Enlaces de accesibilidad

Cuba revierte política de castigo a los médicos que se fueron del país


Médicos cubanos firman una carta a congresistas de EEUU para pedir su ayuda con el pro­grama de "parole".

Ahora el MINSAP les permitirá regresar a la isla, ejercer su profesión y les promete que mejorarán las condiciones de vida y trabajo, les facilitarán acceso a las tecnologías y becas en el extranjero.

El Ministerio de Salud Pública (MINSAP) anunció que revertirá la política de castigo que aplicaba a los médicos cubanos que han salido de Cuba, ya sea en misiones o de manera regular, y ahora les permite volver a la isla y ejercer su profesión.

Hasta hoy, el Gobierno cubano les prohibía regresar a Cuba en cinco, ocho o 10 años e incluso de por vida, una vez que habían abandonado su misión en el extranjero. A sus hijos, aunque fueran menores de edad, se les impedía salir del país. Lo mismo sucedía con los cónyuges.

Quienes habían salido definitivamente del país, con un permiso del Ministro de Salud que podía tardar hasta cinco años, al volver a la isla no podían ejercer su profesión.

Este viernes, en un editorial publicado en Granma dedicado a elogiar el Sistema Nacional de Salud Pública, el MINSAP anuncia que "los profesionales de la salud que bajo los términos de la actualización de la política migratoria han salido del país, ya sea por un interés económico, familiar o de índole profesional, incluyendo aquellos víctimas de las engañosas prácticas del vulgar robo de cerebros, tienen la oportunidad, si así lo desean, de reincorporarse a nuestro Sistema Nacional de Salud".

El Ministerio de Salud insiste en "la necesidad de establecer negociaciones para la contratación de re­cursos humanos a través de convenios institucionales, que permitan balancear y actualizar la disponibilidad de nuestros profesionales, sin dejar desprotegidos los servicios de salud a la población".

Se calcula que Cuba tiene repartidas por el mundo 51.000 personas gestionadas con contratos de la Comercializadora de Servicios Médicos de Cuba, que tiene convenios con 67 países. Se trata del primer ingreso de la economía cubana, con unos $10.000 millones anuales. La mayoría de ellos trabajan en Venezuela y Brasil.

La nota critica la contratación de médicos cubanos en otros países "para el ejercicio privado de la medicina", algo que aseguran "viene ocurriendo incluso en países amigos, aun cuando sus gobiernos no favorecen ni comparten tales procedimientos".

El MINSAP acusa al Gobierno de Estados Unidos de ser uno de "los principales artífices del robo de talentos... que desde los primeros años del triunfo de la Revolución nos obligó a adoptar controles y regulaciones migratorias para contrarrestar esta situación y ha continuado en su interés desestabilizador mediante sorteos, emigración selectiva y la Ley de Ajuste Cu­bano".

Particularmente critican el Pro­grama de Parole para Profesionales Mé­dicos Cubanos (Cuban Medical Pro­fessional Pa­role Program, CMPPP), del que aseguran está "diseñado para incitar la deserción de los profesionales de la medicina cu­bana durante el cumplimiento de sus misiones en terceros países, establecido por el go­bierno de George W. Bush desde agosto del 2006. Para ello, cuenta con agentes y activistas en los lugares donde laboran nuestros médicos me­diante convenios gubernamentales, que presionan y ofertan facilidades de todo tipo a quienes deserten y emigren al territorio norteamericano con la promesa de un mejor futuro profesional, que en realidad solo es posible alcanzar por una exigua minoría".

En el editorial de Granma, el MINSAP promete mejorar las condiciones de vida y trabajo de los médicos, otorgarles acceso a las tecnologías de la información, conceder becas en el extranjero, ampliar la modalidad de misiones de colaboración por períodos cortos (grupos itinerantes) y propiciar la participación en congresos y eventos nacionales e internacionales.

Reacción de médicos a anuncio de Granma
please wait

No media source currently available

0:00 0:01:45 0:00

Tu opinión

Mostrar los comentarios

XS
SM
MD
LG