Enlaces de accesibilidad

Obama lamenta trágico final de Payá


El presidente Barack Obama

El presidente recordó la trayectoria del Premio Sajarov y la dedicación del líder católico. "Continuaremos inspirados en la visión y dedicación de Payá por una Cuba mejor".

El presidente estadounidense, Barack Obama, lamentó este lunes la muerte del opositor cubano, Oswaldo Payá Sardiñas, fallecido ayer domingo en un accidente de tránsito en el oriente de Cuba, indicó la Casa Blanca, que destacó su incansable "lucha por la libertad y las reformas democráticas".

"Seguimos inspirados por la visión y dedicación de Payá por un futuro mejor para Cuba, y creemos que su ejemplo y liderazgo moral perdurará", indicó el comunicado de la presidencia estadounidense.

La nota del presidente resalta que el opositor cubano"mantuvo hasta el final su optimismo de que el país que amó vería una transición pacífica y democrática" y que su "visión y dedicación por un futuro mejor en Cuba continuará inspirándonos, y creemos que su ejemplo y liderazgo moral perdurará".

Obama elevó sus "pensamientos y oraciones a la familia y amigos de Oswaldo Payá, un incansable defensor de mayores derechos cívicos y humanos en Cuba", dijo en un comunicado el portavoz de la Casa Blanca, Jay Carney.

"Estados Unidos continuará apoyando al pueblo cubano en su búsqueda de los derechos humanos fundamentales" en la isla, afirmó Carney.

"Payá dedicó décadas de su vida a la lucha no violenta por la libertad y la reforma democrática en Cuba como titular del Movimiento Cristiano Liberación, líder del Proyecto Varela, y mediante su papel como un activista de la sociedad civil".

THE WHITE HOUSE
Office of the Press Secretary
FOR IMMEDIATE RELEASE
July 23, 2012

Statement by the Press Secretary on the Death of Oswaldo Payá

The President's thoughts and prayers are with the family and friends of Oswaldo Payá, a tireless champion for greater civic and human rights in Cuba. Payá gave decades of his life to the nonviolent struggle for freedom and democratic reform in Cuba as the head of the Christian Liberation Movement, the leader of the Varela Project, and through his role as a civil society activist. He remained optimistic until the end that the country he loved would see a peaceful and democratic transition. We continue to be inspired by Payá's vision and dedication to a better future for Cuba, and believe that his example and moral leadership will endure. The United States will continue to support the Cuban people as they seek their fundamental human rights.
XS
SM
MD
LG