Enlaces de accesibilidad

Millonario proyecto despierta a coloso minero en occidente de Cuba


Proyecto minero-metalúrgico Castellanos, en Pinar del Río.

El complejo minero-metalúrgico, que se abastecerá del yacimiento Castellanos, en Pinar del Río, podría producir 12.000 toneladas de concentrado de zinc y 5.000 de concentrado de plomo en el último trimestre de 2017.

La mayor planta de procesamiento de mineral de Cuba, un proyecto clave para la industria de la isla ubicado en Pinar del Río, entró en fase de pruebas, mientras directivos dijeron que las exportaciones de concentrado de zinc y de plomo comenzaran antes de fin de año.

El proyecto minero-metalúrgico Castellanos comenzó sus pruebas el 1 de julio, un año y medio después del inicio de su construcción, explicó al diario oficial Granma el gerente general adjunto de la Empresa Mixta Minera del Caribe S.A. (Emincar), Justo Hernández.

La firma Emincar se constituyó en 2012 mediante una alianza de la estatal cubana Geominera -con más de la mitad del capital- y la trasnacional europea Trafigura.

Según el plan, se espera que en el último trimestre del año las instalaciones, que se abastecerán del cercano yacimiento Castellanos, puedan producir 12.000 toneladas de concentrado de zinc y 5.000 de concentrado de plomo.

La primera exportación está prevista entre noviembre y diciembre, dijo el funcionario.

La infraestructura costó 278 millones de dólares. En el proyecto además participan entidades de los ministerios de Energía y Minas, y Construcción e Industria, junto al Instituto de Recursos Hidráulicos y cooperativas privadas, además de unos 70 especialistas extranjeros.

El 96 % de la fuerza que ha participado es cubana", explicó la nota.

La inversión incluyó la reparación de la presa Nombre de Dios, que abastecerá de agua al proyecto, se acondiciona el puerto de Santa Lucía y se construyó una presa de colas para depositar los residuos del proceso.

El puerto será usado para el envío de la producción por vía marítima hasta la terminal de contenedores de la Zona Especial de Desarrollo del puerto Mariel (ZEDM), a 45 kilómetros al oeste de La Habana, desde donde se realizará la exportación.

Estudios previos indican que el yacimiento Castellanos garantiza a la planta de procesamiento la materia prima para los próximos once años, aunque el yacimiento Santa Lucía, a un kilómetro y medio, podría extender la vida del proyecto "a 25 años o más".

La iniciativa busca devolver la actividad minera al poblado de Santa Lucía, ubicado a unos 210 kilómetros al oeste de La Habana.

Del yacimiento Castellanos se extrajo oro entre los años 90 y principios de los 2000, hasta que la caída del precio de los metales y los altos costos de producción provocaron el cese de la explotación y la pérdida de más de 2.000 empleos.

El principal polo minero de Cuba se concentra en la otra punta de la isla, en la localidad de Moa (provincia de Holguín, a unos 800 kilómetros al este de La Habana), principal zona de extracción del níquel cubano, una de las principales fuentes de ingresos de la isla, solo por detrás de los servicios profesionales y el turismo.

(EFE)

Tu opinión

Mostrar los comentarios

XS
SM
MD
LG