Enlaces de accesibilidad

Estados Unidos

update

Pompeo regresa de Pyongyang con tres estadounidenses liberados por Corea del Norte

Presidente Donald Trump en la juramentación de Mike Pompeo como Secretario de Estado, el 2 de mayo de 2018.
Presidente Donald Trump en la juramentación de Mike Pompeo como Secretario de Estado, el 2 de mayo de 2018.

El secretario de Estado había llegado este miércoles a la capital norcoreana para ultimar detalles de la cumbre Trump-Kim. Los tres coreano-americanos estaban acusados por Corea del Norte de actividades contra la seguridad del Estado.

El presidente Donald Trump informó este miércoles en Twitter que el secretario de Estado de Estados Unidos, Mike Pompeo, está regresando de Corea del Norte con tres coreano-americanos que fueron liberados por Pyongyang, en un aparente gesto de buena voluntad antes de la proyectada cumbre Trump-Kim.

"Me complace informar que el Secretario de Estado, Mike Pompeo, está en el aire y de su regreso de Corea del Norte con los tres maravillosos caballeros que todo el mundo está deseoso de conocer. Parecen gozar de buena salud", escribió Trump en su cuenta @realDonaldTrump

En un tuit posterior anunció que irá a recibirlos a la Base Andrews, cerca de Washington D.C.

Pompeo había llegado el miércoles a Corea del Norte, a fin de ultimar los planes para una cumbre histórica entre Trump y el líder norcoreano, Kim Jong Un.

La ficha de los tres prisioneros coreanoamericanos.
La ficha de los tres prisioneros coreanoamericanos.

La portavoz del Departamento de Estado, Heather Nauert, confirmó en un comunicado que Pompeo se reunió con el líder Kim Jong Un en Pionyang donde "mantuvieron un diálogo productivo sobre una variedad de temas, incluido el encuentro que tendrá lugar próximamente entre el presidente Trump y el líder Kim. El Secretario también consiguió la liberación de tres ciudadanos estadounidenses y tiene la enorme satisfacción de traerlos de regreso al país".

Pompeo discutió en Pyongyang la agenda de una posible cumbre en una reunión con Kim Yong Chol, vicepresidente del comité central del gobernante Partido de los Trabajadores y director de relaciones intercoreanas.

Más tarde, durante un almuerzo ofrecido por el alto funcionario, el visitante elogió a este como un gran aliado en los esfuerzos por el éxito de la cumbre.

"Durante décadas, hemos sido adversarios. Ahora esperamos que podamos trabajar juntos para resolver este conflicto", dijo el visitante, y agregó que "hay muchos desafíos en el camino".

Kim destacó las mejores relaciones entre las Coreas, así como la política del Norte de "concentrar todos los esfuerzos en el progreso económico" de la nación.

"Esto no es el resultado de sanciones que se han impuesto desde afuera", agregó. Trump ha dicho que sus tácticas de presión llevaron a Corea del Norte a la mesa de negociaciones.

El secretario de Estado había dicho a periodistas mientras viajaba que la liberación de los tres coreano-americanos "sería un gran gesto si accedieran a hacerlo", dijo , y agregó que sería difícil celebrar una cumbre de líderes si los tres prisioneros permanecen cautivos.

Trump anunció el segundo viaje de Pompeo a Pyongyang en este año al día siguiente de su partida, mientras exponía el martes el caso de la retirada de EE.UU. del acuerdo nuclear suscrito en 2015 con Irán, otro enconado adversario.

La visita tiene lugar días después de que Corea del Norte expresara su descontento con Washington por los comentarios que sugerían que la presión masiva de Estados Unidos había empujado a Kim Jong Un a la mesa de negociaciones.

Fotos del encuentro del Secretario de Estado Mike Pompeo y el dictador coreano Kim Jonh-un
Fotos del encuentro del Secretario de Estado Mike Pompeo y el dictador coreano Kim Jonh-un

Pompeo, quien viajó por primera vez a Corea del Norte a principios de abril, siendo aún jefe de la CIA, es el segundo secretario de Estado que visita la aislada nación, con la que Estados Unidos todavía está técnicamente en guerra.

Antes lo hizo Madeleine Albright en el año 2000, como parte de un intento infructuoso de organizar una reunión entre el entonces presidente Bill Clinton y el padre de Kim Jong Un, Kim Jong Il.

