Enlaces de accesibilidad

The Washington Post: preocupaciones de opositores cubanos


El presidente de Estados Unidos, Barack Obama (c), y su esposa, Michelle (i), junto al gobernante de Cuba, Raúl Castro (d), en el estadio Latinoamericano.

El diario destaca las principales preocupaciones de Oscar Elías Biscet y José Daniel Ferrer, quienes viajaron recientemente a Estados Unidos, tras estar impedidos de salir al extranjero desde que fueron excarcelados en el 2012.

El diario estadounidense The Washington Post resaltó las preocupaciones de dos importantes opositores cubanos, Oscar Elías Biscet y José Daniel Ferrer, quienes ven en el control estatal sobre los medios de comunicación el principal obstáculo para la democracia en Cuba.

La pieza, escrita por el subdirector de la página editorial, Jackson Diehl, da una dimensión a las palabras de Biscet de que hay dos formas en que pueden haber cambios en una dictadura: una revolución de la misma dirigencia o cambios que empiezan desde la base hacia arriba.

El medio alude también a la preocupación de los disidentes cubanos, temerosos de que la política de Barack Obama hacia Cuba sea un espaldarazo al gobierno comunista en detrimento de eventuales cambios democráticos.

Gestos de Obama "legitiman" a Castro

Biscet, por su lado, se opone a la política de acercamiento de Obama a La Habana, la que considera que no conseguirá los cambios deseados y que por el contrario le dará más “legitimidad” al gobierno actual.

"Cuando la gente ve a Obama saludando a Castro en la forma en que lo hizo, da una legitimidad mundial régimen totalitario", dijo Biscet.

El diario cuestionó por qué Castro permitió viajar a Biscet y a Ferrer ahora.

“Ellos se están sintiendo fuertes”, respondió Biscet. “Ellos piensan que en este momento no vamos a tener mucha atención”, explicó el opositor que pasó 12 años tras las rejas.

Al aludir a Ferrer, el diario explica que el disidente “evita la condena”, aludiendo a la popularidad que tiene la política de Obama entre los cubanos esperanzados con un eventual cambio. No obstante, como Biscet teme que favorezca al gobierno de La Habana.

"Corren el riesgo de que el régimen sea el que salga ganando”, dijo.

The Washington Post trata de responder ¿qué quieren los disidentes?

“No piden otro cambio radical de la política de EE.UU, sino medidas que ayuden a sus movimientos políticos (…) más radiodifusión desde Estados Unidos, más acceso a internet”, dijo el diario que citó la preocupación de Ferrer acerca de que control sobre los medios de comunicación es el mayor obstáculo para la libertad de Cuba.

"La difusión de TV Martí desde un avión era muy cara, pero la gente lo ve”, dijo Biscet. Diehl señala que eso deben tomarlo en cuenta quienes en Washington ridiculizaban las transmisiones a Cuba y aplaudieron el acercamiento con los Castro. "Su cálculo era que los comunistas cubanos serían mejores socios que los disidentes pro democracia y hasta ahora se han equivocado", finaliza la nota.

Tu opinión

Mostrar los comentarios

XS
SM
MD
LG