Enlaces de accesibilidad

Quedó atrapado por cambio migratorio; EEUU no le concedió asilo y ha regresado a Cuba devastado


Maykel Fuentes Valero (centro) a su arribo a La Habana, con un amigo y su novia.

El miércoles fue deportado a Cuba el psicólogo Maykel Fuentes Valero, después que un tribunal estadounidense determinó la medida el pasado 25 de abril. Había llegado a la frontera un día después del cese de la política de "pies secos/pies mojados".

El psicólogo cubano Maykel Fuentes Valero, -que pasó cuatro meses preso en el centro de reclusión para emigrados Río Grand de Laredo, Texas-, fue deportado el miércoles a Cuba, según corfirmó la madre al periodista Ricardo Quintana, de TV Martí.

Fuentes Valero es uno de entre los cientos de cubanos que quedaron varados tras el abrupto cese de la política de “pies secos/pies mojados” decretado por el expresidente Barack Obama poco antes de dejar la Casa Blanca en enero pasado.

La deportación fue el último paso de un proceso que comenzó a fines de abril. El juicio de Fuentes Valero, de 32 años, tuvo lugar el 25 de abril en el Centro de Procesamiento de Laredo, Texas.

La jueza de emigración que lo juzgó dijo que no existían pruebas sufucientes que indicaran un eventual peligro en caso de que fuera retornado a la isla y dicataminó la deportación.

"Fue una escena muy triste ver salir a mi hijo por la puerta en el Aeropuerto Internacional "José Martí", dijo Noemí Valero, madre del joven psicólogo deportado esta semana.

"Vi ante mi a un hombre devastado de dolor y solo sabía decir: 'Me pasó lo mismo que a Moisés, vi la tierra prometida pero no me permitieron entrar'", expresó la madre.

Detalles de retorno no fueron explicados. Los deportados suelen viajar bajo custodia de autoridades migratorias. No es claro si viajó esposado. A su arribo al aeropuerto Internacional "José Martí", de La Habana, lo esperaban además de la madre, su novia y un amigo.

Cubanos detenidos junto a Fuentes Valero en Río Grand de Laredo dijeron que el psicólogo es el primero que retornan a Cuba. Otro cubano que no ha sido identificado aguarda en prisión con la misma sentencia.

"Lucharemos para sacarlo de la gran depresión"

Fuentes Valero había dicho a TV Martí por teléfono, desde la prisión migratoria, que no quería regresar a Cuba, entre otras razones porque había decido partir después que fuera expulsado de su puesto de trabajo en el hospital conocido como Maternidad de Línea (América Arias).

La razón de la expulsión, -dijo-, fue por emitir criterios políticos contrarios al sistema vigente, incluyendo los bajos salarios que cobran los profesionales y la imposibilidad de elegir en las urnas a los dirigentes cubanos.

Martí Noticias no ha podido hasta ahora conversar con Fuentes Valero, quien está emocionalmente afectado.

"Luchamos para sacarlo de la gran depresión que padece en estos momentos (...) Lo sacaremos adelante y trataremos de que no se afecte su mente", concluyó la madre en un correo electrónico enviado el jueves.

Previo a la deportación, Fuentes Valero contó a TV Martí su mensaje final al tribunal que lo juzgó.

“Le dije a la jueza: ‘usted pensará que esto que le estoy contanto es ciencia ficción, pero es la realidad de Cuba. Ellos lo tienen todo tan bien controlado que aparentemente no pasa nada pero sí pasan cosas, yo soy una evidencia de ello’”, dijo Fuentes Valero.

“Si yo no hubiera tenido problemas políticos, yo no habría venido a este país”, concluyó.

[Redactado por Rosa T. Valdés, con reporte de Ricardo Quintana]

  • 16x9 Image

    Rosa Tania Valdés

    Rosa Tania Valdés. Periodista, Universidad de La Habana (1997). En Cuba trabajó en Radio Ciudad de La Habana y el telecentro CHTV. Fue corresponsal en La Habana para el servicio en Español de la Agencia Reuters, entre 2005 y 2015. Colabora regularmente con Diario Las Américas.

Tu opinión

Mostrar los comentarios

XS
SM
MD
LG