El primer viaje de Pompeo a Pyongyang, durante el fin de semana de Pascua, se mantuvo en estricto secreto. La noticia no se conoció hasta justo antes del voto en el Senado sobre su confirmación como jefe de la diplomacia, hace menos de dos semanas. Posteriormente, la Casa Blanca publicó fotografías de Pompeo y Kim. No se ha confirmado si Kim se encontrará con él en este viaje.

Pompeo dijo a los periodistas a bordo de su avión que su primera visita buscaba evaluar la seriedad de las promesas de Corea del Norte a Corea del Sur en cuanto a aliviar las tensiones. El propósito de esta misión es en cambio "establecer un marco para una cumbre exitosa", dijo.

Comentarios del Secretario de Estado a la prensa en el avión en ruta a la Base Aérea de Yokota, Japón

SECRETARIO POMPEO: Pues tuvimos un buen día en el sentido de que tuve una buena y larga conversación con el líder Kim en preparación para la cumbre del Presidente. El... Hemos fijado la fecha. Hemos fijado la hora. Nosotros... todavía no estamos listos para anunciarlo, pero en un plazo relativamente corto, esperamos que en los próximos días, podremos anunciar la ubicación, la fecha y hora. Pero ya tenemos eso hecho, y tuvimos la oportunidad de hablar de forma sustancial sobre lo que pretendemos incluir en la agenda, y también sobre cómo comenzaremos a coordinar en los días venideros entre ahora y la cumbre en una forma en que nosotros... ambas partes, confiamos en que estableceremos las condiciones para una reunión exitosa entre los dos líderes.

Tenemos a los tres estadounidenses en el avión, lo cual es increíblemente emocionante. Parecen estar en buen estado de salud. Los médicos están con ellos ahora, pero todos los indicios apuntan a que su salud es tan buena como podría ser, teniendo en cuenta que han estado detenidos. Los tres subieron las escaleras por sí solos, sin ayuda, están lo suficientemente bien como para poder hacerlo. Y tendremos una... con suerte en las próximas dos horas una lectura más completa del estado total en que se encuentran.

PREGUNTA: ¿Se quedarán... ¿Se quedarán o regresarán a Washington con usted?

SECRETARIO POMPEO: Pues van a... volarán de vuelta con nosotros. Hay otro avión que nos espera allí en Japón y... tienen capacidades médicas aún más sólidas en ese avión en caso de que lo necesiten. No parece que lo necesiten, pero estamos preparados para ello. Así que podrían quedarse en este avión o podríamos cambiarlos a otro avión, pero en cualquier caso volverán a Washington con nosotros.

PREGUNTA: ¿Hubo alguna falla o algo en el camino que le hiciera pensar seriamente en que esto podría salir mal?

SECRETARIO POMPEO: Fue un día largo. Fue un día largo. Pero no hubo ningún momento en el que pensara que no íbamos a tener éxito. Por lo que no, no hubo fallas, pero estuvimos en el... ¿qué? ¿13 horas tal vez en el lugar? Algo así desde el principio hasta el final. Por lo que fue un día largo. Un día largo para... para nuestros homólogos, también para el equipo de Corea del Norte. Pero valió la pena el tiempo y el esfuerzo, y creo que fue muy productivo.

PREGUNTA: Cuando dijo que el... que han fijado la fecha y que han fijado la hora, (inaudible).

SECRETARIO POMPEO: El lugar también. Perdón, nosotros, también se ha fijado el lugar. Por lo que sí, la fecha, la hora/el lugar, todo está fijado.

PREGUNTA: ¿Sobre cuánto tiempo durará? Eso fue algo que usted dijo pero no estoy seguro.

SECRETARIO POMPEO: Pues sí, estamos planeando que sea un solo día, pero en caso de que haya más que discutir, existirá la oportunidad de que se extienda hasta el segundo día también.

PREGUNTA: Y esto está más o menos allanado... ¿esta liberación de prisioneros allana el camino para la cumbre? ¿Habrían seguido adelante con esto?

SECRETARIO POMPEO: ¿Perdón?

PREGUNTA: ¿Habrían seguido adelante con la cumbre si todavía estuvieran reteniendo a estos tres hombres?

SECRETARIO POMPEO: No conozco la respuesta a eso. Habría sido más difícil, y ciertamente habría sido una situación más difícil la que se nos presentara. Me alegra que no tengamos que enfrentarnos a eso.

