Enlaces de accesibilidad

Silvio Rodríguez publica en su blog una pista de lo que sería la unificación monetaria


El sistema de doble moneda irrita a muchos cubanos, que reciben un salario en pesos pero deben comprar el aceite o la pasta de dientes en CUC, una moneda 25 veces más fuerte.

En el caso de la población, la modificación de la tasa fortalecería el CUP, hoy devaluado, y en el caso de las personas jurídicas, se debilitaría el CUP, hoy sobrevaluado en ese sector.

El trovador cubano Silvio Rodríguez ha dado espacio en su blog Segunda Cita al economista cubano Fidel Vascós González para que publique un bosquejo sobre cómo sería la esperada unificación monetaria.

El experto, quien preside la Sociedad Económica de Amigos del País para el periodo 2015-2018, detalla el mecanismo para eliminar la dualidad monetaria en la isla que ha comenzado con la rebaja de precios en las tiendas que operan en Pesos Cubanos Convertibles (CUC) y el aumento de salarios en Pesos Cubanos (CUP) .

El doctor en Ciencias Económicas plantea que el proceso podría darse por la vía de:

  • suprimir la circulación en CUC en un solo día –el “día D”-, tanto en la población como entre las personas jurídicas, lo que se facilita, en el caso de la población, por el hecho de que todos los productos que se ofertan en CUC también exhiben los precios en CUP;
  • convertir ese mismo día, automáticamente, los depósitos bancarios en CUC de la población por la cantidad de CUP que resulte al aplicar la tasa 1CUC = 24 CUP, que identificamos como “la tasa del día D”;
  • el mismo procedimiento bancario se realizaría con las personas jurídicas (empresas, entidades, cooperativas, etc.), respetando las diferentes tasas de cambio existentes en el momento de la eliminación del CUC de la circulación y aplicando la “tasa del día D” establecida en cada caso -las cuales son varias-: de 1 CUC = 1 CUP; 1 CUC = 5 CUP; 1 CUC = 10 CUP, etc.
  • establecer un período suficientemente largo (por ejemplo, dos años) para cambiar los CUC en manos de las personas naturales y jurídicas que circulan fuera del banco en el momento de retirar esa moneda de la circulación, aplicando, en cada caso, la misma “tasa del día D”;
  • con estas decisiones se logra que toda la población y todos los actores económicos realicen sus operaciones solamente en CUP a las tasas de cambio que en cada caso correspondía en el “día D”, alcanzándose, en ese momento, la unidad monetaria que tanto se reclama;
  • el problema pasaría, entonces, a lograr la unidad cambiaria del CUP con las distintas divisas internacionales mediante un proceso en el cual se vinculara el valor del CUP a una sola divisa o a una canasta de varias de ellas;
  • a partir de aquí, la unificación cambiaria pudiera alcanzarse programando el acercamiento paulatino de las múltiples tasas existentes del CUP con las divisas internacionales en el “día D”, hasta alcanzar una misma tasa para todos (tanto para personas jurídicas como naturales);
  • en el caso de la población, la modificación de la tasa fortalecería el CUP, hoy devaluado, y en el caso de las personas jurídicas, se debilitaría el CUP, hoy sobrevaluado en ese sector.

Tu opinión

Mostrar los comentarios

XS
SM
MD
LG