Enlaces de accesibilidad

Los Reales buscan coronarse campeones en Nueva York


Citi Field Stadium.

El duelo de hoy en Nueva York enfrentará a dos de los pitchers que lanzan más fuerte en las mayores: Noah Syndergaard por los Mets y el dominicano Yordano Ventura de los Reales.

Salvador Pérez, Alcides Escobar y demás compañeros de los Reales de Kansas City tienen grabada en la memoria la secuencia de la Serie Mundial del año pasado, así que el haber sacado una ventaja 2-0 sobre los Mets de Nueva York no les da tranquilidad.

Los antecedentes favorecen a los Reales. Cuarenta y uno de los 51 equipos que picaron por delante 2-0 con el formato al mejor de siete partidos acabaron coronándose. Los últimos nueve no han fallado desde que Atlanta no pudo contra los Yankees en 1996.

Quizás el recuerdo de 1986, el año que los Mets se coronaron por última vez, ayude para inspirarse en una reacción. En esa edición, Nueva York perdió los primeros dos juegos en casa contra Boston, pero acabaron imponiéndose en siete partidos. Detalle curioso: las primeras derrotas de los Mets esa vez fueron por márgenes de una y seis carreras, lo que precisamente ocurrió en Kansas City.

El juego completo de Johnny Cueto, con 122 lanzamientos la noche del miércoles en una victoria 7-1, le hizo un gran favor al bullpen de los Reales que la noche previa debió trabajar a fondo en un partido que se extendió a 14 innings antes de definirse 5-4.


El duelo de hoy, viernes, en Nueva York enfrentará a dos de los pitchers que lanzan más fuerte en las mayores: el novato Noah Syndergaard por los Mets contra el dominicano Yordano Ventura de los Reales.

Durante la temporada regular, la recta de Syndergaard promedió las 97.1 millas por hora, la velocidad más elevada en las mayores para un pitcher que cubrió por lo menos 150 innings, según STATS. Ventura figuró tercero con 96.3.


Pero los pitchers de los Mets se han encontrado con la cruda realidad que los Reales son inmunes a la potencia de sus pitcheos. Tanto Matt Harvey como Jacob deGrom nada más pudieron propinar dos ponches cada uno en los primeros dos juegos.

Y es que Kansas City es un equipo que desquicia a los lanzadores rivales, con los mejores bateadores de contacto en las mayores esta temporada. Sólo fallaron swings en un 19,7% de las oportunidades, según STATS.

Pero los Reales perderán a uno de sus toleteros. Después de dos juegos con el bateador designado en el estadio de la Liga Americana, los pitchers deberán batear en los siguientes tres partidos. La consecuencia es que el cubano Kendrys Morales, el líder del equipo en jonrones (22) y remolcadas (106) en la campaña regular, se quede en el banco.

XS
SM
MD
LG