PREGUNTA: El mismo día, hay un anuncio sobre Irán. Hay cinco o seis estadounidenses encarcelados allí.

SECRETARIO POMPEO: Sí.

PREGUNTA: La gente podría decir que ustedes están dejando atrás a algunos estadounidenses mientras eligen a otros.

SECRETARIO POMPEO: Bueno, estamos haciendo todo lo posible para traerlos a todos de vuelta. Hay estadounidenses detenidos en varios lugares, ¿verdad? También hay estadounidenses detenidos en Siria. Yo, cuando era el director de la CIA, pude ver que el Departamento de Estado y todo el gobierno de Estados Unidos estaban enfocados en hacer que cada uno de esos estadounidenses volviera a casa dondequiera que estuvieran.

PREGUNTA: ¿Puedes decir lo que piensa en términos de... empujar a Kim a tomar esta decisión con respecto a los estadounidenses?

SECRETARIO POMPEO: Sí, no sé. Creo que... creo que el líder Kim está tratando de establecer buenas condiciones para la cumbre, ¿verdad? Creo que estamos... creo que estamos teniendo buenas conversaciones, conversaciones productivas. Y creo que el trabajo que ha hecho el Presidente Trump hizo posible que estuviésemos aquí ahora.

PREGUNTA: ¿Y no quiere decirnos cuál es el lugar para la cumbre? ¿No quiere decirnos cuál es el lugar para la cumbre?

SECRETARIO POMPEO: No puedo.

PREGUNTA: ¿Cree que será un anuncio conjunto?

SECRETARIO POMPEO: Eso es...

PREGUNTA: Cuando dice unos cuantos días...

SECRETARIO POMPEO: ¿Qué dijo?

PREGUNTA: Cuando dijo que unos cuantos días, como ¿el fin de semana?

SECRETARIO POMPEO: Sí, esperamos hoy, ¿qué día es hoy, ya miércoles? Esperamos que al comienzo de la próxima semana.

SRA. NAUERT: Sí, sí.

PREGUNTA: Entonces solo para adelantarme...

FUNCIONARIO: Él está recibiendo una actualización de ella sobre algo...

SECRETARIO POMPEO: Muy bien.

PREGUNTA: Retrocediendo brevemente a los prisioneros, ¿puede decirnos cuáles fueron sus primeras palabras?

SECRETARIO POMPEO: Lo siento, no puedo oírle bien
.
PREGUNTA: Retrocediendo a los prisioneros, ¿podría decirnos cuáles fueron sus primeras palabras para ellos y no tocar el cielo con las manos?

SECRETARIO POMPEO: Haré todo lo posible para hacer ambas cosas. Les di la bienvenida. Aunque todavía no hemos vuelto a casa, les di la bienvenida. Estaban felices de estar con nosotros en este avión, sin duda.

SRA. NAUERT: ¿Puedo decirles lo que dijo? ¿Puedo decirles lo que nos dijeron?

SECRETARIO POMPEO: No sé si sería apropiado. Probablemente no.

PREGUNTA: ¿Qué le dijeron?

SECRETARIO POMPEO: Sí, yo...

PREGUNTA: Bueno, nos encantaría saberlo. (Inaudible) nunca he estado en (inaudible).

SECRETARIO POMPEO: Bueno, veré si... solo quiero respetar su privacidad. Estoy feliz de hablar sobre cosas que yo haya dicho, pero...

PREGUNTA: Muy bien. Si quieren volver y hablar con nosotros, estaremos felices de hacerlo.

SECRETARIO POMPEO: Seguro, probablemente otro día.

PREGUNTA: Y hubo un momento en que se dio una palmadita en la espalda o...

SECRETARIO POMPEO: Aún tengo trabajo por hacer. Estoy encantado de que los tengamos de vuelta. Estoy feliz de que en realidad el Presidente Trump estableciera las condiciones para que esto sucediera, y estoy muy contento con eso. Pero todavía hay mucho trabajo por hacer para lograr nuestro objetivo final.
La única otra cosa que debería mencionar es que hablé con el Presidente. Informé al Presidente de esto, y el Presidente planea venir y recibirnos cuando aterricemos.

PREGUNTA: ¿En Andrews?

SECRETARIO POMPEO: En Andrews. Pues entre las 2:00 y las 3:00, y no sé, siempre que...

PREGUNTA: Bueno, eso es un gran...

