Enlaces de accesibilidad

La crisis financiera que enfrenta Cuba en los dos últimos años empeoró durante el primer semestre de 2017, y el país está teniendo dificultades para obtener créditos comerciales debido a retrasos en los pagos a proveedores, según el Ministro de Economía cubano Ricardo Cabrisas.

El corresponsal de la agencia Reuters en La Habana, Mark Frank, cita este martes declaraciones de Cabrisas ofrecidas a puerta cerrada durante la sesión de la Asamblea Nacional el pasado el viernes, que fueron transmitidas por la televisión estatal el lunes por la noche.

Cabrisas dijo que los ingresos por exportaciones hasta el pasado mes de junio se incumplieron en $417 millones de dólares y las importaciones fueron $1,500 menos de lo previsto "por dificultades en la utilización de créditos, limitación en la asignación de liquidez, deudas por cartas de créditos vencidas y no pagadas, y deficiencias en el proceso de contratación".

Una crisis de liquidez, unida a una disminución en los suministros de petróleo desde Venezuela, provocaron la caída de las importaciones y redujo el consumo de combustible y electricidad el pasado año provocando una recesión por primera vez en casi un cuarto de siglo en la isla, señaló el reporte de Reuters publicado en inglés en su sitio web.

Sin embargo, Cabrisas dijo que si el año pasado el 85 por ciento de las importaciones se financiaron a través de créditos comerciales, hasta mayo de este año el país logró obtener crédito financiero similar, aunque el 40,8 por ciento de los proveedores se muestran reacios a acumular más deuda.

Esto significa que el gobierno debe buscar este año más deuda pública para financiar sus importaciones, señaló Reuters.

Los envíos de crudo y combustibles de Venezuela cayeron casi un 13 por ciento en el primer semestre del año, según documentos de la estatal petrolera PDVSA a los que tuvo acceso Reuters y cayeron un 40 por ciento comparado con el mismo período de 2015, lo que obligó a Cuba a importar algunas cantidades de crudo desde Rusia.

Cabrisas reconoció en su informe que Cuba tuvo que comprar petróleo en el mercado abierto y gastó 99,6 millones de dólares más de lo planificado en esa actividad.

Luego de la caída de los precios del petróleo en 2014, Venezuela redujo los envíos de combustible subsidiados a Cuba, así como los pagos por los servicios profesionales de especialistas cubanos.

Otros aliados productores de petróleo, como Angola y Argelia, también se encuentran cortos de dinero para pagar por los servicios cubanos.

Cuba no publica información actualizada sobre su deuda, balanza de pagos y cuenta corriente, precisó Reuters.

[Agencia Reuters]

Tu opinión

Mostrar los comentarios

XS
SM
MD
LG