Enlaces de accesibilidad

Experimento de transporte estatal en Villa Clara: circulan vacíos gastando combustible


Autobuses Diana comenzaron a emsamblarse en Cuba en el 2012.

Un reporte del diario Vanguardia indicó que a 15 días de entrar en circulación 10 de estos autobuses de fabricación local, muchos prefieren medios como el carretón o el bicitaxi.

A cinco años de que fueran presentados como la solución local a la grave crisis del transporte urbano en Cuba, los ómnibus Diana circulan en la isla pero no son populares y a menudo viajan sin pasajeros.

Así lo indicó un reporte del diario oficial Vanguardia, de Santa Clara. La nota titulada "El síndrome de las 'Dianas' vacías", explicó que a dos semanas de que comenzaran a circular 10 de estos ómnibus, con frecuencia los conductores deben esperar en las piqueras la llegada de pasajeros.

Los primeros ómnibus Diana se ensamblaron en Cuba en el 2012. La capacidad total de estos ómnibus, según el modelo-, varía entre 26 y 28 asientos y 43 y 45 pasajeros. La mayoría circula en las provincias.

Decenas de estos buses han sido ensamblados en la Empresa Productora “Evelio Prieto Guillama”, ubicada en Guanajay, en la provincia de Artemisa.

Caros, incómodos

Cubanos consultados por el diario estatal dijeron que son incómodos y su precio por valor de tres pesos cubanos es más costoso que los ómnibus comunes, que cuestan 20 centavos en moneda nacional.

"El precio me parece incorrecto. Deberían ubicarlas en otras rutas y con tarifas más justas. Andan prácticamente vacías gastando combustible", dijo a Vanguardia José Luis García Chaviano, un empleado estatal.

"Debo coger más de una guagua, y tengo que optar por las baratas, porque si no, el salario, que de por sí no da, se me va en el transporte", agregó.

Martí Noticias consultó a Ramón Jiménez, coordinador del Observatorio de Derechos Humanos y residente en Villa Clara, quien corroboró la información.

please wait

No media source currently available

0:00 0:01:13 0:00

Jiménez explicó que se trata de "una medida proteccionista" a favor del servicio estatal, en momentos en que el Estado cubano ha frenado en seco el avance del emprendimiento privado.

"Se ha querido limitar a los transportistas por cuenta propia para aumentar la participación de los ómnibus estatales en la transportación del personal", aseguró Jiménez.

También aludió a algunas de las causas de la impopularidad de los ómnibus Diana.

"El precio es superior y los recorridos que efectúa este transporte no es lo que mayormente le interesa a la población. Eso ha originado que la gente esté descontenta con eso. La gente prefiere montarse en un carretón, montarse en un bicitaxi, montarse en cualquier otro vehículo que esperar un transporte público para viajar", expresó.

Los conductores opinan

Choferes entrevistados por el diario Vanguardia dijeron que desde que comenzaron a circular el 6 de noviembre les ha ido "más o menos".

"Los viajeros piden que se extienda más el recorrido. Rara vez nos vamos con todas las capacidades ocupadas, ni siquiera en horario pico", comentó el chofer Rudy Martínez Zamora.

También dijo que el tramo es muy corto para que cueste tres pesos cubanos y que hasta el momento su salario es el mismo: "Dicen que esto es para mejorar el sueldo, nos queda esperar al mes que viene a ver qué pasa".

La tarifa de tres pesos responde a que no se admiten personas de pie, y los pasajeros toman el ómnibus y descienden de él en el lugar que deseen, siempre y cuando el chofer no viole la Ley de Tránsito.

Una funcionaria local dijo que los 10 ruteros que entraron en circulación este mes buscan apoyar las 18 rutas disponibles en la ciudad.

"(Pero) de momento, crece la inconformidad, y la discordia sigue en las rutas de los ómnibus urbanos", concluyó el diario.

[Redactado con reporte del diario Vanguardia]

Tu opinión

Mostrar los comentarios

XS
SM
MD
LG