SECRETARIO POMPEO: Cuando quiera que lleguemos allí, él está planeando venir.

PREGUNTA: ¿Eso no ha sido anunciado por la Casa Blanca?

SRA. NAUERT: ¿Perdón?

PREGUNTA: ¿Eso?

SRA. NAUERT: Sí.

SECRETARIO POMPEO: ¿Ha sido anunciado? No lo he visto.

SRA. NAUERT: Bueno, no la parte de Andrews. Bueno, no la parte de Andrews.

PREGUNTA: Claro.

SECRETARIO POMPEO: No sé si lo han anunciado. Quizás lo hayan hecho. Él es bastante rápido en las comunicaciones. Yo...

PREGUNTA: ¿Hemos cruzado el... ¿Hemos cruzado el espacio aéreo fuera de...

SECRETARIO POMPEO: Sí.

PREGUNTA: ¿Sabe a qué hora cruzamos?

SRA. NAUERT: Le conseguiré esa hora.

SECRETARIO POMPEO: Sí.

SRA. NAUERT: Muy bien.

SECRETARIO POMPEO: Muy bien.

SRA. NAUERT: Gracias, señores.

PREGUNTA: Muy rápido, ¿marcaron ese momento? ¿Volvió y les dijo: “Ya está, muchachos, estamos fuera del espacio aéreo de Corea del Norte”? ¿Lo marcaron?

SECRETARIO POMPEO: Todos estuvimos encantados cuando supimos que estábamos fuera de ese espacio. Sí, señora.

Muy bien. Gracias a todos.

[Con información del Dpto de Estado, redes sociales, AP y The Washington Post]

Vea todas las noticias de hoy

EEUU califica de irresponsables comentarios del Kremlin sobre disparo contra Trump

El expresidente Donald Trump después de recibir un disparo durante un mitin de campaña en Butler, Pensilvania, el 13 de julio de 2024. (REUTERS/Brendan McDermid)
El expresidente Donald Trump después de recibir un disparo durante un mitin de campaña en Butler, Pensilvania, el 13 de julio de 2024. (REUTERS/Brendan McDermid)

La cancillería estadounidense criticó las declaraciones del gobierno ruso y dijo que el mensaje de Washington al mundo es que no hay lugar para la violencia en la democracia estadounidense.

Getting your Trinity Audio player ready...

El portavoz del Departamento de Estado de EEUU, Matthew Miller, calificó este lunes de increíblemente irresponsables los comentarios del Kremlin que acusan a la administración del presidente Joe Biden de crear una atmósfera que provocó el intento de asesinato contra el expresidente Donald Trump.

“Tal como lo pidió el Presidente al público estadounidense en sus declaraciones en la Oficina Oval para que no especulen, para no hacer afirmaciones irresponsables antes de que conozcamos los hechos, creo que extendería el mismo mensaje también a los países extranjeros”, dijo el vocero.

El vocero del Kremlin, Dmitry Peskov, dijo el domingo que aunque su gobierno no creía que el intento de eliminar a Trump hubiese sido organizado por la administración Biden, "el ambiente creado por este gobierno durante la contienda política, el ambiente en torno al candidato Trump provocó lo que enfrenta Estados Unidos hoy”.

Trump recibió un disparo en la oreja durante un mitin de campaña en Pensilvania después de una importante falla de seguridad. El atacante fue asesinado a tiros y las autoridades dijeron que aún no habían identificado el motivo.

Miller declaró que el mensaje de Washington al mundo es que no hay lugar para la violencia en la democracia estadounidense y subrayó que el Departamento de Estado condena el ataque y toda violencia política.

Añadió que el secretario de Estado, Antony Blinken, convocó a altos dirigentes del Departamento de Estado el lunes por la mañana para pedirles que transmitieran un mensaje a todo el mundo sobre el compromiso de Estados Unidos con la democracia y el Estado de derecho tras el intento de asesinato.

Así fue el disparo al expresidente Trump
please wait

No media source currently available

0:00 0:01:53 0:00

Jueza desestima caso de documentos clasificados de Trump por preocupaciones con nombramiento del fiscal

El expresidente Donald Trump y el fiscal especial Jack Smith en una combinación de fotografías de archivo en Washington, EEUU, en 2023. (REUTERS/Tasos Katopodis, Kevin Wurm)
El expresidente Donald Trump y el fiscal especial Jack Smith en una combinación de fotografías de archivo en Washington, EEUU, en 2023. (REUTERS/Tasos Katopodis, Kevin Wurm)

Según la jueza, alguien con el poder del fiscal Jack Smith solo debió ser designado por el presidente. Es probable que los fiscales apelen el fallo.

