Enlaces de accesibilidad

Las redes sociales y el Internet en el Euromaidan


Varias personas ondean banderas a favor de la integración de Ucrania en la Unión Europea (UE), en la Plaza de la Independencia de Kiev (Ucrania), el 5 de diciembre de 2013.

Arquímedes pidió un punto de apoyo para mover el mundo; hoy pediría un teléfono inteligente para cambiarlo.

Se ha escrito las virtudes y desventajas del uso de redes sociales e Internet en recientes procesos de cambios. El punto inicial fue en Moldavia, cuando en abril del 2009 los manifestantes pedían ayuda mediante SMS y Twitter, denunciando el fraude electoral comunista. Vino después la Primavera Árabe, el Euromaidan y SOS Venezuela. A diferencia de Egipto, donde cortaron el acceso a Internet y la comunicación por las redes sociales, en Ucrania siempre hubo acceso a la red.

El 34 por ciento de los ucranianos usan las redes, según la Unión Internacional de Telecomunicaciones. En el 2013 el uso de las redes sociales se convirtió en la principal actividad de los ucranianos en Internet, y la telefonía por Internet, como Skype, disponible en los celulares. Uno de cada tres usuarios de Internet en Ucrania usa el celular para comunicarse en las redes, según el portal especializado en tecnología y mercado digital para Ucrania GFK Ukraine. Y un 48 % de los que tienen un teléfono móvil lo utilizan todos los días o casi todos los días.

El inicio de las protestas fue la negativa de las autoridades a firmar un acuerdo de asociación con la Unión Europea, en la Cumbre de Vilna, Lituania, el 28 de noviembre 2013. Los medios digitales fueron los primeros que informaron sobre la decisión gubernamental y varios informadores pidieron reunirse en la Plaza de la Independencia, en el centro de Kiev. En horas se congregaron más de 1.500 personas. Tres días después protestaban 100 mil personas, surgiendo el Euromaidan (Plaza Europa), el nombre que dieron los ucranianos a la aspiración de pertenecer a Europa.



En Twitter apareció la etiqueta #Euromaidan (#Євромайдан en ucraniano) que llegó a tener entre 1.500 y 3.000 tuiteos en una hora durante las primeras semanas de las protestas. Y el mundo supo de Ucrania, de la Plaza en protestas, de la corrupción gubernamental por esa etiqueta. La violencia policial del 30 de noviembre fue punto de referencia para cambiar el carácter de las manifestaciones. La acción de los uniformados tuvo lugar entre las 4:00/4:30 am y a las 9 am el tema ya era trending topic en las redes sociales ucranianas.

Policías y manifestantes se enfrentan en Kiev.
Policías y manifestantes se enfrentan en Kiev.
La manifestación dejó su sentido inicial de asociación a la UE para defender la sociedad y el derecho a expresarse. Los líderes políticos se insertaron en el Maidan después de la represión a los protestantes, en especial la del 1 de diciembre. No todos los mensajes en las redes convocaban a participar en la manifestación, simplemente decían: nos acostamos en Ucrania y nos despertamos en Bielorrusia.

La noción de un “futuro europeo” era entonces un concepto vago para la mayoría de los ucranianos. El descontento con la corrupción imperante y la represión policial lograron el consenso entre los ucranianos. Un 65.4 % de ucranianos, entrevistados por Razumkov Center en octubre del 2013 afirmaron que el país iba en una dirección errónea y solo el 15.4 % decían que Ucrania no tenía problemas.

Los medios sociales de información y el Internet dominaron el campo informativo ucraniano. Una encuesta realizada en diciembre en Ucrania por la Universidad Católica Eichstätt-Ingolstadt de Alemania, midió las actividades entre las redes sociales y los medios de divulgación, tomando una escala del 1 al 5, donde el 5 es la máxima puntuación. La mayor actividad social de los ucranianos en las redes sociales estuvo en Facebook, seguida de Twitter y por último VKontakte (Vk), la versión rusa de Facebook. La politización de temas tuvo su punto máximo en Twitter, con Facebook y Vk detrás.

Utilización de Temas en Ucrania en las Redes Sociales
Utilización de Temas en Ucrania en las Redes Sociales
En la categoría de edades y su participación en las redes sociales, los más jóvenes (16-24 años) tuvieron una alta presencia (4.0) en Twitter; mientras que en Facebook el punto más alto (4.8) era para los de edades comprendidas entre 25 y 35 años. Preguntados los ucranianos sobre la red que más influyó en la en la movilización en el Euromaidan, Facebook (80%) fue seleccionado como la más influyente, y a continuación Twitter y Vk.

