Enlaces de accesibilidad

Solís elogia atención ofrecida por costarricenses a migrantes cubanos


Migrantes cubanos acuden a almorzar en uno de los albergues habilitados por Costa Rica.

El Presidente tico dijo que esta crisis migratoria ha dejado lecciones para el Gobierno y para los ciudadanos y subrayó el trabajo diplomático realizado en la búsqueda de una solución.

Este viernes, el presidente de Costa Rica Luis Guillermo Solís alabó la solidaridad de los ciudadanos costarricenses, y el respeto al derecho internacional y los Derechos Humanos en la atención humanitaria de casi 8.000 cubanos varados en el país desde el 15 de noviembre.

"Tenemos un país que sigue siendo excepcional por la calidez y generosidad de su pueblo. Estos migrantes se van con un sentimiento de agradecimiento. Creo que tenemos que sentirnos muy contentos por la generosidad de nuestro pueblo", afirmó.

El mandatario aseguró que esta crisis migratoria, inédita para Costa Rica, ha dejado lecciones tanto para el Gobierno como para los ciudadanos y subrayó el trabajo diplomático realizado en la búsqueda de una solución.

"Hay una reafirmación de que el derecho internacional y el respeto a los Derechos Humanos son marcas costarricenses que han de preservarse aunque tenga un costo económico que siempre será menor al reconocimiento que ha recibido el país", declaró Solís en la conferencia de prensa posterior al Consejo de Gobierno semanal.

Solís recalcó lo "atípica" que ha sido esta oleada de migrantes cubanos y lo difícil que ha sido organizar la reanudación de su travesía hacia Estados Unidos, incluso con el apoyo de la Organización Internacional para las Migraciones (OIM).

"A lo largo de muchos años, Costa Rica ha recibido migrantes, particularmente nicaragüenses y de otras nacionalidades que tienen como objetivo trabajar. En este caso enfrentamos una migración que no tenía origen económico, político o de un cataclismo. Son migrantes en tránsito a Estados Unidos aprovechando las condiciones legales que ese país ofrece", dijo.

Una de las lecciones de esta situación, indicó, es constatar "cuan inadecuado puede resultar el derecho internacional", al caracterizar como movimiento típico oleadas migratorias como esta que es muy atípico, muy difícil y "para tipificar como migrante a alguien, en este caso es muy difuso".

Debido a la decisión de Nicaragua de cerrar su frontera a los cubanos que se dirigían a Estados Unidos, el 15 de noviembre, el Gobierno de Costa Rica habilitó 38 albergues en distintas zonas del país para brindar ayuda humanitaria a los migrantes con la colaboración de la gente de las comunidades, iglesias, organizaciones de la sociedad civil y empresas privadas.

Por su parte, el canciller Manuel González dijo que el operativo para organizar el primer vuelo de migrantes cubanos "está funcionando como estaba previsto, el primer grupo ya ha sido seleccionado, la racaudacion del Banco Nacional está funcionando y el Consulado móvil instalado por Guatemala en Liberia ya está estampando las visas en los pasaportes de los seleccionados".

Tu opinión

Mostrar los comentarios

XS
SM
MD
LG