Enlaces de accesibilidad

Rusia apuesta en grande a la infraestructura cubana: 4.000 millones de dólares


Raúl Castro encuentro con Vladímir Putin

El viceministro de Economía, Nikolai Podguzov, explicó a medios rusos que se trata de 55 proyectos de cooperación en energía atómica, infraestructura ferroviaria, tecnología de la información y la aviación.

Rusia está apostando a sectores clave de la economía cubana, a partir de la firma de 55 proyectos de colaboración cuyo monto global ronda los 4.000 millones de dólares, para ser implementados entre 2016 y 2020 según reportes de la prensa rusa.

Los ex aliados de la época de la Guerra Fría buscan cooperar, entre otros sectores, en los de la energía atómica, infraestructura ferroviaria, tecnología de la información y la aviación.

La firma de un acuerdo para el uso pacífico de la energía nuclear tuvo lugar hoy en Viena al margen de la Conferencia General del Organismo Internacional de Energía Atómica (OIEA).

El viceministro cubano de Ciencia, Tecnología y Medio Ambiente, José Fidel Santana, rubricó el convenio junto con Serguéi Kirilenko, director del gigante energético ruso Rosatom.

Santana dijo a la agencia Efe que el acuerdo llega dos años después del inicio de las negociaciones y facilitará a los países un marco para desarrollar "de inmediato" proyectos bilaterales, sobre todo relacionados con "el uso médico de la energía nuclear" y con "el sector agroalimentario".

Cuba aspira además a obtener irradiadores industriales de cobalto para la esterilización de alimentos como frutas y hortalizas, así como fármacos radiactivos para el diagnóstico y tratamiento de cáncer.

El acuerdo incluye la posible formación de especialistas nucleares cubanos, investigaciones fundamentales y aplicadas, y la gestión de residuos radiactivos.

Algunos medios subrayaron que no se contempla el traslado de instalaciones nucleares rusas a la isla, ya sean de uso médico o energético.

El funcionario cubano no informó acerca del monto económico del acuerdo, aludiendo a que los proyectos bilaterales están todavía en "una fase inicial".

El medio ruso Sputnik agregó que el convenio contempla investigaciones, cooperación en el campo de la manipulación de residuos nucleares, intercambio de expertos y conferencias conjuntas.

Rusia y Cuba instituirán también grupos de trabajo para emprender proyectos y estudios concretos e intercambiar información científica.

Pero la agencia rusa TASS citó al viceministro de Economía, Nikolai Podguzov, quien explicó que se trata de un acuerdo que se inserta dentro de un macroconvenio de 55 proyectos de cooperación estimado en unos 4.000 millones de dólares.

Más del amplio trato

Las relaciones bilaterales y comerciales entre Cuba y Rusia se han intensificado en los últimos meses, coincidiendo con el deshielo entre La Habana y Washington que se inició en diciembre de 2014.

TASS agregó que la cooperación entre ambos países busca hacer frente a los embates del cambio climático en el mercado de las materias primas. El viceministro ruso alegó que ambas economías "se complementan".

"Estamos ofreciendo a Cuba equipos industriales indispensables, opciones de desarrollo de infraestructura que puedan servir de base para el crecimiento económico de la isla", señaló Podguzov.

"Ambas partes han estado tomando un enfoque pragmático con respecto a estos proyectos, que puedan ayudar a las relaciones ruso-cubanas a alcanzar un nuevo nivel", dijo.

El funcionario dijo que "en los primeros nueve meses del año en curso, se produjo un aumento significativo en el volumen del comercio tras una caída clara, y la implementación de estos proyectos prioritarios podría ayudar a fortalecer esta tendencia positiva".

Sobresalen los proyectos de energía, infraestructura ferroviaria (entre ellos exportación de vagones de pasajeros y de locomotoras a partir del 2017), y una empresa rusa tiene previsto participar en la construcción de la Máximo Gómez, el mejoramiento de las centrales térmoelectricas de la isla y la construcción de 16 pequeñas centrales hidroeléctricas.

Otra compañía rusa planea exportar equipos de construcción de carreteras, mientras que la empresa Uralkhimmash está lista para construir un parque para el almacenamiento de gases licuados de hidrocarburos, dijo TASS.

Fidel Castro Diaz-Balart
Fidel Castro Diaz-Balart

El hijo de Fidel Castro y los viejos nexos

El acuerdo se produce pocos días después de que el hijo mayor de Fidel Castro y asesor del tema en el poderoso Consejo de Estado, Fidel Castro Díaz-Balart, presentara en Moscú su nuevo libro sobre la historia de los descubrimientos científicos en el ámbito de la innovación y desarrollo.

Castro Díaz-Balart se graduó en la Universidad Estatal Lomonósov de Moscú en 1974, donde se especializó en Física Nuclear. Con el fin de garantizar su seguridad, utilizó un nombre falso: José Raúl Fernández.

En un acto en el que participó el primer ministro ruso, Dmitri Medvédev, Castro Díaz-Balart presentó su texto “Ciencia para la innovación: experiencia cubana”, en el marco de la 33 Conferencia Mundial de la Asociación Internacional de Parques Tecnológicos (IASP), celabrada en la capital rusa a comienzos de septiembre.

Como muestra de la cercanía, medios de prensa dijeron que Castro y Medvédev conversaron un rato en ruso y el primer ministro le comentó que había hablado por teléfono con su retirado padre en ocasión de su 90 cumpleaños.

El líder ruso dijo que se trató de una conversación “muy optimista”.

Tu opinión

Mostrar los comentarios

XS
SM
MD
LG