Enlaces de accesibilidad

Rosa María Payá defiende en la ONU el derecho a la libre expresión


Rosa María Payá interviene en el Consejo de Derechos Humanos de la ONU.

En una intervención ante el Consejo de Derechos Humanos, varias veces interrumpida por la delegación cubana, la joven dijo que a ella podrían silenciarla "pero no a la verdad".

La intervención de Rosa María Payá en el Consejo de Derechos Humanos de Naciones Unidas este martes en Ginebra encendió el debate sobre procedimientos en la reunión sobre sociedad civil, libertad de expresión y derecho a opinar.

Desde que la joven cubana, hija de Oswaldo Payá, líder del Movimiento Cristiano Liberación, tomó la palabra a nombre de Freedom House para recordar el Proyecto Varela y el pedido de una investigación internacional por la muerte de su padre y el opositor Harold Cepero, fue interrumpida varias veces.

La delegación cubana, haciendo alusión a reglamentos y normas de procedimiento, interrumpió la intervención de Rosa María y pidió que no le dieran más la palabra.

La delegación de Estados Unidos intervino para expresar la necesidad de dar espacio a las organizaciones no gubernamentales.

Los argumentos de Cuba fueron respaldados por Rusia, China, Venezuela, Irán, Egipto, Bolivia, Corea del Norte, Eritrea, Pakistán y Arabia Saudí.

Además de Estados Unidos, Canadá, Reino Unido, Eslovenia, Holanda, Alemania, Suiza y Corea del Sur exigieron que Rosa María Payá hiciera uso de la palabra, destacando la importancia de las voces de la sociedad civil.

Tras dos interrupciones, iniciadas por el representante de La Habana, la joven cubana pudo seguir su alegato, destacando que podrían silenciarla "pero no a la verdad".

En total, unos 21 países hicieron uso de la palabra, unos para apoyar la intervención de Payá y otros para censurarla.

Tu opinión

Mostrar los comentarios

XS
SM
MD
LG