Enlaces de accesibilidad

Prorrusos liberan a un observador de 8 retenidos


Observador Thomas Johansson, liberado por fuerzas prorrusas

Los rebeldes en Slovyansk están recurriendo a la toma de rehenes mientras buscan cimentar su control en el este del país en desafío del gobierno interino en Kiev.

Insurgentes prorrusos en Ucrania liberaron este domingo a uno de ocho observadores militares que fueron retenidos en el este del país, horas después de presentarlos públicamente por primera vez y delante de guardias armados, asegurar que no han sido maltratados.

Los insurgentes acusan a los observadores de espiar para la OTAN, la alianza militar internacional.

Un fotógrafo de The Associated Press vio al comandante sueco Thomas Johansson entrar a un vehículo con representantes de la Organización para la Seguridad y la Cooperación en Europa (OSCE). Se alejaron del edificio del ayuntamiento de Slovyansk, la ciudad en el este de Ucrania que se ha vuelto centro de la insurgencia prorrusa.

Johansson fue "liberado por razones humanitarias ya que tiene una forma leve de diabetes", dijo Stella Khorosheva, una portavoz de la alcaldía de la ciudad.

Los rebeldes en Slovyansk están recurriendo a la toma de rehenes mientras buscan cimentar su control en el este del país en desafío del gobierno interino en Kiev, la capital ucraniana y sus aliados occidentales.

El domingo capturaron a tres agentes de seguridad ucranianos y los mostraron a la prensa ensangrentados y tenían los ojos cubiertos con cinta de embalar.

También el domingo, una multitud de activistas prorrusos irrumpieron un centro televisivo en Donetsk, la capital regional del este ucraniano, para demandar que los canales rusos vuelvan a transmitirse. En marzo, el gobierno en Kiev ordenó el bloqueo de los canales rusos, que servían para difundir propaganda del Kremlin.

Entre la multitud había decenas de uniformados y enmascarados, igual que las fuerzas prorrusas que han tomado edificios gubernamentales en al menos 10 ciudades del este ucraniano.

Al ser presentados los observadores ante la prensa, el coronel alemán Axel Schneider dijo que estaban en una misión diplomática para sus países auspiciada por la OSCE y que no eran espías de la OTAN, como aseguran los rebeldes que los capturaron el viernes.

Observadores retenidos aseguran que los tratan bien

Los observadores, que parecían nerviosos, iban custodiados por hombres de uniforme camuflado y pasamontañas negros, que los escoltaron al ingresar al ayuntamiento de Slovyansk para la conferencia de prensa y luego los acompañaron para salir. Aun así, Schneider aseguró que los han tratado bien.
Fuerzas prorrusas enmascaradas resguardando el ingreso a una estación de TV regional en Donetsk
Fuerzas prorrusas enmascaradas resguardando el ingreso a una estación de TV regional en Donetsk
"El alcalde de esta cuidad nos garantiza protección y nos ve como invitados", dijo Schneider a los periodistas. "Puedo decir al mundo que el alcalde es un hombre de honor. No nos han tocado".

Schneider dijo que entendía que el autoproclamado alcalde de Slovyansk, Vyacheslav Ponomarev, quiera usar a los observadores como moneda de cambio. Ponomarev declaró el viernes que podrían ser liberados a cambio de que sean soltados activistas prorrusos.

Sobre los tres agentes de seguridad ucranianos detenidos el domingo, Slovyansk y sus guardias los mostraron a la prensa ensangrentados y tenían los ojos cubiertos con cinta de embalar.

Despojados de sus pantalones y zapatos, los cautivos estaban sentados con las cabezas reclinadas, en la oficina del servicio de seguridad en Slovyansk.

Hay ahora más de una decena de rehenes retenidos en Slovyansk, incluidos los siete observadores militares extranjeros.

Igor Strelkov, identificado como el comandante de los insurgentes armados, dijo que cuando fueron capturados los tres oficiales ucranianos estaban en una misión para detener a dirigentes de la fuerza prorrusa.
XS
SM
MD
LG