Enlaces de accesibilidad

Madre denuncia golpiza contra hija opositora, confinada en una celda de castigo


Damaris Rodríguez (izq) y su hija Lisandra Rivera, encarcelada en Mar Verde.

"Ella sin espejuelos no ve nada, y así se llevaron a mi hija Lisandra Rivera para una celda de castigo en la prisión de mujeres de Mar Verde, luego de propinarle una paliza y romperle los espejuelos", dijo la madre.

La madre de la activista Lisandra Rivera denunció los tratos crueles y degradantes contra su hija, traslada el pasado martes a una celda cestigo en la cárcel de mujeres de Mar Verde, Santiago de Cuba, luego de que los guardias le propinaran una golpiza.

Tras recibir una llamada anónima desde la cárcel, donde informaban a la familia de que Rivera había sido golpeada, sus padres y el esposo se presentaron en el penal, explicó a Martí Noticias la madre, Damaris Rodríguez.

Al llegar a la cárcel, familiares de los reos que estaban esperando para entrar a la visita confirmaron que delante de ellos "le dieron una paliza a Rivera, le rompieron los zapatos y los espejuelos y se la llevaron para una celda de castigo dándole golpes", relató la mujer.

Las autoridades se demoraron en atender a la familia y según relató Rodríguez, ellos comenzaron a protestar. "Un trabajador salió con un machete a amenazarnos para que nos fuéramos, pero nos negamos".

please wait

No media source currently available

0:00 0:03:38 0:00

Finalmente una oficial los atendió, y negó que Lisandra fuera golpeada, pero admitió que estaba confinada en una celda de castigo por “incumplir el reglamento”.

Rodríguez insiste en que su hija "sí fue víctima de violencia", y cree que la salud de la opositora puede verse afectada porque en el régimen de castigo no permiten pasarle alimentos, y además “ella sin espejuelos no ve”.

Desde el 11 de abril, en que Rivera tuvo una visita de la familia, no han tenido más contacto con ella, y la oficial que los atendió les dijo que “estará castigada por tiempo indefinido”.

Lizandra Rivera fue maltrada y detenida cuando fotografiaba un decomiso a cuentapropistas en Santiago de Cuba.
Lizandra Rivera fue maltrada y detenida cuando fotografiaba un decomiso a cuentapropistas en Santiago de Cuba.

​En diciembre de 2015, la activista de 28 años, miembro de la Unión Patriótica de Cuba, fue detenida y acusada del presunto delito de "atentado", que supuestamente había cometido en febrero de 2016.

En esa ocasión fue maltratada y detenida cuando fotografiaba un decomiso a cuentapropistas en Santiago de Cuba. La multaron, y ella se negó a pagar una multa que consideró injusta.

En enero de 2017, Rivera fue trasladada a la cárcel de Mar Verde, y desde entonces ha estado la mayor parte del tiempo en celda de castigo por no obedecer la orden de sus carceleros de pararse en firme como un soldado.

La activista sostiene que es inocente de las acusaciones que se imputan.

Un video divulgado por la UNPACU presenta el caso de Rivera y el de Jorge Cervantes, otro activista de ese grupo opositor, y alerta sobre las pésimas condiciones en que los mantienen confinados a ambos.

  • 16x9 Image

    Idolidia Darias

    Idolidia Darias estudió Lengua y Literatura en el Instituto Superior Pedagógico Félix Varela en Santa Clara, Villa Clara, Cuba. Es autora  del libro “Escambray, la historia que el totalitarismo trató de sepultar”  y coautora de “Cuba: desplazados y pueblos cautivos”.
    Es autora del blog lafronteratransparente.

Tu opinión

Mostrar los comentarios

XS
SM
MD
LG