Getting your Trinity Audio player ready...

La jueza federal que preside el caso de documentos clasificados del expresidente Donald Trump en la Florida desestimó este lunes la acusación debido a preocupaciones sobre el nombramiento del fiscal especial que presentó el caso, Jack Smith.

En un documento de 93 páginas, la jueza Aileen Cannon, del distrito estadounidense con sede en Florida y nominada por Trump, dictaminó que alguien con el nivel de poder de Smith solo debería haber sido designado por el presidente y confirmado por el Senado.

También dictaminó que el nombramiento de Smith violaba la Cláusula de Asignaciones de la Constitución, porque el Congreso no había asignado fondos para las investigaciones de Smith como lo exige la ley federal.

"La Corte está convencida de que el procesamiento de esta acción por parte del Fiscal Especial Smith viola dos pilares estructurales de nuestro esquema constitucional: el papel del Congreso en el nombramiento de funcionarios constitucionales y el papel del Congreso en la autorización de gastos por ley", concluyó.

La decisión marcó otra exitosa victoria legal para Trump, luego del fallo del 1 de julio de la Corte Suprema de Estados Unidos de que, como expresidente, disfrutaba de inmunidad procesal por muchas de sus acciones en el cargo.

Es probable que los fiscales apelen el fallo. En otros casos, los tribunales han confirmado repetidamente la capacidad del Departamento de Justicia de Estados Unidos para nombrar abogados especiales para manejar ciertas investigaciones políticamente sensibles.

Smith también está procesando a Trump en un tribunal federal de Washington por sus intentos de anular las elecciones de 2020, pero sus abogados no han presentado una impugnación similar al fiscal especial en ese caso.

En el caso de los documentos, Trump fue acusado de retener intencionalmente documentos confidenciales de seguridad nacional en su club social Mar-a-Lago después de dejar el cargo y de obstruir los esfuerzos del gobierno para recuperar el material.

"Esta desestimación de la acusación ilegal en Florida debería ser sólo el primer paso, seguido rápidamente por la desestimación de TODAS las cacerías de brujas", dijo Trump en su plataforma Truth Social.

El expresidente se enfrentaba a 31 cargos de "retención intencionada de información de defensa nacional", cada uno de los cuales se castigaba con hasta 10 años de prisión.

El Departamento de Justicia no se ha pronunciado aun sobre el fallo.

Historia de atentados contra presidentes y candidatos en EEUU

El presidente Ronald Reagan, en el atentado del 30 de marzo de 1981 en Washington, DC. (AP/Ron Edmonton)
El presidente Ronald Reagan, en el atentado del 30 de marzo de 1981 en Washington, DC. (AP/Ron Edmonton)

Desde 1776 al presente, ha habido varios atentados contra presidentes y candidatos en Estados Unidos. Ronald Reagan sobrevivió un ataque en 1981, y George W. Bush sobrevivió en la república de Georgia cuando una granada, arrojada en su dirección, no explotó.

Getting your Trinity Audio player ready...

En la historia de Estados Unidos, ha habido múltiples casos de violencia política contra presidentes, expresidentes y candidatos presidenciales.

Abraham Lincoln fue el primer presidente en ser asesinado, disparado por John Wilkes Booth el 14 de abril de 1865, mientras él y su esposa, Mary Todd Lincoln, asistían a una representación especial de la comedia "Nuestro primo americano" en el Teatro Ford de Washington.

Lincoln fue llevado a una casa al otro lado de la calle del teatro para recibir tratamiento médico después de recibir un disparo en la parte posterior de la cabeza. Murió a la mañana siguiente. Su apoyo a los derechos de los negros ha sido citado como un motivo detrás de su asesinato.

Booth fue asesinado a tiros el 26 de abril de 1865, después de que lo encontraran escondido en un granero cerca de Bowling Green, Virginia.

James Garfield fue el segundo presidente en ser asesinado, seis meses después de asumir el cargo. Caminaba por una estación de tren en Washington el 2 de julio de 1881 para tomar un tren a Nueva Inglaterra cuando Charles Guiteau le disparó.

