Enlaces de accesibilidad

Cuba mantiene alerta por epidemia de Conjuntivitis Hemorrágica


Conjuntivitis Hemorrágia Epidémica

La nota publicada en los medios oficiales pasa por alto la escasez generalizada de productos de higiene personal tan elementales como jabón de baño, así como los desinfectantes y otros productos de limpieza para el hogar, necesario para mantener la higiene y evitar la propagación del virus.

Las autoridades cubanas de salud recordaron este martes a la población que todavía sigue vigente en todo el país la alerta de salud por conjuntivitis hemorrágica epidémica (CHE) que se anunció a fines del pasado mes de mayo.

Francisco A. Durán García, director nacional de Epidemiología del Ministerio de Salud Pública, explicó a medios locales de prensa que las provincias de Guantánamo, Santiago de Cuba, Holguín y La Habana acumulan el mayor número de casos de la enfermedad, aunque personas diagnosticadas en todas las provincias.

«Esta es una enfermedad muy transmisible, es decir, que se transmite rápidamente mediante el contacto directo o indirecto con el exudado de los ojos infectados; a través de las manos y objetos de uso personal; por gotitas expulsadas de vías respiratorias y por el agua de piscinas mal cloradas, todo lo cual facilita que la CHE se propague en disímiles superficies, y en el medio ambiente en general. Su causa es viral, afecta a todas las edades y cursa de forma epidémica», explicó el doctor Durán García.

Los riesgos de contraer este virus, afirmó el doctor, son particularmente altos en los lugares con aglomeración de personas, y en las piscinas que no cuenten con una correcta concentración de cloro.

Las autoridades sanitarias subrayan que las características de fácil propagación de la CHE hacen que sea muy importante que la población comprenda la importancia de reforzar las acciones y medidas de prevención, fundamentalmente de higiene personal, sobre todo en esta etapa del verano.

La nota publicada en los medios oficiales pasa por alto la escasez generalizada de productos de higiene personal tan elementales como jabón de baño, así como los desinfectantes y otros productos de limpieza para el hogar, necesario para mantener la higiene y evitar la propagación del virus.

La existencia de estos productos es precaria, incluso en las tiendas de divisas, donde se venden a precios exorbitantes y fuera del alcance del trabajador cubano promedio.

El doctor Durán García dijo que para el tratamiento de la CHE, no se deben aplicar colirios, ni medicamentos empleados en otros tipos de conjuntivitis, solo fomentos de agua fría.

La actual epidemia de Conjuntivitis Hemorrágica es la sexta que ocurre en Cuba que se propagó por primera vez en agosto de 1981. La última se reportó en el año 2003.

Tu opinión

Mostrar los comentarios

XS
SM
MD
LG