Importancia y Confianza en los Medios de Comunicación
Importancia y Confianza en los Medios de Comunicación
Vale la pena evaluar cómo ha disminuido la importancia y la confianza en los medios de comunicación habituales como radio, televisión y prensa escrita. El 43 % de los ucranianos confiaban en estos medios de comunicación y un 36 % no creía en ellos. Pero en comparación con el 2004, la radio, la televisión y la prensa escrita disminuyeron su influencia entre los ucranianos, aumentando por el contrario esa influencia en las redes sociales y el Internet. El acontecer informativo en el 2014 reflejó esa tendencia.

Grupo de edades movilizados por Redes Sociales y que participaron en el Euromaidan
Grupo de edades movilizados por Redes Sociales y que participaron en el Euromaidan
​El 87 % de los encuestados dicen tener la impresión de que los servicios secretos y policiales del país monitorean la información en las redes sociales. Y el 43 % asegura que las redes sociales son “factores decisivos” en la formación de una sociedad civil.







Etiqueta (Hashtag) en Sitios Digitales
Etiqueta (Hashtag) en Sitios Digitales
​Las noticias sobre el Euromaidan, ofrecidas en las redes sociales llegaron a traducirse en 20 idiomas. Las etiquetas más usadas fueron: #Euromaidan (27%), #SOSEuromaidan (15%) y #AutoMaidan (15%).

El video de uno de los manifestantes, Mijailo Gavriliuk, desnudo en medio de la nieve y golpeado por la policía, de un minuto de duración, el 31 de marzo del 2014 ya tenía 2 millones 934 mil 211 visitas.

A diferencia de otros eventos políticos, en Ucrania aparecieron los llamados “líderes de opinión”, que sin militar en un partido político o agrupación cívica o social, imponían pautas informativas, cambiaban el flujo de información de un evento a otro, contando solamente con una cuenta en Twitter, Facebook o Vk. De unos desconocidos en círculos políticos pasaron a tener miles de seguidores que estaban al tanto de la foto, comentario o el reenvío que hiciera de otras cuentas.

Error del servidor

Error. esto no es lo que queríamos mostrarle. Esta dirección ha sido enviada a nuestro equipo, para que la revisen de inmediato. Nuestras disculpas.

Please use Search above to see if you can find it elsewhere



La tecnología de publicar videos íntegros en las redes y el Internet se impuso. Se colocaron cámaras que trasmitían en vivo los acontecimientos y estas eran reales en el tiempo y sin comentarios de expertos o analistas. La resonancia de tales tecnologías aumentó el número de visitantes en los sitios digitales. Así hicieron el canal de televisión en Internet hromadske.tv y el servicio ucraniano de Radio Libertad, quien desde el 23 de noviembre trasmitía en vivo las imágenes de la Plaza. Y las visitas aumentaron de 30 mil al día en septiembre del 2013 a 1.500.000 en febrero del 2014. Hromadske TV comenzó a trasmitir el 23 de noviembre del 2013 y el 1 de diciembre contabilizaron 100 mil usuarios en una hora.
Jóvenes en las protestas en Kiev.
Jóvenes en las protestas en Kiev.
Quienes estuvieron en el Maidan eran en su mayoría jóvenes, nacidos cuando ya no existía la URSS, sin memoria del sistema soviético. No se diferencian de los occidentales, no les interesa la política, consumen y se regocijan de la vida. Pero son capaces de responder con firmeza cuando ven su futuro amenazado, cuando no se comparte con ellos la toma de decisiones sobre el futuro, que le pone en peligro la calidad de su vida ulterior. Las redes sociales y el Internet fueron principales aliados de esos jóvenes manifestantes ucranianos, que hicieron del teléfono inteligente un instrumento de su victoria.
  • 16x9 Image

    Álvaro Alba

    Historiador y periodista especializado en temas de Europa del Este y la ex Unión Soviética. Máster en Historia por la Universidad Estatal de Odesa, Ucrania. Premio Emmy 2017 (Emmy Award) en la categoría de Documental Histórico.

    Ha publicado en ABC, Diario de Las Américas, El Nuevo Herald, entre otros. Actualmente trabaja en MartiNoticias.com. Autor de Castro y Stalin, almas gemelas (2002); En la pupila del Kremlin (2011) y Rusia: la herencia del estalinismo (2012). Es Asociado Principal de Investigación (Senior Research Associate) del Centro de Estudios Cubanos (Cuban Studies Institute CSI) de Miami y miembro de la Asociación para Estudios Eslavos y del Este de Europa (ASEEES).

XS
SM
MD
LG