Enlaces de accesibilidad

Retienen a periodista independiente a su regreso de EEUU


Una agente de la Aduana le informa a Henry Constantín que le van a revisar su equipaje.

Henry Constantín Ferreiro declaró que las autoridades de Inmigración le interrogaron sobre dónde había estado, quién pago su viaje y qué le parecían las recientes elecciones presidenciales en EEUU donde resultó ganador el republicano Donald Trump.

El periodista independiente Henry Constantín Ferreiro fue retenido el domingo por unas 6 horas en la Aduana del aeropuerto Internacional de Camagüey a su regreso de Estados Unidos.

Constantín Ferreiro dijo a la periodista Ivette Pacheco, de Radio Martí, que este lunes regresará a la aduana del aeropuerto, donde quedó retenido parte de su equipaje, que fue llevado a la Unidad Provincial de Investigaciones Criminales y Operaciones, UPICO, de Camagüey.

El periodista independiente declaró que las autoridades de Inmigración le interrogaron sobre dónde había estado, quién pagó su viaje y qué le parecían las recientes elecciones presidenciales en EEUU, donde resultó ganador el republicano Donald Trump.

please wait

No media source currently available

0:00 0:01:11 0:00

Las autoridades amenazaron con retenerle el teléfono celular, una laptop y una memoria flash para someterlos a una investigación, a lo que el periodista se negó, por lo que fue conducido a una unidad de policía, donde fue multado con 500 pesos por "obstruir el trabajo de la Aduana".

Tras la Reforma Migratoria implementada por el gobierno cubano en 2013, activistas y reporteros independientes han denunciado que se ha vuelto una práctica común la confiscación de computadoras, cámaras de video, celulares y dispositivos electrónicos de activistas a su llegada al país.

En el pasado, Constantin Ferreiro fue sometido en dos ocasiones a tratos similares en el Aeropuerto Internacional José Marti de La Habana, cuando se negó a que las autoridades de la Aduana revisaran la información privada que tenía en su computadora sin su presencia.

El periodista camagüeyano dirige la revista digital La Hora de Cuba, y en su página de Facebook denunció a inicios de este mes que él y una de las colaboradoras de esa publicación fueron blanco de críticas muy directas por parte de Jorge Luis Tapia Fonseca, primer secretario del Partido Comunista en la provincia de Camagüey, durante una reunión que sostuvo con estudiantes universitarios de esa provincia, donde los tildó de contrarrevolucionarios.

En esa ocasión, el director de La Hora de Cuba expresó:

“Que cualquier cosa que tenga que decir de Henry Constantín, usted sabe dónde yo vivo, y si viene en buena onda y sin mucho tracatán detrás, le abro la puerta y le brindo uno de los balances en la sala de mi casa, y seguro que hasta mi papá le cuela café, para que se sienta cómodo y pueda decirme todo lo que le preocupa sobre mi persona y trabajo".

"Lo voy a dejar hablar todo lo que quiera, porque nosotros somos gente educada, pero tengo una lista de 178 graves problemas que usted en sus ya numerosos años de gobierno en esta provincia no ha resuelto -y a pesar de eso tiene tiempo para andar convocando reuniones sobre mí y mis colaboradores", agregó.

"Después que usted termine de hablar, yo le voy a pedir que nos responda por los bajísimos salarios, la emigración de los jóvenes y profesionales, la pavimentación deplorable de ciudades y pueblos, la escasísima y cara Internet, la proliferación de epidemias, las inhumanas condiciones en las cárceles, la corrupción trepidante de muchos de sus funcionarios, la falta de maestros y médicos y el increíble exceso de nómina en el MININT, el desastroso transporte público, las condiciones tercermundistas del aeropuerto, los medios de difusión sin credibilidad y ajenos al Camagüey y la Cuba reales, las trabas a la economía privada, la falta de transparencia en los organismos públicos y de independencia en los tribunales, los hospitales con escasa higiene, las escuelas desconectadas del mundo, los campesinos olvidados y explotados, el colapso de nuestra ganadería, los centrales azucareros cerrados, la falta de opciones de vida en los municipios, los feminicidios, el alcoholismo que hace olas, el maltrato animal, la improductividad de muchas empresas estatales, la politización de la universidad, los campos de marabú, la ineficiencia policial, la escasez de viviendas…”, concluyó.

XS
SM
MD
LG