Enlaces de accesibilidad

Solicitan medida cautelar a favor de pastor cristiano en Cuba


Yoirvis Bravo expone el documento de la propiedad de su vivienda.

Solidaridad Cristiana Internacional solicitó medida cautelar a favor del pastor evangélico Yiorvis Bravo Denis, residente en Camagüey y a quien las autoridades cubanas le han confiscado la propiedad de la vivienda que le fue cedida por su tío.

La organización Solidaridad Cristiana Internacional (CSW, siglas en inglés) solicitó medida cautelar el pasado 20 de mayo para el pastor cristiano Yiorvis Bravo Denis ante la Comisión Interamericana de Derechos Humanos.

La nota publicada por CSW enfatizó la difícil situación del pastor evangélico, al que la "propiedad le ha sido confiscada arbitrariamente por el gobierno cubano".

La propiedad en la que ahora vive el pastor Denis en la central provincia de Camagüey perteneció originalmente a su tío, expreso de conciencia, reverendo Omar Gude Pérez y su esposa Kenia Denis, que emigraron legalmente a Estados Unidos y transfirieron la posesión a Denis en 2013.

Mervyn Thomas, director ejecutivo de CSW expresó: "Tenemos la esperanza de que la Comisión Interamericana de Derechos Humanos investigará plenamente este caso y llamará al gobierno cubano para rendir cuenta de intentar desalojar arbitrariamente al Rev. Bravo Denis y su familia de su casa. Esperamos que esto sentará un precedente para otros casos en los que el gobierno ha confiscado ilegalmente la propiedad de grupos religiosos en un esfuerzo para castigarlos o restringir su crecimiento e impacto. Estamos agradecidos a Poblete Tamargo por asumir este caso y tener la máxima atención sobre el Rev. Bravo Denis que ha dado un paso adelante para reclamar sus derechos y exponer públicamente las acciones del gobierno cubano".

El caso del joven evangélico cubano está ahora en manos de Poblete Tamargo, un despacho de abogados con sede en Estados Unidos, indica la publicación CSW, que contactó a la firma. "El caso muestra otro ejemplo de la intimidación en marcha en Cuba patrocinada por el Estado, al menos desde 2007", dijo Jason Poblete, un abogado que lleva la oficina.

Martinoticias intentó contactar en Camagüey a Bravo Denis, pero el mensaje desde su teléfono, rentado a ETECSA, la única empresa de ese tipo permitida en el país, dice que el número al que se llama "no existe".

En el año 2014, el pastor Denis relató a esta publicación lo sucedido a finales de 2013: "Recibí un acto de repudio por parte del supuesto pueblo, que no son más que la Seguridad (del Estado) y personas de la policía vestidos de civil, porque puse carteles exigiendo mis derechos".

Yiorvis Bravo Denis tiene la documentación probatoria de propiedad del inmueble y el 20 de enero del presente año envió algunos de ellos a esta redacción que contienen "comprobante de pago en el banco y el papel entregado por el registro de la propiedad que demuestra que está asentada" a su nombre.

Documentos probatorios presentados por Yiorvis Bravo Denis.
Documentos probatorios presentados por Yiorvis Bravo Denis.

Solidaridad Cristiana notifica que el 18 de septiembre de 2013 Bravo Denis fue citado a comparecer en el Ministerio de Justicia en Camagüey. "En una audiencia en corte de 20 minutos se decidió que a pesar de todos los documentos notariales, jurídicos, que lo acreditan como propietario legal Bravo Denis y su familia deben ser desalojados y el gobierno debe hacerse cargo de la casa. Días después la familia sufrió un acto de repudio".

"Agentes de Seguridad del Estado, la policía y los paramilitares vestidos de civil rodearon la casa durante días, gritando insultos, tirando piedras, huevos y otros objetos en un intento de forzarlos a salir de la casa", refiere el documento de solicitud de medida cautelar.

Otra de las incidencias citadas data del 26 de octubre de 2013, cuando Bravo Denis recibió una citación para comparecer ante la Dirección Provincial de Vivienda "a las 9:30 am del día siguiente, un domingo, fuera de las horas de trabajo normales del gobierno. En esta reunión a Denis se le dijo que podía quedarse en la propiedad si acordaba someterse a informar todas las actividades de la iglesia con antelación, ante funcionarios del gobierno para su aprobación", indica CSW.

Igualmente a Denis se le pidió que pagara al estado cubano 300 CUC (más de $300) y reconociera que el Gobierno es el verdadero dueño de la propiedad. Pero Bravo Denis siguió afirmando que es el dueño legal de la casa y se negó a la propuesta. Desde entonces, el Gobierno cubano ha seguido amenazando a la familia con el desalojo.

CSW considera que la orientación para confiscar el inmueble "proviene de una agresiva campaña más amplia por parte del gobierno cubano para eliminar ciertos grupos religiosos de la isla", concluyó.

Bravo Denis es miembro del Movimiento Apostólico, una red de iglesias en Cuba que no cuentan con representación legal, les ha sido negado el derecho a inscribirse en el registro de organizaciones religiosas y han sido perseguidos y acosados por las autoridades en numerosas ocasiones, tal como han denunciado ellos mismos a diferentes medios de prensa.

Un grupo numeroso de pastores y creyentes, seguidos por el pastor Manuel Morejón Soler, de la Alianza Cristiana, ha luchado mucho tiempo por la promulgación de una Ley de Culto y asociaciones, pero les ha sido negado ese derecho.

please wait

No media source currently available

0:00 0:01:09 0:00
  • 16x9 Image

    Luis Felipe Rojas

    Luis Felipe Rojas Rosabal, 1971. Narrador, poeta y realizador audiovisual. Tiene publicados -entre otros- los poemarios Para dar de comer al perro de pelea (2013) y Máquina para borrar humanidades (2015). Conduce el programa Contacto Cuba, de Radio Martí. Periodista dedicado al tema de los Derechos Humanos, ha recibido seminarios de la Universidad Internacional de la Florida (FIU) y la Sociedad Interamericana de Prensa (SIP). Lector voraz, amante del running, las artes plásticas y la música alternativa. Es autor del blog Cruzar las alambradas . Siga a Luis Felipe Rojas en @alambradas.

Tu opinión

Mostrar los comentarios

XS
SM
MD
LG