Enlaces de accesibilidad

Doctora cubana huye del programa "Más Médicos" en Brasil


Un grupo de médicos extranjeros participa en un entrenamiento en la Universidad de Brasilia (Brasil), para trabajar en sanidad pública en este país.

Está "refugiada" en el despacho de la bancada del partido opositor Demócratas hasta que reciba el asilo que será solicitado formalmente el miércoles en el ministerio de Justicia.

EL ASILO POLITICO EN BRASIL
En septiembre del 2013 el ministro de Salud, Alexandre Padilha, anunció que el gobierno brasileño podría analizar eventuales pedidos de asilo político por parte de médicos cubanos contratados a través del Programa Más Médicos.

En aquella ocasión explicó que con los cubanos se adoptaría el mismo procedimiento que con los profesionales de otras nacionalidades.

En un debate en la Comisión General de la Cámara de Diputados respecto al Programa Más Médicos, el ministro rechazó afirmaciones de que los cubanos quedarían sin sus pasaportes.

"Si un médico cubano, o argentino – tenemos médicos de más de 60 países –, si alguno de esos profesionales viene a pedir asilo político, vamos a analizar [su pedido]", dijo en respuesta a los parlamentarios acerca de la posibilidad de que algún médico cubano pida asilo.

"Hablen con los médicos y comprueben si ellos no se quedan con sus pasaportes. Es el documento que tienen", agregó.
La doctora cubana Ramona Matos Rodríguez, quien trabajaba en el programa social Más Médicos para cubrir vacantes en el sistema de salud pública en Brasil pedirá asilo al Gobierno, tras conocer el salario que ofrecía Brasil a los médicos del programa y compararlo con el que recibía.

"Me sentí engañada. En Cuba no dijeron nada de 10.000 reales (hoy USD 4.100). Decidí huir por eso. Me sentí muy mal, me sentí engañada", dijo la doctora, citada por el sitio web del diario O Globo.

Matos Rodríguez asegura que es buscada por la Policía Federal y teme ser deportada.

Llegó a Brasil con el primer grupo de especialistas cubanos en octubre del 2013 y fue ubicada en Pacajá, estado de Pará. El sábado salió de la ciudad y huyó hasta Brasilia, al descubrir que todos los doctores, menos los cubanos, que trabajan en el Programa Más Médicos reciben un salario mensual de diez mil reales, una cifra mucho mayor de la que reciben los profesionales cubanos.

La doctora de 51 años asegura que fue engañada respecto a la posibilidad de llevar a su familia a Brasil y dijo que sólo recibía $400 dólares mensuales y que otros $600 son depositados cada mes en una cuenta en Cuba, que permanece congelada hasta su regreso de la misión.

Matos explicó que se siente engañada por su país y mostró el contrato de la Empresa Comercializadora de Servicios Médicos Cubanos, indicando que no había ningún acuerdo entre el Ministerio de Salud y la OPS (Organización Panamericana de la Salud)

Matos está "refugiada" en el despacho de la bancada del partido opositor Demócratas (DEM), de los más críticos de este programa, hasta que reciba el asilo que será solicitado formalmente el miércoles en el ministerio de Justicia, indicó el sitio G1 de Globo.

"El DEM se coloca a su disposición con estructura física y jurídica", explicó el diputado del partido Ronaldo Caiado, que aseguró que si no recibe el asilo podría ser detenida por "desertora" en Cuba.

Ronaldo Caiado declaró que el liderazgo de la DEM en la cámara será la Embajada de la libertad para los médicos cubanos y que personalmente hablará sobre el caso con el Ministro de justicia José Eduardo Cardozo.

La cubana declaró al diario Folha de Sao Paulo que trabajó con la misión de Cuba en Bolivia durante 26 meses y que ahora, por su decisión, teme por su hija en Cuba, quien también es médico.

Matos dijo que en Brasil enfrentaba problemas para moverse de una ciudad a otra y que siempre tenía que informar a un supervisor cubano, que estaba en Belén.

El Gobierno de la presidenta Dilma Rousseff accedió a recibir a unos 4.000 médicos cubanos y a pagarles sus salarios a través de la Organización Panamericana de la Salud.

El Gobierno lanzó el programa tras las masivas protestas callejeras de junio, en las que se reclamaba por mejores servicios públicos, en particular de salud. Los cubanos, muchos de ellos negros, ya fueron llamados de "esclavos" e "incompetentes" por pares brasileños.

please wait

No media source currently available

0:00 0:04:44 0:00

Tu opinión

Mostrar los comentarios

XS
SM
MD
LG