Enlaces de accesibilidad

Televisión cubana suspende muñequitos por muerte de Fidel Castro


Elpidio Vldés, uno de los animados más populares entre los cubanos.

Una programación especial de la televisión cubana excluyó desde el sábado las series y programas para niños. Padres y abuelos buscan alternativas para entretener a hijos y nietos en estos días de luto nacional dispuesto por el Gobierno.

Los niños cubanos más pequeños tal vez no conocen casi nada de Fidel Castro pero la reciente muerte del omnipresente exgobernate de Cuba los ha dejado sin entretenimiento en casa: la televisión estatal suprimió desde el sábado los espacios de dibujos animados, conocidos como los “muñequitos”.

Padres y abuelos dijeron a Martí Noticias que han debido explicarle a los niños acerca de la muerte de Castro, quien gobernó de manera ininterrumpida a la isla durante casi medio siglo, hecho que los ha privado de los animados.

"Aquí no hay nada, ni muñequitos ni nada, ni siquiera Elpidio Valdés, es Fidel por todos los canales de televisión", dijo Sandra Noa, de 35 años y madre gemelos de 5 años.

"¿Imagínate lo que es explicarle a los niños que estamos de luto, que se murió Fidel?", comentó.

Marisela Quintero dijo que agarró unos discos viejos del programa La Sombrilla Amarilla para calmar a Carla, su niña de cuatro años.

"Marcolina (persona principal de la serie infantil) me salvó la campana, los niños no entienden de luto, ni de dirigentes muertos", exclamó.

A padres y abuelos no los toma de sorpresa la avalancha de reportajes y otros materiales alusivos a Castro. En todo caso era esperado.

Programación especial atiborra a los cubanos de materiales sobre Fidel Castro.
Programación especial atiborra a los cubanos de materiales sobre Fidel Castro.

La programación especial es parte de los nueve días de luto nacional que incluye la suspensión de bebidas alcohólicas y las festividades.

Durante sus 49 años en el poder, Castro gobernó con una fuerte presencia en medios y en toda la vida nacional.

Incluso después de dejar el poder en el 2006, -aunque más esporádicamente-, Castro acaparó titulares con los artículos que escribía o en unas pocas fotos o vídeos que daban fe de vida cuando visitantes extranjeros llegaban a su casa en un barrio exclusiva de La Habana.

Niños de todas las edades han sido llevados por sus padres a los sitios donde le rinden homenaje a Fidel Castro.

Tu opinión

Mostrar los comentarios

XS
SM
MD
LG