Alexander Graham Bell, el inventor del teléfono, intentó sin éxito encontrar la bala alojada en el pecho de Garfield utilizando un dispositivo que diseñó específicamente para el presidente. El presidente permaneció en la Casa Blanca durante varias semanas, pero murió en septiembre después de ser llevado a la costa de Nueva Jersey. Había ocupado el cargo durante seis meses.

Guiteau fue declarado culpable y ejecutado en junio de 1882.

William McKinley recibió un disparo después de dar un discurso en Buffalo, Nueva York, el 6 de septiembre de 1901. Estaba estrechando la mano de las personas que pasaban por una línea de recepción cuando un hombre le disparó dos tiros en el pecho a quemarropa. Los médicos esperaban que McKinley se recuperara, pero luego se produjo una gangrena alrededor de las heridas de bala.

McKinley murió el 14 de septiembre de 1901, seis meses después de iniciar su segundo mandato. Fue sucedido por el vicepresidente Theodore Roosevelt.

Leon F. Czolgosz, un desempleado de 28 años y residente de Detroit, admitió el tiroteo. Fue declarado culpable en el juicio y condenado a muerte en la silla eléctrica el 29 de octubre de 1901.

Franklin D. Roosevelt, cuando ya era presidente electo, acababa de dar un discurso en Miami desde la parte trasera de un automóvil abierto cuando se escucharon disparos. No resultó herido en el tiroteo de febrero de 1933 que mató al alcalde de Chicago, Anton Cermak.

Guiseppe Zangara fue declarado culpable y condenado a muerte.

Harry Truman se alojaba en Blair House, al otro lado de la calle de la Casa Blanca, en noviembre de 1950 cuando dos hombres armados irrumpieron en la casa.

Truman no resultó herido, pero un policía de la Casa Blanca y uno de los asaltantes murieron en un intercambio de disparos. Otros dos policías de la Casa Blanca resultaron heridos.

Oscar Callazo fue detenido y condenado a muerte. En 1952, Truman conmutó la sentencia por cadena perpetua. Fue liberado de prisión en 1979 por el presidente Jimmy Carter.

John F. Kennedy fue asesinado en Dallas en noviembre de 1963. Fue sucedido por el vicepresidente Lyndon B. Johnson, quien prestó juramento en una sala de conferencias a bordo del Air Force One. Es el único presidente que jura el cargo en un avión.

Horas después del asesinato, la policía arrestó a Lee Harvey Oswald, quien fue asesinado dos días después por el dueño de un club nocturno de Dallas, Jack Ruby, cuando el detenido era trasladado.

Gerald Ford se enfrentó a dos intentos de asesinato en cuestión de semanas en 1975 y no resultó herido en ninguno de los dos incidentes.

En el primer intento, Ford se dirigía a una reunión con el gobernador de California en Sacramento cuando la discípula de Charles Manson, Lynette "Squeaky" Fromme, se abrió paso entre una multitud en la calle, sacó una pistola semiautomática y apuntó a Ford. El arma no fue disparada.

Fromme fue condenada a prisión y liberada en 2009.

Fue 17 días después cuando otra mujer, Sara Jane Moore, confrontó a Ford afuera de un hotel en San Francisco. Moore disparó un tiro y falló. Un transeúnte la agarró del brazo mientras intentaba hacer un segundo disparo.

Moore fue enviada a prisión y liberada en 2007.

Ronald Reagan salía de un discurso en Washington, D.C., y caminaba hacia su caravana cuando fue baleado por John Hinckley Jr., que estaba entre la multitud.

Reagan se recuperó del tiroteo de marzo de 1981. Otras tres personas resultaron heridas, incluido su secretario de prensa, James Brady, quien quedó parcialmente paralizado como resultado.

Hinckley fue arrestado y confinado en un hospital psiquiátrico. En 2022, fue liberado.

George W. Bush asistía a un mitin en Tiflis en 2005 con el presidente georgiano Mikhail Saakashvili cuando le lanzaron una granada de mano.

Ambos hombres estaban detrás de una barrera a prueba de balas cuando la granada, envuelta en tela, cayó a unos 100 pies de distancia, pero no explotó y nadie resultó herido.

Vladimir Arutyunian fue declarado culpable y condenado a cadena perpetua.

El expresidente Theodore Roosevelt recibió un disparo en Milwaukee en 1912 mientras hacía campaña para regresar a la Casa Blanca.

