Enlaces de accesibilidad

Senador Bob Menéndez deja atrás la tormenta y busca la reelección


El senador demócrata de New Jersey, Bob Menendez.

Muchos vieron en las acusaciones contra Menéndez una vendetta de la administración del demócrata Barack Obama por su férrea oposición al acuerdo nuclear con Irán y al restablecimiento de relaciones con la dictadura de Cuba por parte del presidente afroamericano.

El senador federal de Nueva Jersey Bob Menéndez lanzó hoy su candidatura para un tercer término, menos de dos meses después de que el Departamento de Justicia desistiera de llevarlo a juicio por segunda vez por cargos de corrupción.

Menéndez, de origen cubano, acudió a una escuela superior en Union City, donde creció y fue alcalde, para anunciar que busca la reelección, dejando atrás el escándalo en que ha estado involucrado desde el 2015, cuando se le presentaron los cargos que lo llevaron a juicio el año pasado.

El político se comprometió hoy con sus seguidores a seguir combatiendo las políticas de la administración del presidente Donald Trump en materia de cuidados de salud, inmigración y cambio climático.

"Hay un presidente en Washington que gasta sus días dividiéndonos y distrayéndonos, pero nunca produciendo para nosotros", dijo el político de 64 años a los jóvenes, señala el periódico NJ.com.

Agregó que bajo la Presidencia de Trump "los cuidados de salud se están volviendo más caros, las protecciones ambientales están siendo destruidas y los derechos de la mujer están bajo ataque".

El senador se hizo acompañar por líderes de peso del Partido Demócrata, entre ellos su colega en la Cámara Alta federal y exalcalde de Newark, Cory Booker, que lo apoyó durante el juicio y hoy se refirió a él como "un sobreviviente" sin mencionar el problema legal que enfrentó, indica además NJ.com.

En 2015 Menéndez fue acusado de haber aceptado prebendas, entre ellos viajes, de uno de sus donantes, el oftalmólogo Salomon Melgen, a cambio de apoyar sus intereses empresariales en Florida.

De acuerdo con esa acusación, el senador ayudó a su amigo en una disputa con funcionarios de salud sobre unos pagos relacionados con servicios sanitarios, así como de instar a las autoridades de República Dominicana a aceptar un contrato con una empresa de seguridad portuaria propiedad del médico.

El juicio fue anulado porque el jurado no alcanzó un veredicto unánime. La fiscalía había anunciado en enero que procesaría a Menéndez por segunda ocasión, pero poco después retiró esa intención, lo que despejó el camino al político para centrarse en su campaña hacia las elecciones de noviembre.

Sin embargo, enfrenta todavía la investigación del Comité de Ética del Senado por haber aceptado contribuciones para su campaña y viajes pagados por Melgen, lo que le perseguirá durante la contienda electoral.

Menéndez, que también fue asambleísta y senador estatal en Nueva Jersey, llegó al Congreso en 1992 donde estuvo hasta el 2006, cuando Jon Corzine lo designó para ocupar su asiento en la Cámara Alta tras ser elegido gobernador de Nueva Jersey.

El legislador se enfrentará en estos comicios al millonario republicano Bob Hugin, de 63 años, antiguo CEO de la farmacéutica Celgene Corp., que lanzó su candidatura en febrero y ha prometido ser una voz independiente en el Senado.

La primera encuesta de opinión de la Universidad Quinnipiac, en Connecticut, sobre esta contienda y publicada a inicios de marzo, mostró que Menéndez tenía una ventaja de 17 puntos sobre Hugin (49-32).

[Agencia EFE]

XS
SM
MD
LG