Enlaces de accesibilidad

Piden congelar vuelos a Cuba hasta que devuelvan a fugitivos


La Habana prometió a la Administración Bush que no recibiría a nuevos fugitivos de la justicia de EEUU, como Joanne Chesimard, filmada aquí en las calles de La Habana.

Colegas del patrullero muerto por Joanne Chesimard en Nueva Jersey en 1973 se oponen a que el estado permita operar vuelos a la isla hasta que la asesina convicta del agente Werner Foerster sea entregada por Cuba a EEUU.

Un grupo de la Policía Estatal de Nueva Jersey está instando al Departamento de Transporte de Estados Unidos a
no reanudar los vuelos regulares de las aerolíneas estadounidenses a Cuba hasta que sea devuelta Joanne Chesimard.

La dependencia federal está recogiendo propuestas y comentarios sobre la restauración de los vuelos regulares a la isla.

Pero el diario USA Today reporta que el presidente de la Organización Fraternal de los Policías Estatales de Nueva Jersey, Christopher Burgos, se opuso a la reanudación de los vuelos en una carta fechada el 17 de febrero, hasta que decenas de fugitivos refugiados en Cuba sean entregados a la justicia de Estados Unidos.

"Nos oponemos firmemente a cualquier solicitud o aprobación a United Airlines, o a cualquier otra línea aérea del permiso para utilizar aeropuertos de la Autoridad Portuaria de Nueva Jersey en vuelos de ida y vuelta a un país como Cuba, que ha dado una bofetada pública a todos los estadounidenses con su política de mantener a fugitivos de Estados Unidos lejos y a resguardo de la justicia estadounidense", escribió Burgos.

Joanne Chesimard, quien adoptó el nombre de Assata Shakur, fue declarada culpable en 1977 de matar al patrullero estatal Werner Foerster el 2 de mayo de 1973, cuando él y un compañero detuvieron el auto en que viajaban ella y otros dos miembros del Ejército Negro de Liberación en la autopista.

Funcionarios del FBI despliegan carteles al anunciar en mayo 2013 una recompensa de $1 millón por información que conduzca a la captura de Joanne Chesimard.
Funcionarios del FBI despliegan carteles al anunciar en mayo 2013 una recompensa de $1 millón por información que conduzca a la captura de Joanne Chesimard.

Chesimard era buscada, entonces, por su participación en varios delitos, entre ellos el robo a un banco, según la Oficina Federal de Investigaciones (FBI), que la mantiene en su lista de "Los 10 terroristas más buscados" y ofrece un $1 millón por su captura.

Ella y sus cómplices abrieron fuego contra los agentes del orden, y Foerster fue herido y luego rematado con su propia pistola a quemarropa, según el FBI.

Chesimard fue condenada a cadena perpetua, pero escapó de la cárcel en 1979 y en 1984 reapareció en Cuba, donde vive desde entonces.

La Cámara y el Senado del estado aprobaron por unanimidad sendas resoluciones en1998 para exigir a Cuba que entregue a Chesimard a Estados Unidos.

Otros fugitivos de la justicia estadounidense que según indicios residen en Cuba son:

Víctor Manuel Gerena, una de las 10 personas más buscadas por el FBI.
Víctor Manuel Gerena, una de las 10 personas más buscadas por el FBI.

Víctor Manuel Gerena, a quien el FBI incluyó en su lista de los más buscados, con una recompensa de $1 millón. Está relacionado con el robo a mano armada en 1983 de $7 millones de la compañía Wells en Connecticut para el grupo terrorista puertorriqueño Macheteros.

Cheri Laverne Dalton, conocido como "Nehanda Abiodum", por cuya captura el FBI pagaría una recompensa de $100.000. Se le acusa de robar $1.6 millones de un furgón blindado en 1981; murieron dos policías y un guardia de seguridad.

William Guillermo Morales, víctima de su propia bomba.
William Guillermo Morales, víctima de su propia bomba.

William "Guillermo" Morales, quien es buscado por el FBI con una recompensa de $100.000. Escapó para evitar su enjuiciamiento por cargos de que fabricaba bombas para los Macheteros

La Casa Blanca ha dicho que la devolución de los fugitivos por Cuba se abordará en el contexto más amplio de la normalización de las relaciones bilaterales. Funcionarios de los dos países sostuvieron asuntos judiciales y policiales el 9 de noviembre en Washington y se esperan más reuniones en la primera mitad de este año.

El secretario de Transporte Anthony Foxx firmó un acuerdo con su homólogo cubano el 16 de febrero en La Habana, para permitir hasta 110 vuelos diarios regulares desde Estados Unidos a Cuba.

Los vuelos programados podrían comenzar este otoño boreal, después que el Departamento revise las propuestas de compañías rivales para optar por 20 vuelos iniciales a La Habana y otros 10 a otros nueve aeropuertos internacionales en la isla.

Las solicitudes se reciben hasta el 2 de marzo.

Tu opinión

Mostrar los comentarios

XS
SM
MD
LG