Roosevelt había servido previamente dos mandatos como presidente y se postulaba nuevamente como candidato de un tercer partido, el Bull Moose Party.

Los papeles doblados y un estuche metálico de gafas en el bolsillo de Roosevelt aparentemente mitigaron el impacto de la bala y no resultó herido de gravedad.

John Schrank fue arrestado y pasó el resto de su vida en hospitales psiquiátricos.

Robert F. Kennedy buscaba la nominación presidencial demócrata cuando fue asesinado en un hotel de Los Ángeles, momentos después de dar su discurso de victoria por ganar las primarias de California de 1968.

Kennedy era senador por Nueva York y hermano del presidente John F. Kennedy, quien había sido asesinado cinco años antes. Otras cinco personas resultaron heridas en el tiroteo.

Sirhan Sirhan fue declarado culpable de asesinato en primer grado y condenado a muerte. Eso fue conmutado por cadena perpetua, donde Sirhan permanece después de que su última petición de liberación fuera denegada el año pasado.

George Wallace buscaba la nominación presidencial demócrata cuando le dispararon durante una parada de campaña en Maryland en 1972, un incidente que lo dejó paralizado de la cintura para abajo.

Wallace, el gobernador de Alabama, era conocido por sus puntos de vista segregacionistas, a los que más tarde renunció. Arthur Bremer fue declarado culpable del tiroteo y sentenciado a prisión. Fue liberado en 2007.

Los presidentes y candidatos a la presidencia que fueron víctimas o el objetivo de atentados, desde 1776 hasta el incidente del sábado pasado en Pensilvania contra el candidato republicano, Donald Trump:

ABRAHAM LINCOLN, el 16º presidente

JAMES GARFIELD, el 20º presidente

WILLIAM McKINLEY, el 25º presidente

FRANKLIN D. ROOSEVELT, el 32º presidente

HARRY TRUMAN, el 33º presidente

JOHN F. KENNEDY, el 35º presidente

GERALD FORD, el 38º presidente

RONALD REAGAN, el 40º presidente

GEORGE W. BUSH, el 43º presidente

THEODORE ROOSEVELT, candidato presidencial

ROBERT F. KENNEDY, candidato presidencial

GEORGE C. WALLACE, candidato presidencial

(Información basada en una nota de AP)

Activistas cubanos condenan atentado contra Donald Trump y la reacción de Díaz-Canel

El candidato a la presidencia Donald Trump, tras el atentado del 13 de julio de 2024. (AP/Gene Parker).
El candidato a la presidencia Donald Trump, tras el atentado del 13 de julio de 2024. (AP/Gene Parker).

Miembros de la sociedad civil cubana lamentan el atentado en Estados Unidos, y recuerdan que en Cuba la violencia política es una herramienta clave del Estado

Getting your Trinity Audio player ready...

Tras el atentado del sábado al expresidente Donald Trump en un acto de campaña en Pensilvania, miembros de la sociedad civil cubana dieron a Martí Noticias su opinión sobre el suceso.

“Es un episodio de desestabilización global, pero sobre todo hay que celebrar que no tuvo éxito y, por otra parte, no hay dudas de que Trump es un líder de una gran mayoría del pueblo norteamericano y con este atentado se estaba buscando descabezar ese liderazgo y lastimar, digamos las certezas políticas de esa parte del pueblo norteamericano”, indicó el historiador, cineasta y periodista independiente, Boris González Arenas.

También mencionó la reacción de Miguel Díaz Canel, quien escribió en X que "como víctimas de atentados y terrorismo durante 65 años, Cuba ratifica su posición histórica de condena a toda forma de violencia".

“Él no rechaza el atentado, como persona, no lo rechaza. Habla de la ratificación de Cuba- él no es Cuba- de la posición histórica y condena contra toda forma de violencia. Pretende encubrir la violencia de Estado que el castrismo ha tenido por 60 años fingiéndose víctima”, subrayó González Arenas.

Díaz Canel también se valió del suceso para criticar "el negocio de las armas y la escalada de violencia política en EEUU" que, aseguró "propician incidentes como el que ha tenido lugar este sábado en ese país".

“Ataca la legalidad de la utilización de armas en los Estados Unidos. Para los que defendemos el derecho de las personas a portar armas, con todas las salvedades que ese derecho debe de tener, siempre hay que recordar que el uso de armas en Cuba ha sido desde el año 59, merced de la prohibición de armas, un monopolio del Estado y el Estado lo ha sabido usar para lastimar a otros países y también para lastimar a nuestro país”, recalcó el historiador que calificó el mensaje del gobernante cubano como desacertado.

