flujos de visitantes foráneos a Cuba procedentes de todos los países emisores de turismo; lo que provocó crecimientos significativos de turistas”.

“En el caso del mercado canadiense, históricamente el principal emisor de turistas a Cuba, que es sensible a los precios, se presentó una desaceleración a partir de noviembre, comienzo de la temporada alta, y que se ha mantenido hasta marzo de 2016, como resultado de la devaluación del dólar canadiense y el encarecimiento de los precios del paquete turístico”, señaló Perelló en un artículo publicado en la revista Temas.

La ONEI publicó en marzo pasado el informe sobre Indicadores Seleccionados del Turismo Internacional correspondiente a 2015, señalando que ese año los ingresos por turismo fueron de 2.800 millones de dólares.

La cifra se refiere a ingresos brutos, porque las estadísticas oficiales no han reflejado nunca cuánto cuesta producir un dólar en la industria turística, una cifra que analistas y expertos en el tema sitúan entre $0.60 y $0.70 centavos de dólar y la más alta de la región caribeña.

Esos altos costos se deben en gran parte a que Cuba tiene que importar la mayoría de los productos que se consumen en el sector turístico, incluidos, productos agrícolas que no se cosechan en la isla con la calidad y cantidad requerida.

Algo similar está sucediendo con el turismo de cruceros que recién empieza a desarrollarse. El pasado año Cuba recibió 9.922 visitantes que llegaron en cruceros, pero que aportaron muy poco en divisas al país. Las embarcaciones tampoco se abastecen en Cuba de víveres y de agua debido a la falta de una infraestructura adecuada.

Según cifras de la ONEI, las empresas turísticas estatales y mixtas dejaron de percibir entre enero y marzo del pasado año 26.3 millones de CUC en comparación con el primer trimestre de 2014, para un descenso del 3.9 por ciento a pesar de que en ese período la llegada de visitantes internacionales subió 14,2 por ciento.

El ingreso per cápita por visitante se contrajo 15.8 por ciento, por lo que un viajero promedio desembolsó durante una estancia (también promedio) 567.2 CUC, el gasto más bajo en los últimos 10 años.

Una buena parte de esa diferencia fue a parar al creciente sector gastronómico y de hospedaje privado, ya que las cifras de la ONEI sólo contabilizan las entidades estatales y mixtas.

XS
SM
MD
LG