Enlaces de accesibilidad

Ucrania amenaza a Rusia con llevar aumento del gas ante los tribunales


Parlamento ucraniano

Ucrania "no acepta" el nuevo precio del gas que le impone Rusia, a casi 500 dólares los 1.000 metros cúbicos, afirmó este sábado el primer ministro ucraniano, Arseni Yatseniuk.

Ucrania rechazó este sábado la última subida del precio del gas ruso y amenazó con llevar a su poderoso vecino ante un tribunal de arbitraje en Suecia, lo que podría amenazar el suministro a Europa Occidental.

Los europeos, empezando por la jefa del gobierno alemán, Angela Merkel, lanzaron nuevas advertencias a Moscú, amenazada con una segunda tanda de sanciones en caso de escalada.

Ucrania "no acepta" el nuevo precio del gas que le impone Rusia, a casi 500 dólares los 1.000 metros cúbicos, afirmó este sábado el primer ministro ucraniano, Arseni Yatseniuk.

"La presión política es inaceptable. Y no aceptamos el precio de 500 dólares", aseguró el jefe de gobierno en consejo de ministros, después de que Moscú anunciara un aumento del 81% en el precio del suministro de gas a Ucrania.

"Rusia fracasó en apoderarse de Ucrania mediante la agresión armada. Ahora lanza el plan para apoderarse de Ucrania mediante la agresión gasística y económica", añadió el primer ministro, que pidió a su gobierno que se prepare ante la eventualidad de que "Rusia restrinja o detenga los suministros de gas" a Ucrania.

El ministro ucraniano de Energía, Yuri Prodan, afirmó que a falta de acuerdo sobre el precio del gas, Kiev recurrirá a una corte de arbitraje como estipula el contrato.

"Vamos a intentar encontrar un acuerdo. Si no lo conseguimos, recurriremos a la corte de arbitraje", dijo.

Moscú anuló esta semana dos descuentos que hacía a Ucrania en el suministro de gas. En 72 horas el precio pasó de 268 a 485 dólares los 1.000 metros cúbicos, uno de los más altos en Europa.

Un portavoz de Gazprom, citado por la agencia rusa Interfax, subrayó que los descuentos anulados se habían acordado en 2010 y 2013, después de la firma del contrato inicial en 2009.

Los dos vecinos atraviesan una crisis en sus relaciones tras la destitución del presidente ucraniano prorruso Viktor Yanukovich a finales de febrero.

Rusia se apoderó en marzo de la península ucraniana de Crimea, después de un referéndum que Kiev y los occidentales no reconocen, hablando de "anexión", y acantonó decenas de miles de soldados en las fronteras de Ucrania, en la peor crisis entre Este y Oeste desde el fin de la Guerra Fría.

Yatseniuk agitó el espectro de una nueva "guerra del gas" que podría poner en peligro los abastecimientos europeos, mientras en Atenas los ministros de Relaciones Exteriores de la UE terminaban una reunión informal consagrada en gran parte a la crisis ucraniana.

La Unión Europea (UE) manifestó nuevamente este sábado su determinación de "persuadir" a Moscú para rebajar la tensión en Ucrania y reanudar el diálogo con ese "actor importante".

"Si se vuelve a vulnerar la integridad territorial de Ucrania, tendremos que recurrir a sanciones económicas", advirtió la canciller alemana, Angela Merkel, al tiempo que abogó por continuar con el diálogo.

"Seguiremos tratando de persuadir a Rusia sobre la importancia de bajar la tensión para reanudar el diálogo en el futuro", dijo por su parte la jefa de la diplomacia europea, Catherine Ashton, en una conferencia de prensa al término de una reunión ministerial en Atenas.
XS
SM
MD
LG