“Dos días atrás se cumplió el tercer aniversario del asesinato de Diubis Laurencio baleado por la policía comunista en el barrio de La Güinera”, recordó.

El 12 de julio de 2021, Diubis Laurencio perdió la vida a manos de un agente policial durante las protestas civiles acontecidas ese día. Fue el único muerto en las manifestaciones reconocido por el régimen.

“Todavía el policía no ha purgado su condena", subrayó González Arenas.

El analista político e historiador Manuel Cuesta Morúa también condenó en los más duros términos el atentado destacando que “no hay forma de vida política civilizada allí donde prima la violencia”.

“La crítica desde el gobierno cubano me parece incoherente. Siento que condenar un atentado a una figura política de alto perfil siempre sienta cómodo para todos los gobiernos, incluidos esos gobiernos que animan la violencia política al interior de sus países”, apuntó Cuesta Morúa.

Medios estatales de la isla divulgaron el mensaje del mandatario cubano, que aprovechó la ocasión para traer a colación la violencia en el país norteño.

“Desde el gobierno cubano creo que no es coherente ni consistente una crítica a la violencia política porque el gobierno cubano está montado sobre la violencia política. Fue la violencia política directa o indirecta la que mató a Oswaldo Payá Sardiñas, es violencia política la que se ejerce contra los presos políticos, violencia política la que se ha ejercido durante años contra activistas de derechos humanos, en la retórica, en los actos, en la actitud y también a través del uso de la ley”.

“Cuba es un país, desafortunadamente, donde la violencia política forma parte del ADN de la política del Gobierno”, recalcó el activista.

Trump pide unidad nacional; Biden declara que aumentará medidas de seguridad en torno a la Convención Nacional Republicana

El expresidente Donald Trump, tras el atentado del 13 de julio de 2024. (AP/Evan Vucci).
El expresidente Donald Trump, tras el atentado del 13 de julio de 2024. (AP/Evan Vucci).
Getting your Trinity Audio player ready...

En una publicación en las redes sociales temprano este domingo, Donald Trump agradeció "a todos por sus pensamientos y oraciones de ayer, ya que solo Dios impidió que sucediera lo impensable".

Horas después, a las 2 pm de la tarde, el presidente Joe Biden habló ante la nación sobre los sucesos. Confirmó que pudo conversar con Trump, y que está revisando las medidas de seguridad que no frenaron al agresor a tiempo.

Biden agregó que ha ordenado medidas mayores de protección en torno a la Convención Nacional Republicana, que comienza sus sesiones este lunes. Además, dijo que estaba orando por los lesionados y el hombre (identificado como Corey Comperatore por el gobierno de Pensilvania) que falleció de un balazo mientras protegía a su familia en el mitin del candidato republicano.

"No tendremos miedo, sino que permaneceremos firmes en nuestra fe y desafiantes frente a la maldad", dijo Trump en su mensaje.

"Nuestros pensamientos están con las otras víctimas y sus familias", afirmó Trump. “Estamos orando por la recuperación de aquellos que resultaron heridos, y vamos a mantener en nuestros corazones la memoria del ciudadano que fue asesinado tan horriblemente".

"En este momento”, agregó, “es más importante que nunca que nos mantengamos unidos y mostremos nuestro verdadero carácter como estadounidenses, permaneciendo fuertes y decididos, y no permitiendo que el mal gane".

Mientras tanto, el presidente del Comité Nacional Republicano, Michael Whatley, dijo que las autoridades están trabajando para garantizar la seguridad en la convención que se lleva a cabo en la ciudad de Milwaukee esta semana.

“No sentimos muy bien trabajando con el Servicio Secreto. Estamos coordinando con 40 agencias policiales para asuntos de seguridad”, dijo Whatley el domingo al programa Fox News Sunday.

En la convención, los delegados del Partido Republicano tienen previsto formalizar la candidatura de Trump para las elecciones presidenciales que se realizarán en noviembre.

Además, Trump ha dicho que anunciará a su vicepresidente en su discurso ante sus partidiarios. Uno de los políticos que ha estado considerando para el cargo es el cubanoamericano Marco Rubio, senador por la Florida.

Cargar más

XS
SM
MD
LG