Enlaces de accesibilidad

Voto del pueblo podría acabar con proceso de paz en Colombia


El jefe del equipo negociador del Gobierno de Colombia, Humberto de la Calle (i) saluda al comandante de las FARC, Rodrigo Granda (d) durante la lectura de un comunicado conjunto en La Habana.

"Si el pueblo dice no, se terminó el proceso y no produjo resultados", dijo el negociador Humberto de la Calle en una entrevista publicada este lunes por el diario El Tiempo.

El jefe negociador del gobierno de Colombia en los diálogos con la guerrilla FARC, Humberto de la Calle, dijo en una entrevista publicada este lunes que si el pueblo vota por "no" refrendar los acuerdos de paz, el proceso acabaría sin resultados.

"Si el pueblo dice no, se terminó el proceso y no produjo resultados", dijo De la Calle en una entrevista publicada por el diario El Tiempo, refiriéndose a los hipotéticos resultados del plebiscito propuesto para que los ciudadanos aprueben o rechacen el acuerdo de paz que firmen las partes.

"Si gana el no, pues hemos perdido, entre comillas, 'cuatro años de nuestra vida'", aseguró también.

El funcionario recordó que el presidente de Colombia, Juan Manuel Santos, ha dicho que en caso de que los acuerdos sean rechazados en las urnas, "se terminó el proceso" con las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC, marxistas), que comenzó en 2012 en Cuba para ponerle fin a más de medio siglo de conflicto armado.

El 23 de junio el gobierno y las FARC sellaron las condiciones de la entrega de armas de los rebeldes y el cese al fuego bilateral, que entrará en vigencia una vez firmado el acuerdo definitivo de paz.

Además, establecieron que el pacto final que firmen deberá ser refrendado por los colombianos mediante el mecanismo que decida la Corte Constitucional, que actualmente estudia un proyecto de ley para la realización de un plebiscito sobre el acuerdo de paz.

"Lo que me parece que es fundamental es que la gente va (a) poder votar y tomar su decisión", agregó.

De la Calle calificó de "situación extraordinariamente preocupante" la declaración formulada la semana pasada por un frente de la guerrilla que se opone a los acuerdos de La Habana, aunque destacó que la "impresión" que ha tenido durante las negociaciones es que "la dirigencia de las FARC tiene mando y control" sobre su tropa.

"No sería la primera vez que en un acuerdo haya algún tipo de facciones rebeldes. Eso no es tan exótico como parece, lo cual no lo justifica ni lo hace algo secundario. Es extraordinariamente serio, grave", acotó.

Colombia vive un conflicto armado que ha enfrentado a guerrillas, paramilitares y agentes del Estado, dejando un saldo de alrededor de 260.000 muertos, 45.000 desaparecidos y 6.9 millones de desplazados.

Tu opinión

Mostrar los comentarios

XS
SM
MD
LG